Deportes

Por qué Jordan se negó a que las entrevistas para su documental fueran grabadas en su casa

A más de dos décadas del último campeonato de la NBA que conquistó Michael Jordan junto a los míticos Chicago Bulls, la serie documental que se estrenó hace ya varias semanas en los Estados Unidos y el resto del mundo ya es un éxito. Con históricos números de audiencia, los primeros seis capítulos marcaron diferentes puntos en la carrera de uno de los atletas más relevantes en la historia del deporte.

Con un repaso por el nacimiento de la figura de Jordan en su infancia, sumado al de otras estrellas de la NBA y de aquellos Bulls como Scottie Pippen y Dennis Rodman, la película se centra en la última temporada victoriosa de Chicago, la 97-98 que terminó con el sexto anillo de campeón para una franquicia que marcó una era en la liga más famosa del básquet del mundo.

Como actor protagónico de la historia, Jordan accedió a mostrar las más de 10.000 horas de grabación que se tomaron hace más de dos décadas de la intimidad de su equipo. Y además más de un centenar de notas que se realizaron para el documental, MJ fue entrevistado en tres ocasiones. A pesar de que en un primer momento se dijo que los mano a mano con el director Jason Hehir habían sido en su residencia en la Florida, fue el hombre a cargo de liderar The Last Dance el que se encargó de confirmar que no visitó la mansión del histórico 23.

“Hay ciertos aspectos de su vida que quiere mantener en privado”, dijo Hehir en diálogo con el sitio web estadounidense Insider, confirmando que fue Jordan el que se negó a que las grabaciones fuera en su fastuosa casa.

¿Qué tuvo que hacer Hehir para encontrar una locación donde filmar los relatos del seis veces campeón de la NBA? “Busqué lugares en los que parecía que Michael podría vivir. Sabía cómo era su casa real y sabía que se trataba de un tipo rico que tenía ciertos gustos, así que queríamos algo que combinara con eso”, contó Hehir.

Michael Jordan junto a Rodma, Pippen y Phil Jackson, claves en el segundo tricampeonato de los Bulls
Michael Jordan junto a Rodma, Pippen y Phil Jackson, claves en el segundo tricampeonato de los Bulls (Sue Ogrocki/)

En ese mismo sentido, el director de The Last Dance dio su opinión sobre el por qué Jordan prefirió mantener la intimidad de su hogar. “Simplemente no quería que la gente viera todo eso. Lo respeté, así que nunca lo presioné”.

Una vez que Michael le comunicó que no daría su casa como set de filmación, Hehir se puso a buscar casas por la zona cercana a la residencia Jordan, ubicada en Júpiter. El primer lugar fue una mansión alquilada por la producción y las dos restantes fueron propiedades de amigos personales de los productores a cargo del documental. “Los sorprendería lo rápido que la gente abre sus puertas cuando uno pregunta: ‘¿Puede Michael Jordan venir y ser entrevistado en su casa?’”, dijo Hehir.

Es importante destacar que la nueva mansión de Jordan, la que comparte con su esposa Yvette Prieto, se encuentra en el complejo de golf The Bear’s Club, una comunidad cerrada que cuenta con un campo creado por Jack Nicklaus, una leyenda del deporte. La mansión de 1,2 hectáreas de Michael se compone de 18 secciones, entre ellas 11 habitaciones y un centro de entrenamiento completo con una cancha de básquet.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El día que Juan Espil le hizo una bandeja en la cara a Michael Jordan y recibió el elogio de Magic Johnson: “Fue la mejor jugada de mi carrera”

Así forjaron Jordan y Kobe una relación de “hermanos” y el dato estremecedor sobre la muerte de Bryant relacionado al documental

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar