Deportes

Con Agustín Rossi otra vez como figura, el boletín de calificaciones del Superclásico por Copa Argentina entre Boca Juniors y River Plate

FORMACIONES BOCA Y RIVER
Boca y River se cruzaron por los octavos de final de la Copa Argentina

Boca y River no se sacaron ventajas a lo largo de los 90 minutos en el partido válido por los octavos de final de la Copa Argentina. En el estadio Ciudad de La Plata el cero fue gigante y por eso definieron desde los 12 pasos, en una tanda que definió a Boca como el ganador, tal cual había sucedido por los cuartos en la última Copa de la Liga en la Bombonera. Hubo rendimientos chatos en un encuentro deslucido, pero algunos futbolistas se destacaron y se salvaron de la reprobación.

BOCA

AGUSTÍN ROSSI (8): vital en el primer tiempo para cachetear el buscapié de Julián Álvarez y descolocar a Romero, que no la pudo empujar sobre la línea. En el complemento encontró bien ubicado un remate de Zuculini y no tuvo muchas más intervenciones por los remates desviados de River. En la tanda de penales volvió a tener una actuación consagratoria: desvió el primer remate de Julián Álvarez que condicionó a los jugadores de River (luego falló Romero).

LUIS ADVÍNCULA (5,5): gran comienzo de partido en el que generó una falta en ataque y un córner con una escalada por derecha. Trató de armar tándem con Pavón por su banda aunque nunca terminó de tomar forma. Exhibió sus dos facetas: va bien al ataque pero le cuesta un poco el retroceso. Estaba planificado que jugara una hora aproximadamente y fue reemplazado por Weigandt a los 17′ ST.

CARLOS ZAMBRANO (4): no dio muchas garantías en el fondo y fue el eslabón más flojo de la última línea de Boca. En el complemento sufrió por su lado un par de avances del rival y fue amonestado por un agarrón grosero a Braian Romero. Fue reemplazado a falta de un cuarto de hora por Cardona (allí Russo cambió el esquema y rompió la línea de 5). Salió con una molestia.

CARLOS IZQUIERDOZ (6): así como pasó de largo en el primer tiempo con Julián Álvarez en una jugada que pudo ser el 1-0 de River, salvó las papas con un remate de Romero en el segundo tiempo tirándose a bloquear con su humanidad. Luego de haber fallado en la tanda de penales contra Atlético Mineiro, se sacó la espina y pudo definir contra River con un remate cruzado que dejó sin chances a Armani. Cali siempre está.

MARCOS ROJO (6,5): el más firme de la defensa de Boca con anticipos y varios cruces para desbaratar avances de River. Tuvo que serenarse en el segundo tiempo después de meterle un planchazo en la espalda a Julián Álvarez (Patricio Loustau le sacó amarilla) y luego de un cruce con Nicolás de la Cruz. Hasta se animó a pasar un par de veces al ataque y en el primer tiempo llegó a rematar desde afuera (la tiró a cualquier parte). En la tanda de penales, una garantía: inició el triunfo con la primera ejecución.

Rojo, uno de los más destacados de Boca en el Superclásico (REUTERS/Agustin Marcarian)
Rojo, uno de los más destacados de Boca en el Superclásico (REUTERS/Agustin Marcarian) (AGUSTIN MARCARIAN/)

AGUSTÍN SANDEZ (5,5): el pibe no se achicó en un Superclásico que lo tuvo como uno de los menos experimentados de la cancha. Jugó como carrilero por izquierda y priorizó la ubicación y orden táctico al juego ofensivo. Apenas tuvo una escalada en el complemento que terminó con buscapié interceptado por la defensa millonaria. Fue reemplazado sobre el final por Agustín Obando.

DIEGO GONZÁLEZ (5): buscó equilibrar el medio y lo consiguió a cuentagotas. En esta ocasión no pudo mostrarse como recurso ofensivo ya que Boca generó poco y nada. Amonestado en el primer tiempo por bajar a De la Cruz, quien le pisó la pelota. Fue reemplazado por Campuzano a falta de 10 minutos para el final.

ESTEBAN ROLÓN (5): intentó aportar circulación y buen primer pase en la mitad de la cancha pero le costó hacer pesar su buena técnica. No termina de hacerse dueño del mediocampo tras ganarle la titularidad a Varela. Lo reemplazó Alan Varela a falta de poco para el final.

JUAN RAMÍREZ (7): el mejor jugador de campo de Boca. Un dolor de cabeza en todas las líneas de River por sus eléctricos arranques. Generó las amonestaciones de Enzo Pérez, David Martínez, Gonzalo Montiel, Bruno Zuculini y Braian Romero (e incluso robó la pelota previo a la escapada de Pavón que terminó con amarilla a Paulo Díaz). Le faltó socios en ataque, pero se las ingenió para hilvanar algo de juego en la mitad de la cancha. Sobre el final fue amonestado por una infracción sobre De la Cruz y terminó con un diente partido por un choque con David Martínez. En la tanda, no falló: abrió el pie y encontró el ángulo superior.

Ramírez y De la Cruz, de los pocos jugadores que se salvaron del reprobado en un feo Superclásico de Copa Argentina (REUTERS/Demian Alday Estevez)
Ramírez y De la Cruz, de los pocos jugadores que se salvaron del reprobado en un feo Superclásico de Copa Argentina (REUTERS/Demian Alday Estevez) (DEMIAN ALDAY ESTEVEZ/)

CRISTIAN PAVÓN (6): alternó buenas y malas pero fue de lo mejorcito de un Boca al que le faltó muchas ideas en el ataque. Manejó las pelotas paradas (algunas bien ejecutadas), presionó a la última línea de River (sobre todo en la primera mitad) y, de yapa, aseguró un penal clave en la tanda.

NORBERTO BRIASCO (5,5): puro esfuerzo, sigue siendo víctima de una posición en la cancha que no le es favorable. Interceptó un par de pases que pudieron generarle peligro a River pero tomó malas decisiones y por eso las jugadas no prosperaron. Si juega recostado sobre una banda con otra referencia de ataque, puede ser más exprimido. Lo sustituyó Obando a los 35′ ST.

MARCELO WEIGANDT (5,5): entró a falta de media hora por Advíncula, arrancó como carrilero con línea de 5 y terminó como lateral derecho tras el cambio de Cardona por Zambrano. No sufrió demasiado en defensa pero tampoco generó en ataque.

EDWIN CARDONA (-): con su entrada por Zambrano a falta de un cuarto de hora Boca cambió el dibujo y pasó a defender con 4. El colombiano, indultado tras su tardío regreso a Argentina, tuvo minutos y dispuso de un par de ataques que no pasaron a mayores. En la tanda de penales no fue designado para patear luego de haber picado su tiro en el último duelo contra River.

ALAN VARELA (-): entró por Rolón, tuvo pocos minutos para ser evaluado. Perdió una pelota que casi termina en gol de River (Zuculini se la punteó y Romero remató desviado).

JORMAN CAMPUZANO (-): ingresó por el Pulpo González, poco y nada para evaluar.

AGUSTÍN OBANDO (-): otro con escasos minutos tras su entrada por Sandez. Iba a ejecutar el quinto penal pero Boca lo definió antes.

RIVER

FRANCO ARMANI (5): prácticamente un espectador de lujo a lo largo de los 90 minutos. Boca no le pateó una sola vez al arco. Tuvo alguna molestia física que no pasó a mayores. Llamó la atención que ganara el sorteo previo a los penales y eligiera empezar atajando ya que las estadísticas son favorables a los equipos que comienzan ejecutando. No pudo contener ningún penal en la tanda.

GONZALO MONTIEL (5): tuvo una actuación deslucida, sin peso en ataque y algún problema por su sector en el primer tiempo. Fue amonestado sobre el final de la etapa inicial por una falta contra Ramírez. Salió en el entretiempo con una molestia muscular en el isquiotibial derecho y fue reemplazado por Casco.

PAULO DÍAZ (5): tuvo algunas buenas intervenciones pero no se terminó de afirmar. Recibió la amarilla en la primera parte luego de bajar a Cristian Pavón, que se le escapaba mano a mano. En el segundo tiempo salió mal por abajo y casi genera el 1-0 de Boca (Briasco interceptó su pase pero más tarde decidió mal la continuidad del ataque).

DAVID MARTÍNEZ (6): sobria actuación del defensor naturalizado paraguayo. El más parejo de la defensa millonaria en esta oportunidad. Jugó condicionado por una amarilla exhibida tras llevarse puesto a Ramírez pero no tuvo dificultades a lo largo del partido. Además, convirtió el único penal de su equipo en la serie.

FABRIZIO ANGILERI (5): algo contenido para pasar al ataque, se acomodó en defensa luego de un arranque algo movidito por los ataques de Advíncula y Pavón, que lo comprometieron. Regular actuación y lejos de los buenos rendimientos que venía mostrando.

NICOLÁS DE LA CRUZ (7): con poco, de lo más destacado de River. Arrancó a cuentagotas pero lentamente se fue metiendo en el partido y generando fútbol desde 3/4 de cancha hacia adelante. Hizo amonestar al Pulpo González en el primer tiempo y en el complemento generó peligro con un remate desde media distancia.

River, con la bronca a cuestas por la eliminación: el equipo de Gallardo tuvo algunas opciones pero no concretó y falló en los penales (REUTERS/Demian Alday Estevez)
River, con la bronca a cuestas por la eliminación: el equipo de Gallardo tuvo algunas opciones pero no concretó y falló en los penales (REUTERS/Demian Alday Estevez) (DEMIAN ALDAY ESTEVEZ/)

ENZO PÉREZ (6): quiso ser patrón del mediocampo como en otras oportunidades y lo logró, pero de a ratos. Perdió algunas pelotas que complicaron a su equipo en el retroceso (lo amonestaron por una falta contra Ramírez a los 20 minutos y luego generó la amarilla de Paulo Díaz al perderla con Ramírez y escaparse Pavón).

BRUNO ZUCULINI (6): el volante que se ganó la confianza de Gallardo sigue respondiendo con aprobados. Aportó marca y se acopló con Enzo Pérez en la mitad de cancha. Además, volvió a pisar el oponente en varias ocasiones: capturó un rebote tras el insólito errado de Romero y la tiró afuera y nuevamente hizo lo mismo en la segunda mitad con un tiro que murió en las manos de Rossi. Lo amonestaron por bajar a Ramírez. Fue sustituido por Palavecino sobre el final.

JOSÉ PARADELA (5): tuvo su oportunidad como titular y no terminó de aprovecharla. Trató de ser aplicado con la colaboración en la marca pero no potenció sus cualidades ofensivas. Tuvo dos chispazos en el amanecer del segundo tiempo, primero desbordando a Zambrano y cediendo a Romero, que fue bloqueado por Izquierdoz antes de que Zuculini encontrara a Rossi en el rebote. Luego recibió de Romero y sacó un zurdazo desviado tras un buen toqueteo previo de River. Fue reemplazado por Carrascal.

JULIÁN ÁLVAREZ (5): le faltó preponderancia en ataque para hacerse notar en más situaciones como la que generó en el primer tiempo haciendo pasar de largo a Izquierdoz dentro del área y buscando a Romero con un buscapié que fue desviado milagrosamente. El campeón de Copa América con la Selección hizo poco por el potencial que tiene. Arrancó la tanda de penales, cruzó el derechazo y no pudo batir a Rossi, que adivinó.

BRAIAN ROMERO (3): en su primer Superclásico mostró su actuación más floja. Al ex Defensa y Justicia se le mojó la pólvora y no pudo convertir ni de penal. Dilapidó un gol hecho tras el buscapié de Julián Álvarez en el primer tiempo. En el complemento tuvo un remate franco en el área que fue bloqueado por Izquierdoz y otro desde afuera que salió cerca de un ángulo. Lo amonestaron por una infracción de trás contra Ramírez. Pésima ejecución en el segundo penal de la tanda.

MILTON CASCO (5): reemplazó al lesionado Montiel en el entretiempo. Con un Boca un tanto replegado, pudo pasar al ataque pero no tomó buenas decisiones. Capturó un rebote sobre el final y ensayó un remate que salió a cualquier parte. No trascendió.

JORGE CARRASCAL (-): ingresó por Paradela. Pocos minutos y mal aprovechados para intervenir.

AGUSTÍN PALAVECINO (-): casi nulos minutos para mostrarse. Entró en el final por Bruno Zuculini.

SEGUIR LEYENDO:

Así quedó el cuadro de la Copa Argentina tras el Superclásico en La Plata

La increíble chance que dilapidó Braian Romero ante Boca en el Superclásico por la Copa Argentina

Sin banderas para evitar peleas de barras y con 323 policías en un estadio vacío: el curioso operativo de seguridad para el River-Boca de Copa Argentina

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar