Deportes

Bélgica busca el puntaje perfecto ante una Finlandia que quiere hacer historia en la Eurocopa

Lukaku, una de las figuras de Bélgica (Reuters)
Lukaku, una de las figuras de Bélgica (Reuters) (MAXIM SHEMETOV/)

var opta_settings = { subscription_id: "0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d", language: "es_CO", timezone: "user" }; var _optaParams = { custID: "0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d", language: "es_CO", timezone: -3, callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback] };

Bélgica busca el pleno de victorias ante una hambrienta Finlandia, que aún tiene opciones de clasificación en su primera Eurocopa de naciones. Ser primero en el Grupo B es importante, ya que eso influye no sólo en los rivales que los Diablos Rojos se encontrarán en los cruces de octavos de final, sino también en los desplazamientos, más largos si quedan segundos.

Por si había alguna duda, Roberto Martínez dispone su equipo de gala. Ya lo dijo tras la victoria ante Dinamarca: juegan desde el inicio Kevin De Bruyne y Eden Hazard y tampoco hay descanso para Romelu Lukaku. De Bruyne necesita minutos para llegar en forma a los octavos de final, aunque ante los daneses demostró que está plenamente recuperado de la lesión que sufrió en el rostro en la final de la Liga de Campones. Saltó al campo, cambió el partido y marcó el gol de la victoria. Sin él en el equipo, los belgas no hubieran remontado.

Para Hazard es una nueva oportunidad de recuperar sensaciones. Jugó 20 minutos contra Rusia y media hora en el segundo partido, no lució, pero sí se lo vio con mayor confianza a la hora de encarar. Martínez está dispuesto a esperarlo lo que haga falta, pero Bélgica en los cruces no puede permitirse más lujos. A favor tiene que su hermano, Thorgan, no viajará con el equipo, según informó el combinado belga. También vuelve Witsel, que sustituye a Dendoncker, titular en los primeros dos partidos. El medio del Borussia, que estuvo sin jugar desde enero por una lesión de tobillo, es uno de los favoritos del entrenador.

Los finlandeses ganaron sin merecerlo a los daneses, pero sí fueron acreedores de un mayor premio ante los eslavos. Defendieron bien y atacaron mucho mejor que en el primer partido. De estar más acertados Pukki y Pohjanpalo, al que le anularon un gol por un ajustado fuera de juego, otro gallo cantaría. El seleccionador finlandés, Marrku Kanerva, lo dejó claro. “Es el partido más importante en la historia del fútbol finlandés”, afirmó en rueda de prensa.

FORMACIONES:

Árbitro: Feliz Brych (GER)

Estadio: Krestovski (San Petersburgo)

POSICIONES:

RUSIA – DINAMARCA

(Reuters)
(Reuters) (WOLFGANG RATTAY/)

Con cero puntos en su casillero tras dos derrotas inmerecidas y en medio de un tobogán de emociones por el drama vivido con su estrella, Christian Eriksen, Dinamarca llegó a la última jornada sin otra opción que ganar frente a una Rusia a la que le vale un empate. Hace poco más de una semana la “Dinamita roja” llegaba en un ambiente de euforia, avalada por su buenos números (solo dos derrotas en cinco años) y por el hecho de jugar por primera vez en casa un gran torneo. Ahora se encuentra al borde del precipicio, pero si gana, puede acabar incluso segunda de su grupo.

El partido se abrió a los 38 minutos cuando el joven Damsgaard recibió en la puerta de la medialuna del área, dominó con su pierna zurda y desenfundó de derecha un remate a colocar espectacular que se clavó de un ángulo y dejó clavado al arquero Safonov.

Para entender la situación del seleccionado hay que hacer hincapié en el colapso sufrido por Eriksen en el minuto 43 contra Finlandia, con los médicos tratando de reanimarlo y sus compañeros llorando y rezando en torno a él. El partido se reanudó casi dos horas después y los finlandeses, en su único tiro a puerta, marcaron frente a un rival muy superior pese a la ansiedad. Cinco días después y en un ambiente desatado, Dinamarca se comió a Bélgica en una primera parte sobresaliente, pero acabó cediendo a la calidad de De Bruyne y Lukaku. Ningún equipo tira más en todo el torneo que Dinamarca (45 disparos), el segundo que más balones recupera. Pero eso no le ha valido para sumar siquiera un punto. “Surrealista”, ha dicho el seleccionador danés, Kasper Hjulmand.

Con Eriksen ya de alta, después de que le colocaran un desfibrilador automático, el equipo se muestra convencido de que ganará a Rusia y cuenta con que Bélgica, ya clasificada, se deshaga de Finlandia para acabar como segunda.

El homenaje a Eriksen durante el encuentro entre Dinamarca y Bélgica de la Eurocopa (REUTERS/Hannah Mckay)
El homenaje a Eriksen durante el encuentro entre Dinamarca y Bélgica de la Eurocopa (REUTERS/Hannah Mckay) (HANNAH MCKAY/)

A los rusos les vale el empate para meterse en los octavos de final como segundo, siempre que los finlandeses no derroten a los belgas, líder del Grupo B con seis puntos. No obstante, la historia dice que a los rusos no se les da bien jugar a no perder. La victoria por la mínima ante los finlandeses fue un alivio para el seleccionador ruso, Stanislav Cherchésov, muy criticado después caer con claridad ante los “diablos rojos” en la primera jornada.

Por motivos sanitarios, las autoridades danesas no han permitido viajar a los aficionados rusos, ni siquiera a los vacunados con Sputnik V, ya que ese preparado aún no ha sido autorizado por el regulador europeo.

FORMACIONES:

Árbitro: Clément Turpin (FRA).

Estadio: Parken (Copenhague)

POSICIONES:

Con información de EFE.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar