Política

La embajadora israelí Galit Ronen destacó los acuerdos en Medio Oriente: “Estamos muy agradecidos con Trump”

Galit Ronen embajadora de Israel
La embajadora israelí en Buenos Aires, Galit Ronen, se mostró optimista en relación a los acuerdos de Abraham firmados en Medio Oriente y en relación al vínculo bilateral con Argentina.

La embajadora israelí en Buenos Aires, Galit Ronen, celebró los acuerdos auspiciados por la Casa Blanca entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, con el objetivo de reestablecer las relaciones diplomáticas entre esas naciones de Medio Oriente.

“Israel está muy agradecida a los americanos y los “acuerdos de Trump”, como se les suele decir. Él los empujó y tuvo éxito”, destacó la enviada del gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la actividad “Acuerdo Israel-EAU: un nuevo futuro para la región”, organizada por la Fundación Apolo.

Ronen destacó el hito diplomático en Medio Oriente, y auguró que el tratado junto a EAU y Bahrein tienen un “potencial enorme” para el Golfo Pérsico, como la aprobación de vuelos en el espacio aéreo que en la actualidad no está permitido por la conflictividad en la zona. “La posibilidad es muy grande. Creo que los demás países que no firmaron van a ver que esto mejorará el nivel de vida y van a querer lo mismo para sus ciudadanos”.

En una charla junto al ex embajador argentino en Israel, Mariano Caucino, Galit Ronen se mostró optimista por el impacto de los convenios internacionales, aunque alertó que “a pesar de las sanciones y del acuerdo, Irán sigue desarrollando armas nucleares y cohetes contra Israel”.

“Nadie quiere armas nucleares contra nadie, excepto Irán. El mundo entero tiene la responsabilidad de prevenir que Irán tenga armas nucleares porque es un peligro para todo el mundo, y sobre todo para sus vecinos”, consideró.

En esa sintonía, Caucino planteó que es “cuestión de tiempo” que Arabia Saudita firme también un convenio de pacificación con Israel, y coincidió que la presencia de Irán altera la seguridad regional de países como Yemen. “Esto ha provocado para varios países que Israel no sea su enemigo, y puedan existir puntos de cooperación positivos”, planteó.

“Entre la dirigencia de los países árabes e Israel hay un grado de entendimiento importante, pero a nivel de la calle sigue siendo complicado por las guerras que hubo. Esa visión puede ser revertida con el comercio que contribuye al buen entendimiento de los pueblos”, opinó el ex embajador.

Una de las fotos en la Casa Blanca, tras la firma de los acuerdos entre Isreael, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos. En el centro de la escena, el presidente norteamericano Donald Trump. (EFE/EPA)
Una de las fotos en la Casa Blanca, tras la firma de los acuerdos entre Isreael, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos. En el centro de la escena, el presidente norteamericano Donald Trump. (EFE/EPA) (EFEI0373/)

En esa línea, la diplomática israelí consideró que incluso la opinión pública de los países árabes podría estar cambiando favorablemente hacia una postura de pacificación. “Estamos ante un cambio generacional, hay muchos que no han luchado en guerras como Yom Kippur. Los países árabes tienen una población muy joven, y están mirando como es la vida en Israel y Occidente. La mayoría de las madres no quieren que sus hijos mueran en atentados terroristas”, apuntó.

Consultada sobre si las elecciones presidenciales en Estados Unidos pueden modificar el futuro en Medio Oriente, Ronen evitó posicionarse al respecto pero confió en que “siempre hubo buenas relaciones con Israel y estoy segura que la vamos a seguir teniendo” aún si existe un recambio en la Casa Blanca. “Somos países que compartimos los mismos valores”, consideró.

La relación bilateral con Argentina

Acerca del estado de la relación bilateral con Argentina, la embajadora apuntó que a “Israel le importa la región” y que los lazos comerciales suelen dificultarse por la distancia física, aunque sí existen oportunidades al comercio vinculado a la “alta tecnología”.

“Estamos buscando formas de cooperar con Argentina”, señaló Galit Ronen, quien recordó que hubo donaciones y asistencia de parte del Estado israelí en alimentos y salud. “Tenemos que aumentar el intercambio comercial. Antes del COVID ese era mi enfoque, porque es algo en el que ganan todos y nadie pierde. Es un tema para reforzar”, agregó la diplomática.

Además, Ronen se involucró en el debate sobre los modelos de desarrollo y las estrategias de crecimiento económico que podría adoptar Argentina en el marco de la relación bilateral. En esa clave, la embajadora precisó que una salida puede existir a partir de la inversión en industrias creativas en base al modelo de Start-up nation, como suele ser calificada la propia Israel.

“Nosotros tenemos el tamaño de Tucumán, somos un país chiquito de 9 millones de habitantes. Siempre tenemos la voluntad de compartir como llegar a ser una Start-up nation, que es cultural y es algo que se puede hacer. Argentina tiene todos los commodities, les falta agregar valor con la cultura, la educación y la responsabilidad”, expresó la embajadora.

Según la visión de Caucino, el ex embajador mostró su beneplácito por el trabajo de su sucesor, Sergio Urribarri y consideró como superada la crisis diplomática que se produjo durante el gobierno de Cristina Kirchner tras el acuerdo del memorándum de Entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA.

“La relación entre Argentina e Israel es un vinculo diplomático y cultural que va más allá de los gobiernos”, sentenció Caucino.

Seguí leyendo:

La embajadora de Israel en la Argentina, Galit Ronen: "El daño económico será enorme pero lo más importante es la vida

El Pentágono prometió ayudar a Israel a mantener la superioridad militar en Medio Oriente

Israel se acerca a los 7.000 contagios diarios y debate endurecer el cierre

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar