Política

Federico Delgado: “La lejanía de la Justicia no la puede arreglar ninguna ley”

Fiscal Federico Delgado 1920
El fiscal Federico Delgado

El fiscal federal Federico Delgado sostuvo este miércoles que la reforma judicial que el presidente Alberto Fernández llevó al Congreso es “interesante” porque plantea una redistribución de trabajo que repartirá el “poder” de los tribunales federales pero, por sí misma, no cree que vaya a “tener efecto”. Es que, según advirtió, hay un problema clave para la justicia y es que “más complejo que Comodoro Py: su credibilidad”.

En ese sentido, Delgado aseguró que los tribunales de Retiro, por donde pasan las causas de corrupción, son “la caja de resonancia que hace visible al sistema judicial pero no es una isla” de los problemas del resto de la Justicia. “El proyecto de reforma es un paso interesante pero que necesita de una segunda etapa, una modificación interna de la administración de justicia. Las leyes, los ciudadanos pueden cumplirlas o no. Pero la justicia argentina desarrolló la habilidad de torcer las leyes durante mucho tiempo. Hay muchas decisiones que no son ilegales pero son ilegítimas. Esto impacta en la sensación de Justicia”, afirmó.

El fiscal afirmó que “es un gran paso discutir estas cosas en el Congreso pero que necesita una discusión mucha más densa y trabajosa al interior de la Justicia, para saber cómo hacemos los trabajadores judiciales para reconciliar la ley con la justicia”. ¿Por qué? “Porque muchas veces se toman decisiones legales pero que no son justas. Ahí hay que hacer un trabajo fuerte”.

Para Delgado, la característica “de la Justicia argentina es que tiene rasgos formales muy fuertes” y entonces “se privilegia más la prolijidad del expediente que la resolución del caso concreto” y así “se aleja de los conflictos humanos”. “Eso hace que las personas sientan lejos la Justicia”, señalo. Encima “las decisiones no conforman ni al que ganó ni al que perdió. En los lugares donde hay más inseguridad, en el final de un juicio, muchas veces jueces y fiscales se tienen que escapar. Ahí es donde se manifiesta el problema cultural. La lejanía de la Justicia no la puede arreglar ninguna ley”, afirmó.

En una charla que brindó por zoom sobre el proyecto de reforma judicial, Delgado intentó explicar, en términos sencillos, en qué consiste este nuevo escenario en donde el Estado Nacional se dividiría en dos grandes fueros: uno federal para los casos penales y otro contencioso para los temas administrativos. “El núcleo más fuerte de disputa es la distribución del poder. En Comodoro Py hay 12 jueces y ahora van a tener que repartir su poder”, señaló. Esto irá acompañado de la implementación del sistema acusatorio, una ley que se votó en 2015, fue suspendida por el ex presidente Mauricio Macri por DNU y luego comenzó a implementarse “por goteo” en Jujuy y Salta con la mira a extenderse sobre el resto del país.

Federico Delgado
Federico Delgado

De esta manera, añadió Delgado, “se reducirá el poder de los jueces federales y los fiscales le sacarían poder político al Poder Judicial. Todo se concretaría en el Procurador General, que va a tener un ejército de fiscales que son quienes van a tener los casos y los presentarán ante los jueces”. A su criterio, “esto es una redistribución del trabajo judicial y del poder político” que “va a traer mucho ruido”.

Pero Delgado planteó que “el problema de la Justicia argentina es anterior a modificar este organigrama” y explicó por qué “el único capital simbólico que tiene el Poder Judicial es la palabra”. Los jueces son los que dirimen qué está prohibido y permitido y la idea de la Constitución Nacional es que lo que ellos dicen sean aceptado”. “Por eso digo, la degradación de la Justicia argentina nos ha colocado en un nivel en donde la palabra de los jueces está sospechado”.

Otro de los puntos que resaltó Delgado es que en el actual sistema "no hay rendición de cuentas específico que mida el comportamiento de cada juez y fiscal en el día a día". "Si yo a fin de año presenté cien pedidos de juicio oral y el de enfrente presentó 300 y el de al lado uno, a ninguno nos va a felicitar o retar ni nos van a preguntar por qué. Hay que trabajar para construir una institución que está muy débil, y en esa debilidad se cuelan brutales ilegalidades", se añadió.

Delgado opinó que “redistribuir el trabajo judicial es interesante y vamos a tener un poder judicial más republicano pero temo que la cuestión de hábitos y costumbres que no cambie: Comodoro Py es la caja de resonancia que hace visible al sistema judicial pero no es una isla”. Resaltó así que “en un juicio laboral una persona echada ilegalmente en su trabajo tarda 5 o 7 años en conseguir una indemnización, una quiebra demora 20 y una demanda por daños y perjuicios diez”.

Por otra parte, Delgado afirmó que sobre la reforma de la Corte Suprema “la discusión en la arena pública está enfocada en la cantidad de magistrados”, pero el problema -según observó- está en que el máximo tribunal “no tiene plazos para resolver y eso no es bueno”. “No solo porque el trabajo se acumula sino porque eso permite que se puedan manejar los expedientes que tienen que ver con algún particularismo. Eso es un problema en términos de transparencia. La Corte de Estados Unidos elabora una lista de casos a resolver y da certezas. El solo hecho de que no haya listas ni plazos genera sospechas”, opinó.

En tanto, Delgado afirmó que otro de los puntos a observar de la Corte es “que hay que reformar el modo en que los casos llegan a la Corte”. Actualmente, “solo se va a la Corte en cuestiones muy específicas, pero la Corte elaboró una nueva forma en donde se puede mirar cualquier caso y decir que la sentencia es arbitraria”. Pero, según afirmó, “es tan arbitrario que algo nos parezca arbitrario como decir que lo es”.

“Estamos discutiendo el sistema nervioso de la República. Son cuestiones muy problemáticas Hay que ser muy responsable en lo que se va a tocar. Estamos ante una nueva división del trabajo judicial y ante una comisión que va a elaborar propuestas para que el presidente pondere si elabora o no un proyecto de ley”, agregó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar