Política

Reanudarán el juicio por enriquecimiento ilícito en el que está imputado Ricardo Jaime

El Tribunal Oral Federal 6 anunció que el 3 de agosto a las 15 se reanudará el juicio oral y público en el que se trata de determinar si Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, se enriqueció ilícitamente mientras fue funcionario nacional.

El juicio había comenzado en abril de 2019 y se había suspendido por la pandemia de coronavirus. Luego de varias idas y vueltas, finalmente se retoma el debate a partir de lunes próximo. Así lo hicieron saber los jueces del Tribunal Oral Federal 6 (TOF 6) mediante un comunicado publicado en el Centro de Información Judicial (CIJ) a través del que convocaron a inscribirse vía remota al público que desee presenciar el juicio que tendrá formato virtual.

El TOF 6 está integrado por los jueces Fernando Canero, José Martínez Sobrino y Julio Panelo. Como cuarto juez interviene Ricardo Basílico.

El caso de Jaime se inició en 2008. Fue acusado por el fiscal Carlos Rívolo y procesado por el juez Sebastián Casanello en 2014 muchos años antes de que dirigentes kirchneristas comenzaran a usar la palabra lawfare para hablar de procesos judiciales por corrupción.

En 2015, antes del cambio de gobierno Jaime confesó haber cobrado coimas de dos empresarios a los que debía controlar mientras había sido funcionario público. Ya lo habían condenado además por robar pruebas en un allanamiento en la causa de enriquecimiento ilícito.

En 2015 también fue condenado por su responsabilidad en la Tragedia de Once. En 2016 fue detenido con prisión preventiva por el juez Julián Ercolini cuando lo llamó a indagatoria por la causa de la millonaria compra de trenes chatarra en España y Portugal. En tanto en 2018 la Casación rechazó el recurso extraordinario contra su sentencia por la Tragedia de Once y comenzó a cumplir la pena igual que otros de los imputados en el caso del choque del tren.

En el juicio por enriquecimiento están imputados varios testaferros de Jaime. Entre ellos familiares e integrantes del círculo de negocios que se favoreció de su posición en la secretaría de Transporte. Entre los testaferros se hallan su hija Julieta, su ex mujer Silvia Reyss y el ex asesor en la secretaría de Transporte Manuel Vázquez, quien se encuentra con prisión domiciliaria.

El juicio se reanudará para dilucidar el origen de uno de los tantos bienes que para la Justicia, Jaime compró a través de testaferros con dinero proveniente de coimas recibidas para que los empresarios del transporte hicieran grandes negocios.

En la audiencia del próximo lunes dos testigos serán interrogadas por la fiscal Gabriela Baigún sobre la historia del hotel Saint Tropez en la ciudad cordobesa de Carlos Paz en la que Jaime tiene intereses.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

La relación de aquel hotel con Jaime fue revelada por el diario Clarín hace una década. El hotel fue manejado por Julieta Jaime, una de las tres hijas del ex funcionario que está preso en la cárcel de Ezeiza. Ese hotel estaba a nombre de una sociedad llamada Lago Azul. Esa sociedad tenía domicilio en la casa de la hija de Jaime. Y esa sociedad era de dos ejecutivos de la empresa de Néstor Otero quien debía ser controlado por Jaime porque tenía la concesión-y aun tiene- de la Terminal de Ómnibus de Retiro. Los acusados de testaferros de Jaime vinculados a Otero –que quedó fuera del juicio- son Alfredo Pielach y Lisandro López. Los investigadores no descartan que el hotel haya sido otra de las coimas –varias comprobadas- que Otero le pagó a Jaime. Y que además el hotel sirviera para lavar dinero proveniente de la corrupción.

En la audiencia virtual del lunes declararán como testigos una contadora vinculada con Lago Azul y una dueña anterior del hotel que manejaba la familia Jaime al menos hasta que esa situación se hizo pública en 2010.

El juicio no solo abarca el capítulo del enriquecimiento ilícito del Jaime, un delito por el que fue procesado por Casanello en 2014 cuando gobernaba Cristina Fernández de Kirchner.

En el mismo juicio oral y público se debaten otros tres casos. El primero –cuyos testigos ya desfilaron por el TOF 6- es sobre una defraudación cometida en el ferrocarril Belgrano Cargas por la que está acusado Jaime y personas vinculadas a la empresa.

El segundo es por el uso de autos de propiedad estatal para beneficio personal por el que está acusado Jaime y ex director del OCCOVI Claudio Uberti, quien en el Caso Cuadernos admitió haber cobrado coimas y repartido durante los años que fue funcionario público.

El último de los capítulos del juicio es tal vez el más relevante desde el punto de vista de la utilización de los fondos del estado que manejó la secretaría de Transporte cuando estuvo en manos de Jaime. Esa repartición dependía del ministerio de Planifiación que estuvo a cargo de Julio De Vido. Es por eso que tanto De Vido como Jaime deben enfrentar el juicio oral y público por la millonaria compra de trenes chatarra a España y Portugal. Se compró material rodante que buena parte no funcionaba y se sospecha que se pagaron coimas por ello.

El juicio iba lento antes de la pandemia. Se detuvo y ahora se reiniciará. Entre que comenzó el juicio y la reanudación del próximo 3 de agosto murió uno de los imputados como testaferro del ex secretario de Transporte: Daniel Jaime, uno de los hermanos del ex funcionario, falleció en Brasil el 24 de abril pasado.

Seguí leyendo:

Vilma Ibarra: “Es fundamental saber que tenemos una Justicia independiente y no parece ser la que tenemos ahora”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar