Política

El Gobierno reforzará la ayuda social y los controles de precios en el Conurbano para lograr un mayor acatamiento de la cuarentena

En una estrategia tendiente a dar cumplimiento estricto en los barrios a la cuarentena obligatoria para mitigar el avance del coronavirus, el Gobierno decidió reforzar la ayuda social en el conurbano bonaerense y aumentar la capacidad de atención de los Comités de Emergencia Social en todos los municipios.

A lo largo de una reunión con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y parte del equipo de la Jefatura de Gabinete, los intendentes del Conurbano y dirigentes de movimientos sociales elevaron un reclamo al Ejecutivo para establecer una llegada más rápida y eficaz de la ayuda social si se quiere mantener a rajatabla el aislamiento social previsto para frenar los contagios de la COVID-19.

De esta manera, se acordó aumentar la presencia de los Comité de Emergencia en todos los municipios del Conurbano, aceitar la articulación entre la ayuda alimentaria del Estado y la labor de movimientos sociales o las iglesias y reforzar los controles de pecios de la canasta alimentaria ya que en algunos comercios se disparó el precio de determinados productos básicos.

“Esto tiene que ser dinámico y flexible para atender la situación. Tenemos que ver dónde estamos, qué nos falta y qué vamos a dejar para después de la crisis de la pandemia”, dijo Arroyo al iniciar la reunión. También planteó la necesidad de fortalecer y crear –donde aún no hay– los comités locales, con amplitud. Así, en lo que fue la segunda reunión de Desarrollo Social con intendentes en menos de 15 días, se acordó que habrá una mayor presencia de esos Comités de Emergencia en los barrios vulnerables para que los alimentos, las viandas en las escuelas y los programas sociales lleguen a tiempo.

Arroyo reiteró lo que planteó ayer en Diputados: que desde que estalló la pandemia y se exigió cuarentena a la población, el Estado pasó a atender de 8 a 11 millones de personas en los comedores. A las personas a las que siempre les llegaba la ayuda social se les sumó aquella población que hace changas o trabajo informal pero que ahora no puede salir de sus casas.

“Fue una reunión muy constructiva donde vemos que es necesaria la articulación del Estado con los movimientos sociales y las iglesias en medio de la emergencia”, expresó a Infobae Fernando “Chino” Navarro, secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias de Jefatura de Gabinete.

Mercado Central, La Matanza. REUTERS/Agustín Marcarian
Mercado Central, La Matanza. REUTERS/Agustín Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

Hubo, en este sentido, algunos intendentes bonaerenses que se quejaron porque la ayuda alimentaria no está llegando rápido a los barrios y destacaron la necesidad de que el Estado refuerce los controles de precios de alimentos en la canasta básica en los comercios ante precios elevados de productos básicos.

En rigor, este tema de la inflación en productos de la canasta básica es un eje de la crisis que preocupa al Gobierno ya que a los sectores vulnerables les resulta muy complicado quedarse en sus casas para cumplir con la cuarentena y al mismo tiempo comprar alimentos más caros con la tarjeta Alimentar que dispensa el Estado.

De hecho, Alberto Fernández habló en los últimos días de los especuladores que se avivan en tiempos de crisis y remarcan precios. No descartan en el Gobierno medidas más rígidas para el control de precios en los barrios. Eso lo evalúan en el Ministerio de Producción que lidera Matías Kulfas.

Gildo Onorato, del Movimiento Evita, destacó a Infobae que “hace falta una mejor articulación del Estado con los movimientos sociales y las iglesias porque en un momento de aislamiento social muchas veces hay dificultades para que lleguen los alimentos a las personas a las que se les pide aislamiento por el coronavirus”.

Entre los intendentes que estaban presentes en el Ministerio de Desarrollo Social se vio a Juan Zabaleta (Hurlingham), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jaime Méndez (San Miguel), Gustavo Menéndez (Merlo), Julio Garro (La Plata) y Néstor Grindetti (Lanús).

Estaban también los dirigentes del Movimiento Evita, Barrios de Pie, CETEP, de Aciera, David Benítez y Patricia Robledo de Cáritas, Martin Cagnoli de Red Solidaria, Cachorro Godoy de ATE, el diputado Federico Fagioli (MP La Dignidad) y Juan Vitta (Frente Barrial CTA), entre otros.

Seguí leyendo:

Coronavirus en la Argentina: el Gobierno avanzó en la adquisición de 200 mil test rápidos y 1 millón de reactivos PCR

El gobierno porteño espera un aumento de casos en abril y un pico a mediados de mayo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar