Deportes

Zanetti, a solas con Infobae: su pasado como albañil que lo marcó de por vida y el presente del Inter, Messi y la Selección

Javier Zanetti supo ser un ejemplo tanto dentro como fuera del campo de juego. El argentino, además de ser uno de los máximos ídolos del Inter -actualmente es el vicepresidente del conjunto italiano- y uno de los futbolistas que más veces vistió la camiseta de la selección argentina, posee una fundación, con la cual ayuda día a día a cientos de chicos.

En conmemoración a los 20 años de la Fundación Pupi, el ex Talleres de Remedios de Escalada y Banfield dialogó con Infobae para brindar detalles de su nueva acción solidaria. Además analizó el presente del Nerazzurro, la Albiceleste y cómo trabajar de albañil junto a su padre cuando era un niño fue clave para el resto de su carrera.

– Se cumplen 20 años de la Fundación Pupi y armaron una interesante movida solidaria llamada: “Tu chance, su chance”

20 años es un lindo camino recorrido. Este proyecto nace después, porque lamentablemente aún estamos viviendo lo del coronavirus, donde nuestra Fundación y otras asociaciones estamos buscando alternativas para poder darle continuidad a todos los proyectos. Acá se suman muchos deportistas, muchos famosos. La gente puede comprar una oportunidad para tener una experiencia con esta personalidad u obtener algún objeto personal importante a lo largo de su carrera. Ojalá que la gente pueda ganar y tenga muchas satisfacciones.

– ¿Se puede saber quiénes son algunas de esas personalidades?

Dani Alves, Vinicius, Neymar, Gabriela Sabatini, Guillermo Vilas, Luis Scola. Muchos, se sumaron muchos. Y eso me pone muy feliz. Es un lindo proyecto.

– Te fuiste hace muchos años de Argentina. ¿Notás alguna diferencia cuando volvés?

Cuando vuelvo veo muchas dificultades. Forma parte de nuestra cultura, de nuestro país, que ojalá algún día cambie. Nosotros con la Fundación tratamos de darle a los jóvenes un futuro mejor. Y vamos a seguir intentándolo.

– ¿Cómo ayudan ustedes a los chicos en la Fundación?

Nosotros empezamos en el 2001 con 34 chicos. Pasaron 20 años y hoy estamos ayudando a más de 1000 personas, entre chicos y familias. A través del deporte, que para nosotros es una herramienta fundamental, junto a la educación, la cultura y la salud. Siempre seguidos por un grupo de profesionales.

– También estás lanzando un vino.

En febrero llegará a Italia, con la bodega Canale. Estamos dando nuestros primeros pasos con el vino Il Capitano. Ojalá tenga un lindo éxito. Es un malbec. No soy de tomar mucho vino, pero mi familia sí. Cuando me preguntaron y me comentaron la idea, me gustó. Es una bodega importante. En Italia tengo muchos restaurantes y tener mi vino es importante.

– Nombraste Italia, donde el Inter es puntero, viene de ser campeón de la Serie A y cortó una larga hegemonía de la Juventus. ¿Cuál fue la clave?

Primero, los dos años con Conte fueron importantes. Se hizo un gran trabajo. El año pasado se terminó ganando el campeonato muy merecidamente, porque el equipo creyó siempre que se podía lograr y lo demostró en cada partido que jugó. Este año, con un gran trabajo de Simone Inzaghi, con un grupo de jugadores que cada uno de ellos se siente importante, está dando esa continuidad y no por nada están primeros en el campeonato y clasificamos a octavos de final de la Champions League, que hacía muchos que no lo lográbamos. El 12 de enero jugamos la Supercopa de Italia con Juventus, son lindos desafíos, pero con un equipo que está muy bien preparado y muy bien entrenado.

– En su momento realizaron una importante apuesta por Lautaro Martínez. ¿Es la piedra angular del proyecto del Inter?

Me pone feliz lo de Lautaro porque cuando lo compramos, que yo lo venía siguiendo desde hace mucho tiempo y hablando con Diego Milito. Cuando uno compra a un jugador joven no tiene que ver lo que puede pasar en lo inmediato, sino tener una visión a 3 ó 4 años. Y Lautaro fue mejorando todos los años, y hoy es referente del Inter y también del seleccionado argentino. Eso me pone muy feliz, porque Lauti se lo merece.

– Conocés muy bien a Lionel Messi, a quien en varios mercados de pases lo vincularon con el Inter. ¿Realmente existió esa posibilidad?

Primero, nadie pensaba que Leo se podía ir del Barcelona. Cuando pasó, nos sorprendió a todos. Después, con el tema de la pandemia, era muy complicado. Pocos clubes se lo podían permitir.

– Hiciste foco en que el Inter avanzó a octavos de la Champions League luego de mucho tiempo. ¿Crees que están en condiciones de dar pelea a nivel continental?

El hecho de haber clasificado ya es un paso importante. Ahora nos toca el Liverpool, que es un rival importante. Pero ese tipo de partidos también te hace crecer. Creo que el Inter, como prepara siempre todos los partidos, va a hacerlo en ese de la mejor manera.

– ¿Cómo ves a la Selección Argentina?

La veo muy bien, el hecho de ganar la Copa América fue importante. Ganarla en Brasil, en el Maracaná… La terminó ganando merecidamente, con un Messi líder, que esperaba este momento más que ninguno. Esto los prepara bien para el próximo Mundial.

– ¿Dónde se hizo el clic para cortar esta sequía de títulos?

La Selección fue de menor a mayor desde que empezó el proceso de Scaloni. Está recorriendo un camino con una idea de juego bien clara, con un grupo que está comprometido. Y eso es muy importante.

– ¿Cómo los ves de cara al Mundial de Qatar?

Los veo bien. Argentina, por historia, siempre va a ser protagonista. Pero creo que Argentina puede hacer un gran Mundial.

– Estás en el podio de futbolistas que más veces vistieron la camiseta Argentina, un honor que pocos tienen. Pero quedaste fuera de los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. ¿Qué pensaste en esos momentos cuando viste la lista y faltaba tu nombre?

Me dolió en ese momento, porque creo que había hecho todo para poder estar. Pero cuando la decisión depende de otra persona ya es difícil. Me da la tranquilidad que en ambas situaciones di todo para poder estar.

– En Inter ganaste todo, pero en la Selección no se te dio. ¿Es una asignatura pendiente?

No, porque en cada partido di todo. No se dio, lo tomo así. Tuve la suerte de ganar una medalla olímpica, gané unos Juegos Panamericanos. La verdad que para mí el éxito fue vestir la camiseta Argentina.

– Sos un referente del fútbol en todo el planeta. ¿Qué opinás del Mundial cada dos años?

Lo primero que hay que hacer es que todos los componentes que manejan el fútbol se pongan de acuerdo. Una vez que se elija la línea, que se pueda resguardar el interés del fútbol y no los intereses personales, pienso que llegará el momento en el que todos se tendrán que reunir para tomar una decisión. Y si es cada dos o cada cuatro lo evaluarán ellos. Lo importante es que se piense en el jugador y en las instituciones.

Javier Zanetti es ídolo y vicepresidente del Inter (EFE/JEAN-CHRISTOPHE BOTT)
Javier Zanetti es ídolo y vicepresidente del Inter (EFE/JEAN-CHRISTOPHE BOTT) (JEAN-CHRISTOPHE BOTT JEAN-CHRISTOPHE BOTT/)

– Algo que no aparece en tu CV es que fuiste albañil y repartidor de lácteos. ¿Cómo fue eso?

Sí, en mi época que me tocó trabajar. Albañil con mi viejo, después repartía leche con mi primo. Después me quedaba un tiempo para estudiar y para jugar al fútbol. Por suerte ese período duró poco, porque quiso decir que en el fútbol me fue bien.

– Pero lo hiciste desde muy chico.

Sí, de muy chico. Bueno, había que dar una mano a la familia. Fue una etapa importante, porque ahí te das cuenta de muchas cosas y ahí ves los verdaderos valores humanos.

– ¿Eso te marcó de cara al futuro?

Sí, sin dudas. Me marcó y me acompañó a lo largo de toda mi carrera.

– ¿Tratás de transmitírselo a tus hijos o a los jóvenes del Inter?

A mis hijos, siempre. Trato de inculcarles los valores humanos y hacerles entender que sin sacrificio no se obtiene nada.

– En tu carrera no tuviste prácticamente lesiones y tampoco envejeces. Imagino que muchas mujeres te han preguntado por tu secreto.

(Risas) Me mantengo. Tengo una vida muy dinámica. La verdad es que también me entreno mucho, y eso me ayuda para mantenerme bien, en estado.

– Para cerrar, te propongo un ping-pong. Te voy a dar nombres y vos me tenés que responder con una palabra o frase.

José Mourinho: líder.

Lionel Scaloni: gran futuro.

Roberto Ayala: amigo.

Lionel Messi: genio.

Diego Maradona: genio también.

José Pekerman: buen entrenador.

Coco Basile: gran entrenador.

Daniel Passarella: gran personalidad.

Marcelo Gallardo: gran futuro entrenador.

SEGUIR LEYENDO:

Oveja Hernández: “Hoy el deporte en Argentina es un privilegio, es elitista”

Diego Simonet, el deportista que creó un juego de mesa sobre Belgrano: es top en ventas en Argentina y fue furor entre los atletas en Tokio

Facundo Campazzo, íntimo: el día que quiso dejar de ser un “gordito bajito” y el detrás de escena del vestuario de Denver Nuggets

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba