Política

Coronavirus: Casación rechazó un pedido de prisión domiciliaria que hizo Ricardo Jaime

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna) ((Maximiliano Luna)/)

La Sala de Feria de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un recurso presentado por Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, quien había solicitado su excarcelación por temor a ser afectado en la cárcel por el coronavirus.

Jaime también había pedido que cesara su prisión preventiva que fue extendida por el Tribunal Oral Federal 6 que lo juzga por varios hechos de corrupción entre ellos su enriquecimiento ilícito mientras fue secretario de Transporte entre 2003 y 2009. Jaime está detenido con prisión preventiva en la cárcel de Ezeiza desde el 2 de abril de 2016. Pero al mismo tiempo está preso porque tiene confirmada por Casación la condena por su responsabilidad en la Tragedia de Once. Y por otros dos casos de corrupción entre los que se encuentra el haber confesado recibir coimas de empresarios a los que debía controlar. La pena conjunta que tiene que cumplir Jaime es de ocho años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Es decir que si le hubieran aceptado el pedido de cese de la prisión preventiva en el caso de enriquecimiento ilícito, Jaime no recuperaría la libertad.

Los jueces de Casación Mariano Borinsky y Daniel Petrone rechazaron los pedidos de Jaime quien apeló ante esa cámara las denegatorias resueltas por el Tribunal Oral Federal 6 donde además de ser juzgado por enriquecimiento ilícito se lo acusa por la compra de trenes chatarra en España y Portugal. En la resolución publicada en el Centro de Información Judicial (CIJ) los camaristas de Casación reseñaron el fallo del TOF 6 por el cual rechazaron el fin de la prisión preventiva para Jaime. Allí se señalaba que la posibilidad finalización de la preventiva de Jaime “implica un aumento del riesgo procesal de fuga y entorpecimiento del proceso la posible amenaza de pena que podría recaer sobre el nombrado, teniendo en cuenta su situación judicial global, de la cual se desprende que en caso de recaer condena en estas actuaciones, la misma podría no ser de ejecución condicional”.

El TOF 6 había dicho también que el rechazo al fin de la preventiva “no se basa únicamente en la expectativa de la pena del ilícito que se les reprocha sino que se encuentra respaldado en otras circunstancias objetivas relativas a las condiciones personales de los encausados [en alusión a Jaime y otro consorte de causa], en tanto son imputados de delitos de gran significancia económica y de corrupción”. Para reforzar la condición de peligro de entorpecimiento de la investigación -otra de las causales para mantener la prisión preventiva de un acusado- los jueces recordaron que Jaime fue condenado por robar pruebas de un allanamiento realizado en el año 2010 en la causa en la que ahora está en juicio por enriquecimiento ilícito.

El pedido de la defensa oficial de Jaime -quien desde este año dejó de tener abogados particulares- para que le dieran el arresto domiciliario por la situación generada por el coronavirus, señalaba que el ex funcionario tiene 65 años y algunos inconvenientes de salud propios de la edad. La defensa de Jaime manifestó que el ex secretario de Transporte padece “hipertensión y problemas cardíacos y respiratorios” por lo que forma parte del principal grupo de riesgo en épocas de coronavirus. La Casación rechazó el pedido y ordenó al TOF 6 “que disponga que la Unidad Carcelaria donde Ricardo Raúl Jaime se encuentra detenido, arbitre los medios necesarios tendientes a dar cumplimiento y extremar las medidas de prevención, salud e higiene”.

En diferentes resoluciones Borinsky, Petrone y el camarista Juan Carlos Gemignani, resolvieron rechazar los pedidos de excarcelación por cuestiones sanitarias presentados por otros condenados por la Tragedia de Once. La Casación rechazó las solicitudes de los empresarios Claudio Cirigliano, Jorge Álvarez y del maquinista Marcos Córdoba. Durante los últimos cuatro días la Sala de Feria de Casación firmó 65 fallos. Los jueces trabajaron a distancia para adaptarse a tiempos de pandemia.

Seguí leyendo:

Luis D’Elía quedó internado con fiebre en un sanatorio porteño y con prisión domiciliaria “transitoria” por el coronavirus

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar