Política

Monedas, jarrones y cuadros. Quiénes fueron los ministros que más regalos recibieron en 2021

El ministro Martín Guzmán viajó a Rusia cuando la llegada de la vacuna Sputnik era cuestión de Estado y mientras buscaba apoyo para negociar con el Fondo Monetario Internacional. Elvira Sajipzadovna Nabiullina, presidenta del Banco Central ruso, lo recibió en su despacho y le entregó el pasado 21 de abril una moneda de plata conmemorativa.

Más allá de las evaluaciones políticas que se hicieron sobre ese viaje, el regalo que recibió Guzmán pudo haber sido uno de los más onerosos que recibieron los funcionarios públicos en 2021. La moneda rusa no es un objeto suntuoso. Aunque es difícil medir el valor de mercado para un bien con valor simbólico, monedas de similar calidad de plata suelen conseguirse en Internet por menos de 50 dólares.

Aún así, la moneda emitida por el Banco Central de Rusia aparece entre los 12 obsequios que superaron de manera estimativa el monto máximo permitido para funcionarios a lo largo de este año y, entonces, quedarán en manos del Estado.

Entre los 1255 obsequios que declararon haber recibido los funcionarios del Gobierno durante todo 2021 (sin contar los recibidos por el Presidente), sólo 12 superaron el valor máximo permitido por la Ley de Ética Pública, según el relevamiento realizado por Infobae. Cuadros, libros, tapices y otras artesanías componen los objetos más valiosos recibidos por ministros y directores este año.

Los funcionarios públicos tienen prohibido recibir regalos, beneficios o gratificaciones mientras ejercen su cargo para evitar que éstos interfieran en la toma de decisiones y, así, pueda generarse un conflicto de interés. Sin embargo, los funcionarios sí tienen permitido aceptar los obsequios protocolares o de cortesía. En ese caso, deben dejar constancia de esos presentes en el Registro Público de Obsequios y, si dichos regalos superen el máximo de $12.000 de valor, los mismos quedarán en manos del Estado.

Hubo otros presentes que superaron ese límite. Soo Jang Myung, embajador de Corea del Sur, le regaló un jarrón a Cecilia Todesca cuando visitó en noviembre pasado a la funcionaria de Cancillería, otro de los bienes que quedarán en manos del Estado, más precisamente en el Museo del Palacio San Martín, según consta en los registros públicos.

martin guzman rusia agenda economica Sergey Ryabkov
El ministro Guzmán en una de las reuniones que mantuvo con funcionarios rusos en abril de 2021

Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Género y Diversidad, recibió un cuadro de Rosario Vera Peñaloza pintado al óleo de 40 cm3 con bordes dorados realizado por el artista Mauricio Martínez. Fue el obsequio realizado por el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, en una visita oficial a esa provincia.

Gómez Alcorta es la ministra que más regalos recibió durante 2021, según el relevamiento realizado por Infobae. Fueron 148 presentes para la funcionaria en el transcurso del año, aunque el único que superó el límite máximo de valor es ese presente que le entregaron en La Rioja. Le siguen Nicolás Trotta, que se desempeño como ministro de Educación, con 129 regalos recibidos, y Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, con 116 presentes.

¿Quiénes regalan? El 92% de los regalos proviene de organismos públicos, como todos los ejemplos antes mencionados. Aunque en todos los casos los regalos son entregados por personas físicas, se trata de funcionarios que lo hacen en representación de las entidades que representan. El resto está integrado por empresarios o personas que se reúnen con funcionarios en carácter particular.

Regalos diplomáticos

Libros, mates, lapiceras componen la mayoría entre los regalos que reciben los funcionarios, aunque también aparecen botellas de vino, calendarios y alimentos regionales, entre otras cosas. Sin embargo, cuando se trata de regalos diplomáticos, la vara se eleva. El ministro Guzmán volvió de su viaje a Rusia (además de la moneda de plata) con dos vinos, un vodka y una bandeja de metal con arte popular ruso.

La bebida destilada que más se toma en Rusia es un regalo habitual entre los diplomáticos de ese país. También el entonces ministro Agustín Rossi recibió una botella cuando lo visitó Anatoly Punchuk, vicedirector de Cooperación Militar. El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro Alexis Guerrera recibieron el mismo obsequio en encuentros con funcionarios rusos. Las botellas de vino también son uno de los regalos más habituales de diplomáticos y empresarios que visitan las oficinas gubernamentales.

Otros ministros, de menos roce internacional, informaron regalos que están lejos de sobrepasar el máximo permitido por la ley de ética pública. Gabriel Katopodis, por ejemplo, recibió un helecho como regalo de la Municipalidad de Escobar. Roberto Salvarezza, entonces ministro de Ciencia, fue agasajado con queso, salamín, mermelada y pan en su visita a Santiago del Estero.

Eduardo “Wado” de Pedro fue uno de los más regalos deportivos recibió. Se llevó unas zapatillas, buzos y mochila en su visita a la fábrica de Topper. Jorge Pablo Brito, vicepresidente del Banco Macro e hijo del fallecido banquero, le regaló una paleta de Pádel. Hubo varios funcionarios que recibieron camisetas de fútbol, como Guzmán, a quien le regalaron la de Gimnasia y Esgrima La Plata o a Florencia Carignano, titular de Migraciones, que le obsequiaron la de Colón de Santa Fe.

Matias Lammens
El ministro Lammens recibió una camiseta de la selección española de fútbol durante un viaje por España (Cristian Gastón Taylor)

Un escalón por encima está el presente que recibió Matías Lammens, ministro de Turismo y Deporte. El presidente de la Real Federación de Fútbol de España, Luis Rubiales, le regaló la camiseta de ese seleccionado autografiada en su viaje a Madrid en ocasión de la Feria Internacional de Turismo.

Otras empresas, más tech, prefirieron agasajar a los funcionarios con regalos más acordes a sus actividades. Newsan, por ejemplo, le regaló auriculares inalámbricos al funcionario Hernán Letcher. En esa misma línea, la empresa china Huawei le obsequió un reloj digital Honor Band 5 a la funcionaria Carolina Vera.

También hubo funcionarios que, además de recibir obsequios, aprovecharon para hacerlos. Matías Tombolini, vicepresidente del Banco Nación, regaló sus libros a los ministros Katopodis, Rossi, Gómez Alcorta y Tristán Bauer.

Cómo funciona el sistema

Los funcionarios del Poder Ejecutivo no pueden recibir regalos o cualquier otro tipo de beneficios tal como está previsto en la Ley de Ética Pública, que sí permite la recepción de presentes protocolares.

Estos regalos protocolares sin embargo, no pueden ser realizados por personas, empresas u otras entidades que mantengan una relación contractual con el Estado, como puede ser que sean proveedores, concesionarios o que realicen alguna actividad regulada desde la esfera pública. En ese caso, los funcionarios deberían rechazar o devolver el presente aunque se tratara de un objeto de cortesía.

Si el regalo supera los $12.000 o no se puede comprobar su valor de mercado, el presente se convierte en patrimonio del Estado. Si, en cambio, el obsequio es inferior a esa cifra, como ocurre en la mayoría de los casos, el funcionario puede disponer de ese objeto para su uso personal. En cualquiera de los casos, el ministro debe dejar registrado ese regalo en el Registro Público de Obsequios.

¿Cómo se procesó la información?

El sitio del gobierno abierto contiene un dataset que reúne desde 2016 los obsequios que se entregan a distintos funcionarios. La información se procesó y de allí se tomaron los datos que corresponden al año 2021.

Si desea visualizar y/o descargar la hoja de cálculo, siga este enlace.

Procesamiento de datos y visualización interactiva: Daniela Czibener

SEGUIR LEYENDO:

Qué regalos recibió Alberto Fernández en 2021 en su rol como presidente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba