Política

Por las protestas, Río Negro suspendió la vuelta a Fase 1 y fijó una “cuarentena intermedia”

En Roca y Regina salen a protestar por las nuevas medidas sanitarias
(foto: Juan Thomes)

Finalmente, el gobierno de Río Negro desistió en su decisión de volver a la “fase 1” para contener la propagación del coronavirus en la región, que aumentó el nivel de contagios en la última semana. A raíz de la presión social y los reclamos de los intendentes, la gobernadora Arabela Carreras dispuso un esquema “intermedio” de restricciones, con la habilitación de servicios esenciales y comercios no esenciales, como delivery de take away en bares, restaurantes y confiterías.

Las autoridades rionegrinas habían anunciado la vuelta a la fase 1 de aislamiento preventivo y obligatorio, donde solo volverían a estar vigentes las actividades esenciales. Sin embargo, el anuncio generó fuertes protestas en las ciudades de Cipolletti y General Roca, con vecinos que salieron a las calles en sus autos y enarbolaron banderas argentinas y bocinazos.

Tras la fuerte reacción social, el gobierno local avanzó en una salida e hizo concesiones a los detractores de la medida ayer a la tarde, cuando aceptó la contrapuesta que recibió de parte de los intendentes del departamento roquense y la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro (Feern).

Desde hoy estará habilitado el comercio esencial y no esencial en la región del Alto Valle de Río Negro, en los 14 municipios del departamento de General Roca, en el marco de horarios limitados de ocho horas, entre las 9 y 19 de lunes a viernes. Las actividades recreativas estarán permitidas sólo viernes, sábado y domingo.

“La modalidad delivery y take away en bares, restaurantes y confiterías, regirá desde las 19 y las 22, en tanto los comercios esenciales y no esenciales podrán abrir de 9 a 14 los sábados”, señalaron las autoridades sanitarias.

El esquema regirá desde la medidanoche del 25 de agosto hasta las 24 de 1 de septiembre. “Fuera de estas actividades y horarios se mantendrán las restricciones de circulación en las ciudades, con el objetivo de bajar el nivel de contagio de COVID-19″, se aclaró.

La gobernadora confirmó un aporte de 70 millones de pesos con destino a los comercios más desfavorecidos por las medidas sanitarias, que será distribuido por el índice de coparticipación a cada ciudad. Hacia el 29 de agosto, se desarrollará un nuevo encuentro “para evaluar la situación y analizar las medidas a implementar hacia adelante.

(Infobae)

La marcha atrás del gobierno de Río Negro se dispuso después de las fuertes protestas del domingo. Uno de los portavoces del reclamo fue el intendente de Cipolletti, Claudio Di Tella, quien había propuesto “la continuidad de actividades y comercios esenciales y no esenciales entre las 9 y 16 de lunes a sábados y la autorización para salidas recreativas viernes sábados y domingos en horarios restringidos”, junto a tareas de concientización.

La intendenta de Roca, María Emilia Soria, también había rechazado la decisión de la gobernadora y le había endilgado falta de claridad “en el rumbo de la política sanitaria provincial”. “No estoy de acuerdo en que volver a fase 1 sea la solución. Hace pocos días se dispuso la habilitación a los gastronómicos y ahora se plantea avanzar hacia el otro extremo”, sostuvo en las redes sociales.

Finalmente, la propuesta de Di Tella fue avalada por la mayoría de las intendentas e intendentes, “cada uno con las particularidades de sus respectivas ciudades”, señalaron desde el gobierno.

Hace apenas dos días, Río Negro había anunciado un regreso al aislamiento restrictivo. Las autoridades habían justificado esa decisión en casi haber triplicado las unidades de terapia intensiva, que pasaron de 32 a 79. En el Alto Valle, las clínicas y sanatorios incrementaron de 67 a 99 las camas de terapia intensiva e intermedia. Ayer, la provincia tuvo 61 nuevos contagios y registró 4 fallecidos. En total, hubo 135 víctimas fatales por el coronavirus y los casos en el distrito se elevó a 4764.

“Tenemos que pensar que la gente que se contagie puede no tener una cama disponible en el hospital. Entonces la responsabilidad es de todos, de cumplir con los protocolos, para que todos puedan tener una cama”, sostuvo Rodrigo Buteler, ministro de Gobierno y Comunidad de Río Negro.

Seguí leyendo:

Preocupación por el contagio masivo de coronavirus en un geriátrico de Río Negro: murió una residente y hay 46 infectados

Río Negro: masiva protesta en General Roca y Cipolletti contra la decisión del gobierno de regresar a la fase 1 de la cuarentena

El debate sobre las mutaciones del COVID-19: del temor por más contagios, al alivio por la menor letalidad

COVID-19 y mortalidad: por qué cada vez menos pacientes mueren en unidades de cuidados intensivos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar