Política

Rodríguez Larreta no descuida la irrupción del liberalismo y proyecta una Legislatura con mayoría ajustada

Horacio Rodríguez Larreta (GCBA)
Horacio Rodríguez Larreta (GCBA)

A dos semanas de las PASO, en la sede del Gobierno porteño descartan un triunfo de María Eugenia Vidal en la ciudad de Buenos Aires, aunque hay muchas especulaciones sobre el porcentaje final de votos que obtendrá. Sin embargo, el amplio armado político que tejió Horacio Rodríguez Larreta -que también incluye a radicales, “lilitos” y hasta socialistas- se verá puesto a prueba por una reducción de su mayoría en la Legislatura y el emergente de nuevas fuerzas políticas.

En las próximas elecciones se renovarán la mitad (30) de las bancas de la Legislatura. Actualmente, el oficialismo cuenta con un bloque de 26 escaños propios (Vamos Juntos) a los que se suman 9 del radicalismo (Evolución), 2 del socialismo y 1 del GEN. Entre todos, ponen en juego 22 bancas. Sin embargo, incluso si llegan al 50% de los votos en noviembre, es factible que la coalición pierda algunas posiciones, principalmente a manos del Frente de Todos -que defiende la mala elección de 2017- y de los liberales encabezados por el economista Javier Milei.

Dentro del bloque oficialista reconocen que probablemente la cómoda mayoría que tienen ahora, de 37 bancas, se reduzca a 32 o 33. El objetivo de mantener la cantidad actual de escaños resulta casi imposible porque debería rondar el 60% de los votos en las elecciones generales. Por lo tanto, se preparan para dos años de “intensas negociaciones”, tanto al interior de la coalición como con el nuevo espacio liberal.

Durante los últimos dos años, el jefe de Gobierno hizo uso de su mayoría simple y siempre logró avanzar con las leyes que necesitaba. No obstante, la carrera por la sucesión y el emergente de un radicalismo “con vocación de poder” podrían generar tensiones hasta el momento impensadas. Los 9 votos del bloque de Evolución, referenciado a nivel nacional en Martín Lousteau, serán más necesarios que nunca para impulsar cualquier proyecto legislativo.

“La sensación es que se va a negociar con mucha intensidad pero va a quedar todo igual, se va a mantener el status quo”, explicó a Infobae un edil que va por su segundo mandato. En el oficialismo descartan una ruptura interna con el radicalismo porque dañaría las eventuales intenciones de Lousteau de competir contra Vidal por la Jefatura de Gobierno en 2023. “Si Lousteau cree que le puede ganar a Vidal en una interna, después tiene que poder liderar a todo el espacio, no hay tanto margen para diferenciarse”, detallaron.

Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau y Diego Santilli
Diego Santilli, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta

En cambio, las diferentes expresiones del liberalismo sí representarán un desafío para el larretismo. Por un lado, las encuestas coinciden en que La Libertad Avanza, de Javier Milei, logrará entre uno y tres lugares en la futura Legislatura. Su lista está encabezada por el economista y youtuber Ramiro Marra, que prácticamente tiene su lugar asegurado en el recinto.

Dentro del espacio evalúan que “Larreta hizo una construcción tan amplia que va a quedar con muy poco poder” y por lo tanto buscará acercarse a ellos. En ese sentido, en las filas de La Libertad Avanza destacan las recientes declaraciones de Macri, Bullrich y Vidal elogiando a Milei.

Pero las negociaciones no podrán extenderse a todos los temas. “Nunca vamos a votar la creación o el aumento de ningún impuesto”, adelantan los liberales. De hecho, prometen que sus primeras iniciativas legislativas serán para “derogar los proyectos que afectan a la gente con impuestos o regulaciones”. Estos principios podrían jugar un rol importante a la hora de aprobar los próximos dos Presupuestos porteños.

José Luis Espert y Javier Milei
Javier Milei y Rodrigo Marra

“Lo que vemos es que ellos van a tratar de ver cómo nos incluyen a nosotros. Nosotros tenemos muy claro hacia dónde vamos”, explican, y aseguran que no solo apuntan a sumar bancas sino a “ser un espacio de poder que también tenga un candidato a jefe de gobierno en 2023”.

Pero el ala liberal también tendrá expresión dentro del mismo oficialismo con la posible inclusión de Ricardo López Murphy en la lista de Vidal tras las PASO -si superar el piso del 15% de los votos en la interna-, lo que implicaría que Roberto García Moritán, el célebre “marido de Pampita”, también arribe a la Legislatura.

La negociación con liberales, socialistas, lilitos, radicales exigirá mucha muñeca para el hombre fuerte del PRO que deberá combinar la gestión en su distrito -para lo que necesitará aprobar las leyes que impulse- con sus aspiraciones presidenciales. Pero los diputados que llevan años recorriendo los pasillos de la Legislatura calculan que no habrá grandes batallas en el recinto en los próximos años: “Horacio tiene que salir de la Ciudad, para su proyecto político nacional es más importante lo que pase en la provincia de Buenos Aires con Santilli o en el Congreso Nacional”, resumieron.

SEGUIR LEYENDO:

Horacio Rodríguez Larreta: “Las empresas y nuestros hijos se están yendo del país, los estamos echando”

Horacio Rodríguez Larreta habló ante empresarios de EEUU: criticó al Gobierno y convocó a una mesa de unidad política

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba