Política

Presentaron un proyecto de ley para prohibir piquetes en la Capital: “Diez piqueteros con palos no pueden impedir el paso a miles de argentinos”

Marcha Polo Obrero Liniers
En 2021 hubo casi dos piquetes por día en la Ciudad de Buenos Aires (juan vargas/)

Las protestas y piquetes forman parte de la cotidianeidad de la Ciudad de Buenos Aires y traen aparejados no sólo cortes de calles sino también embotellamientos de tránsito que impiden la libre circulación y la conexión con el conurbano bonaerense.

Las estadísticas señalan que la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires concentran casi el 50% de los casos. Para comprender la magnitud del problema se debe tener en cuenta que, desde 2010 hasta la actualidad, la Ciudad se vio afectada por más de 8.000 piquetes y tan solo en 2021, el número ascendió a más de 713. Esto equivale a casi dos cortes por día.

En este contexto, el legislador Ramiro Marra, junto con el bloque de Javier Milei en la Legislatura Porteña, presentaron un proyecto de ley con el objetivo de prohibir la realización de piquetes en la vía pública en la Capital, que interrumpen el funcionamiento normal de los servicios públicos y la circulación durante los días de semana.

Se trata del primer proyecto presentado por el bloque de legisladores del economista y diputado Javier Milei. “No puede ser que cada día que quiero ir a trabajar tenga que enfrentarme a un corte de calle. La política no se hace cargo de los piquetes, así que, como respuesta, el concepto de piquete no tiene que existir más”, señaló Marra del partido La Libertad Avanza.

La iniciativa, del partido La Libertad Avanza, le exige al gobierno porteño que designe un espacio particular en donde la gente pueda manifestarse sin perjudicar a terceros (Adrián Escandar)
La iniciativa, del partido La Libertad Avanza, le exige al gobierno porteño que designe un espacio particular en donde la gente pueda manifestarse sin perjudicar a terceros (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)

Marra manifestó que “todo el mundo tiene derecho a protestar, pero también todo el mundo tiene derecho de ir a trabajar tranquilo” y recordó que “hay gente que sufre mucho los piquetes”.

El proyecto, además, le exige al gobierno porteño que designe un espacio particular en donde los manifestantes se puedan expresar sin perjudicar a terceros. Consultado por Infobae al respecto, Marra dijo que “el autódromo es un buen ejemplo de un espacio así: no tiene uso en la actualidad y una manifestación ahí no restringe el derecho de los demás a circular”.

El legislador indicó que “según el artículo 14 de la Constitución Nacional, la circulación libre es un derecho, no un privilegio” e insistió en que “todos tenemos que poder ir a trabajar y circular tranquilos en la Ciudad”.

Por esta razón, consideró que el Estado tiene la obligación de velar y hacer respetar los derechos de todos los ciudadanos, los cuales se ven afectados a diario.

Para los legisladores liberales, por más que el reclamo sea legítimo, no deben realizarse piquetes que terminan por violar otras normas y afectar a toda la comunidad. En este sentido, dicen que ninguna demanda es argumento suficiente para permitir a grupos de personas realizar cortes de calles y/o rutas, al igual que actos de violencia.

(Télam)
(Télam)

“Mi expectativa es que finalmente nos demos cuenta de que 10 piqueteros con palos no pueden impedir el paso a miles de argentinos de bien que quieren ir a laburar”, remarcó Marra a este medio.

Si bien se mostró a favor del protocolo antiprotestas implementado por Patricia Bullrich cuando era ministra de Seguridad de la Nación, recordó que “en la Ciudad gobierna Cambiemos hace 14 años y ellos también son parte del problema”

En ese sentido, Marra fue contundente: “Tenemos que dejar de dar vueltas con el tema. Interrumpir la libre circulación es una violación del artículo 14 de la Constitución. La gente tiene que darse cuenta que un piquete que corta una avenida entera no es normal y no está bien”.

Respecto de la sanción que le correspondería a quienes participen de los piquetes, el legislador dijo que “una multa significativa puede ser suficiente para evitar los cortes de calle”. Pero aclaró: “Al ser una situación delicada, démosle al Gobierno de la Ciudad la posibilidad de elegir qué hacer, para dejar en evidencia si verdaderamente quieren frenar los piquetes o no”.

Por último, aclaró que el presente proyecto no pretende restringir la libertad de expresión de aquellas personas que desean realizar reclamos, sino, por el contrario, hacer valer los derechos de todos los porteños.

SEGUIR LEYENDO:

Los movimientos piqueteros prometen un 2022 “movido” con más movilizaciones, cortes y acampes

El mapa social de los piquetes: qué nivel de apoyo y rechazo tienen en la Argentina

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba