Deportes

Dolor en Nueva Chicago y el mundo del fútbol: murió el entrenador Pablo Motta

Falleció un histórico colaborador de Nueva Chicago
Murió Pablo Motta, emblema de Nueva Chicago

El fútbol argentino está de luto por la muerte de Pablo Motta, hijo del recordado Rodolfo, histórico entrenador del ascenso y de Nueva Chicago. Según informó la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino, el DT de 52 años falleció luego de contagiarse de COVID y de sufrir complicaciones renales en el Sanatorio Itoiz, de Avellaneda.

Justamente fue el club de Matadores uno de los primeros en reaccionar ante la triste noticia de la muerte de Motta. “Lamentamos informar con muchísima tristeza, el fallecimiento de Pablo Motta gran hincha, querido y respetado por todo Nueva Chicago. Acompañamos a su familia y allegados en este difícil momento”, fue el comunicado que se publicó en las redes sociales de la institución que milita en la Primera Nacional, segunda categoría del fútbol argentino.

Con el paso del tiempo, Pablo se convirtió en un emblema para Nueva Chicago al igual que su padre, que falleció hace siete años. El ex entrenador inició su carrera como DT como ayudante de campo de Hugo Zerr cuando el Torito de Mataderos logró el ascenso a la B Nacional en la temporada 1991. Tres años más tarde, los Motta se juntaron en Ferro.

Falleció un histórico colaborador de Nueva Chicago
El mensaje de Nueva Chicago por la muerte de Pablo Motta

Luego de aquella experiencia en el equipo de Caballito, Pablo y Rodolfo se mudaron a Arrecifes para dirigir a Almirante Brown de dicha ciudad en lo que por entonces era el torneo Argentina A. El siguiente paso en la carrera de Pablo también fue junto a su papá, pero esta vez en el exterior: dirigieron al Emelec, uno de los clubes con mayor tradición del fútbol ecuatoriano.

Más allá de las oportunidades que le dio el deporte, el apellido Motta quedó marcado a fuego en la historia de Nueva Chicago en 2006. Pablo y su padre lograr ascender al equipo de sus amores a la Primera División luego de superar en la final del torneo Clausura de aquel año a Belgrano de Córdoba.

La siguiente experiencia como entrenador para Pablo fue la primera en soledad. A principios de 2010 firmó para ser el DT de Atlas en la Primera D hasta que volvió al club de Mataderos para dirigir en dos ocasiones como interino (en 2013 y 2016), hasta que en 2019 volvió a sumarse al cuerpo técnico principal del equipo de la mano del relator Rodolfo De Paoli, quien lo llevó como su primer ayudante de campo.

SEGUIR LEYENDO:

El cumpleaños más inusual de Riquelme: cómo están las negociaciones por los refuerzos de Boca que dejarán su festejo en un segundo plano

Las 13 frases del padre de Nahuel Molina que golpearon con fuerza en el Consejo de Fútbol de Boca

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar