Política

La Cancillería confirmó que no hay argentinos en Kabul, la capital de Afganistán, ahora en poder de los talibanes

Jalalabad Afganistán
Taliban fighters sit on a vehicle along the street in Jalalabad province on August 15, 2021. (Photo by – / AFP) (-/)

Después de la retirada de las tropas internacionales que dominaban Afganistán desde 2001, la ofensiva de los talibanes fue imparable. Los ultraislamistas avanzaron sobre las principales ciudades, con el claro objetivo de adueñarse del gobierno. Hasta que llegaron a Kabul, la capital. Ante la inminencia de la caída, tanto los Estados Unidos como Gran Bretaña habían enviado tropas especiales para rescatar a sus misiones diplomáticas. La ciudad cayó este domingo en manos talibanas. Hay mucho temor a represalias y choques armados, aunque se negocia un gobierno de transición.

Argentina no tiene embajador en tierra afgana. La representación está en un estado vecino, Pakistán. El Gobierno argentino ya sabe que ningún ciudadano de nuestro país reside actualmente en Kabul. Y que tampoco hay compatriotas haciendo turismo o que permanezcan en esa ciudad por razones comerciales, según informó un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores cuyo titular es Felipe Solá.

En la capital paquistaní, Islamabad, tiene su oficina como embajador Leopoldo Francisco Sahores, quien fue designado el 1° de abril de este año. Anteriormente, Sahores se desempeñaba como subsecretario de Asuntos de América, función desde la cual participó en la Comisión de la OEA (Organización de Estados Americanos) sobre Nicaragua. Reemplazó a quien se desempeñaba allí como encargado de negocios, Camilo Ernesto Silberkasten.

Sahores es embajador concurrente en Afganistán. Esto significa que un diplomático asume nuestra representación frente a varios estados, con el consentimiento expreso de todas las partes. También lo hace frente a otra república asiática, Tayikistán, que se independizó de la Unión Soviética en 1992.

FILE PHOTO: Afghan presidential candidate Ashraf Ghani Ahmadzai holds up his ink-stained finger after voting in the presidential election in Kabul June 14, 2014. Afghans headed back to the polls on Saturday for a second round of voting to elect a successor to President Hamid Karzai in a decisive test of Afghanistan's ambitions to transfer power democratically for the first time in its tumultuous history.  REUTERS/Stringer/File Photo
FILE PHOTO: Afghan presidential candidate Ashraf Ghani Ahmadzai holds up his ink-stained finger after voting in the presidential election in Kabul June 14, 2014. Afghans headed back to the polls on Saturday for a second round of voting to elect a successor to President Hamid Karzai in a decisive test of Afghanistan's ambitions to transfer power democratically for the first time in its tumultuous history. REUTERS/Stringer/File Photo (STRINGER/)

El presidente afgano, Ashraf Ghani Ahmadzai, de acuerdo a lo que informaron fuentes gubernamentales, decidió este domingo abandonar el país huyendo ante el avance de los talibanes, quienes se encargaron de anunciar que su entrada a la capital Kabul iba a producirse en estas horas. Probablemente su destino sera Tayikistán. Mientras esto se producía, una misión militar estadounidense intentaba rescatar al personal de su embajada. Otras representaciones occidentales también intentan evacuar a su personal diplomático del país desde hace varios días porque temen represalias contra sus ciudadanos.

Los acontecimientos se precipitaron en las últimas horas, desde que los talibanes asumieron por completo el control del norte del país con la toma de la ciudad de Jalalabad y cercaron la capital, en coincidencia con el inicio de la evacuación de la Embajada de Estados Unidos en Kabul, una operación en la que participan 5.000 militares norteamericanos.

La situación está ahora en un impasse. Múltiples fuentes de medios regionales señalaron que el exministro del Interior Alí Ahmad Jalali, de 81 años, tiene la intención de dirigir este nuevo ejecutivo. El académico emerge como un candidato de consenso como antiguo comandante durante la invasión soviética de los años 80 en Afganistán, y tendría el beneplácito de Estados Unidos merced a su educación en este país frente al vilipendiado Ghani, al que los talibanes acusan de ser un títere de Estados Unidos.

Las partes, sea como fuere, no esperan una solución inmediata. El vocero internacional de los talibanes, Suhail Shahein, cree que la transición será “cuestión de días”.

La tensión en la capital está por las nubes: a los atascos de tráfico provocados por el éxodo de buena parte de la población, se suma la posibilidad de enfrentamientos esporádicos a pesar de que los talibanes prometieron no recurrir a la fuerza.

SEGUIR LEYENDO:

EEUU trasladó al aeropuerto de Kabul a todo el personal de su embajada mientras los talibanes avanzan sobre la capital de Afganistán

Ley islámica, narcotráfico y reconstrucción del poder: las claves para entender el ascenso de los talibanes en Afganistán

Quiénes son los jefes talibanes que vuelven a tomar el poder en Afganistán

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar