Deportes

Un padre ausente, el desconocido paso por Boca y la cosecha de amores y odios en San Lorenzo: los polémicos y talentosos hermanos Romero

Los gemelos se separaron en 2015 y San Lorenzo los volvió a juntar (@SanLorenzo)
Los gemelos se separaron en 2015 y San Lorenzo los volvió a juntar (@SanLorenzo)

El fútbol argentino está lleno de personajes y personalidades que llaman la atención. Pero en el último tiempo, la figura de los hermanos Romero suele resaltar más que los demás. Su llegada a San Lorenzo significó una nueva ola de ilusión para los hinchas en busca de volver a estar en los primeros planos del continente. Aunque el presente no es el ideal, y además de ofrecer su habilidad han protagonizado varias polémicas, detrás de ellos existe una historia de superación constante que se edifica por encima de los amores y críticas que generan actualmente en el Ciclón de Boedo.

Un 4 de julio de 1992 en Fernando de la Mora, una localidad cercana a Asunción, María Lucía daba a luz a dos hermanos gemelos con un talento futbolístico innato. Desde sus inicios Óscar y Ángel tuvieron sólo un detalle para poder diferenciarlos rápidamente: un lunar cerca del ojo izquierdo que identifica a Ángel.

Mientras su madre estaba embarazada, su padre se marchó y nunca conocieron su paradero, por lo que no crecieron con una figura paterna. María Lucía trabajaba cerca de 12 horas diarias en la industria de la caña mientras ellos aprovechaban y pateaban en una humilde cancha a la vuelta de su casa junto a sus primos. Los gemelos fueron criados por su abuela Dora y la tía Margarita. Las tres fueron pilares fundamentales para enseñarles valores y a luchar por sus sueños. Cada vez que los futbolistas se refieren a ellas, las denominan como las “Guerreras” por la responsabilidad que asumieron en criarlos ante la ausencia de su padre.

hermanos Romero
Las encargadas de la crianza de los gemelos (@romeroteam)

“La primera vez que le vi, yo tenía 10 años, y después no le vi nunca más. En el Día del Padre, le regalo cosas a mi mamá, o a mi abuela. Pero no siento la ausencia de un padre porque nunca lo tuve”, reveló Óscar en charla con El Gráfico. Y agregó sobre el tema: “Nunca tuve esa sensación de tener un padre. Sí me dolía, obviamente, cuando veía a otros chicos que tenían una figura paterna”.

Su primer contacto serio con la pelota de fútbol fue a los siete años cuando decidieron comenzar su carrera en el Club Sport Colombia de su pueblo natal. Y el destino de los hermanos Romero cambiaría cuando durante un partido defendiendo los colores de su equipo de barrio armaron una jugada juntos que terminó con un gol de chilena de Ángel frente a los ojos de Adolfino Cañete, reconocido ojeador y ex estrella de Ferro en Argentina, quien los llevó a probarse a Boca Juniors en Argentina.

Luego de una gran presentación en el predio del Xeneize, ambos quedaron en el club. Todo iba de maravilla hasta que apareció el primer inconveniente: para poder firmar contrato necesitaban sí o sí la autorización de su padre, quien había desaparecido años atrás. Se inició una incansable búsqueda entre los familiares para poder destrabar el pase a Boca, pero luego de varios semanas nunca hubo noticias y la llegada de los Romero a Boca se terminó cayendo.

Hermanos Romero Sport Colombia
En agosto de 2020, volvieron a pisar la cancha de su primer equipo: el Sport Club Colombia (@RomeroTeam_)

Su búsqueda en Argentina recaló en San Lorenzo de Almagro, donde se tropezaron con la misma piedra y decidieron regresar a Paraguay. En ese momento apareció uno de los grandes de su país natal con intenciones de fichar a los gemelos: Cerro Porteño. Como titulares, los Romero comenzaron a destacar en cada división de las Inferiores del Ciclón de Barrio Obrero donde Óscar era quien armaba las jugadas para que Ángel, en un papel más de goleador, las finalizara a pura potencia y calidad.

“Me acuerdo de que el predio de Boca estaba en Ezeiza: nos probaron una semana y quedamos los dos. En ese momento nos dijeron que faltaba poco para empezar el torneo y que necesitaban rápido los papeles. Boca competía en liga y en AFA. En liga podíamos jugar sin estar fichados; y en AFA, no. El problema era que necesitaban la firma de mi padre para ficharnos. Y lo buscamos, lo buscamos, pero no lo pudimos ubicar. Se hizo difícil. Aguantamos un poco más jugando solo en liga y después decidimos volver, porque no íbamos a poder jugar. También estuvimos dos semanas en San Lorenzo, pero tuvimos el mismo problema. Así que volvimos a Paraguay, y Adolfino nos preguntó dónde queríamos probarnos. Como éramos hinchas, le dijimos que en Cerro Porteño. Y quedamos en la Sub 15″, explicó Óscar en primera persona.

En 2011 y a sus 18 años, llegó el día en el que los hermanos debutaron en Primera División con Leonardo Astrada como director técnico del club paraguayo. Óscar tuvo el privilegio de ser el primero, pero una semana después Ángel también hizo lo propio con gol incluido ante Sol de América. Luego de dos temporadas adaptándose al ritmo del Ciclón, lograron cumplir el sueño de salir campeones juntos del Torneo Clausura 2013 de manera invicta.

Aquel año fue soñado para los gemelos, ya que sumaron su primera estrella juntos, Ángel fue seleccionado como el mejor futbolista paraguayo en ese 2013 y, para la cereza del postre, tuvieron su primera convocatoria para la selección de su país. El objetivo de transitar la carrera codo a codo iba de manera inmejorable hasta que en 2014 tuvieron que separar caminos por primera vez.

Los Romero y su sociedad en Cerro Porteño (Infobae)

El Corinthians llegó a mediados de 2014 con el objetivo de contratar un delantero y Ángel estaba en carpeta. Luego de varias negociaciones, se acordó que el goleador iba primero a mediados de año y que Óscar se sumaba seis meses después al cuadro brasileño. Pero un cambio de dirigencia en el Timão quemó los papeles y los hermanos Romero se dividieron: el enganche aceptó la oferta de Racing a principios de 2015 y se fue a jugar a Argentina.

Poco a poco sus carreras comenzaron a alejarse y al que más le afectó fue a Ángel. Bajó considerablemente su nivel en el Corinthians y le costaba mucho asentarse en el fútbol brasileño. En consecuencia, perdió su lugar en la selección de Paraguay y el contacto con su hermano se achicaba a esporádicos chats de Whatsapp.

Por otro lado, Óscar disfrutaba más su presente en la Academia demostrando su explosividad y gambeta enamorando a los hinchas. Con un buen nivel personal, nunca quedó fuera de la nómina para defender los colores de su país y llamó la atención del Shangai Shenhua, quien lo compró a cambio de 9 millones de euros.

hermanos Romero
El momento más lejano de sus carreras: Ángel en Brasil y Óscar en China (@romeroteam)

El cuadro asiático lo cedió al Alavés de España para que sumara minutos de juego. Al mismo tiempo, Ángel comenzó a pisar fuerte en el Timao y para 2017 ya era goleador y estrella del equipo. Nuevamente, los Romero se encontraban en un gran momento y con las esperanzas de algún día volver a cumplir su sueño: que un club decidiera juntarlos para tirar paredes como en los viejos tiempos.

Y de la nada San Lorenzo, el mismo club donde se probaron de pequeños, apareció en el horizonte para cumplir el deseo de los gemelos. El primero en ser sondeado por el Ciclón de Argentina fue Ángel. que estaba a pocos meses de quedar libre. La primera negociación fue simple: sin Óscar involucrado el pase no se hacía y hasta Fernando, el tercero de los hermanos, fue quien medió en las gestiones para que todo se haga posible.

hermanos Romero
San Lorenzo cumplió el deseo y volvio a juntar a los gemelos (@romeroteam)

Con 4 millones de dólares, el cuadro del Bajo Flores adquirió el 80% de los los jugadores y los volvió a juntar bajo una misma camiseta. La noticia resonó positivamente en Paraguay, ya que para la selección es ideal que dos de sus futbolistas vuelvan a reencontrarse dentro del campo de juego. Aunque rápidamente se metieron en el corazón de los hinchas de San Lorenzo, varias polémicas alrededor de ellos dentro del vestuario dividen opiniones.

Toda la situación se hizo pública luego de una entrevista de Ignacio Piatti luego de su extraña salida del Cuervo. “No podía entender por qué estaban todos en un lado y estos dos estaban por otro lado. Nunca me había pasado, y creo que a nadie le pasó, que en un táctico quiebren a un jugador”, advirtió Nacho en charla con ESPN F90 a principios de enero, en relación a la lesión del juvenil Herrera, tras un golpe de Ángel. Y agregó: “No me acuerdo en qué partido vinieron y dijeron: ‘Muchachos, si ganamos, le damos 15 mil pesos a cada uno’. ¿Cómo? ¿Qué son ustedes? Terminó el partido y los voy a saludar: ‘Muy bien, los felicito que jugaron bien’. ‘Tomá Nacho, 15 mil pesos’. No qué 15 mil pesos, yo no quiero”.

Con Diego Dabove como entrenador, no lograron ganarse la titularidad con continuidad. Ángel tuvo más acción que Oscar, más allá de que tuvo un roce con el DT cuando lo reemplazó en la victoria ante Universidad de Chile, por la Copa Libertadores. Aún a pesar de que su imagen muchas veces quedó asociada a la polémica, por sus destellos y prestaciones sobre el césped, una parte de la hinchada de San Lorenzo los banca y opina que el futuro ganador del club es con los hermanos Romero dentro del campo de juego.

El golazo de Ángel y el festejo con su hermano (Infobae)

SEGUIR LEYENDO:

El sugestivo mensaje de la Selección de Paraguay tras los dichos de Piatti contra los hermanos Romero

Antes de firmar su contrato, Diego Dabove se refirió al futuro de los hermanos Romero en San Lorenzo

La declaración de Sebastián Domínguez sobre los hermanos Romero que provocó polémica

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar