Deportes

Centurión, sin filtro: el polémico tuit que jamás borró, por qué Sampaoli lo dejó “más afuera que un timbre” del Mundial y el consejo que tomó de Ruggeri

Las consecuencias del posteo “unas ganas de pisarla y encarar”

A los 29 años, Ricardo Centurión apuesta a relanzar su carrera en San Lorenzo, que lo sumó con status de figura a un plantel con muchos juveniles. “La relación con Pedro (Troglio) empezó de diez, me convenció de primer momento. Son de esos técnicos que se ponen mucho del lado del jugador. Estoy bien, cómodo, el grupo es muy bueno, la gente que trabaja acá es muy buena. La etapa pasada en Vélez la pasé mal, fueron cinco meses duros para mí. Tengo esa cuotita de suerte de que un club como San Lorenzo quiera contar conmigo y lo voy a pagar con la piel”, dijo en diálogo con el programa ESPN F90.

El Wachiturro asegura que, más allá del carácter díscolo, atraviesa una etapa de madurez. “Ya no quiero el millón de amigos del campeón”, subrayó. “Creo que cambiaría una vida entera. Dejé pasar varias chances, quemé muchas etapas, me pasaron un montón de cosas, trenes que no supe aprovechar. De todo aprendí, no me arrepiento de nada, cometí errores y pagué… Me pasaron muchas cosas, tengo muchas ganas, son recuerdos y no hay que mirar para atrás, hay que mirar para adelante. La vida es hermosa y toca aprender de los errores y seguir entrenándote. Después de esto no tenemos nada, nos retiramos y nos encontramos con otra vida diferente. Quiero y necesito aprovechar estas oportunidades. Con 29 años no me queda para tirar manteca al techo”, analizó. Y hasta se acordó de de las recomendaciones que en su momento le hizo Oscar Ruggeri sobre su vida nocturna: “Ahora me estoy acostando a la hora que pide él”.

OTRAS DEFINICIONES DE CENTURIÓN

La anécdota con Heinze en Vélez y su sinuosa relación con Mauricio Pellegrino

“Son dos técnicos muy diferentes. Y el Gringo me tenía de los pelos, me hacía pesar todos los días, apenas llegué me tuvo 15 días encerrado, sabés cómo tenía los talones… Porque me había olvidado los botines y agarré los de Janson, y me molestaban. Y éste me hacía correr, me hacía correr, me hacía correr. Y le dije, ‘mirá cómo tengo’. ‘¿Y qué, vas a llorar?’, me dijo. No voy a llorar, voy a seguir corriendo. Tenía en carne viva. En cuanto a Mauricio, es un tipazo, un señor, pero nunca nos llevamos. Siempre quiso contar conmigo, pero nunca tuvimos la relación que queríamos. Yo estaba negado y chocamos un par de veces. Me puso un par de partidos dos minutos, cinco minutos, y me calenté. Es buena gente, pero nunca tuvimos feeling”.

Su histórica pelea con Chacho Coudet en pleno clásico ante River

“A mí me tiraron a la Reserva, literal. Después dije ‘no, yo le tengo que pedirle disculpas a este tipo, que también fue el que me llamó y me bancó en un montón de cosas, yo tengo que ir a pedirle disculpas’. Y bueno, fui y me cerró la puerta en la cara, no me quería ni ver. Ahí me dolió porque digo, yo me la mandé, si ya salió en todos lados. Dejame de última que haga un descargo, después, si si no me querés, que vaya a Reserva, que me vaya del club, no me dio ni la chance de pedirle disculpas. La vida da vuelta, ya nos cruzaremos”.

Su visión sobre las idas y vueltas con Sampaoli en la previa de la última Copa del Mundo

Por qué se quedó afuera del Mundial de Rusia 2018

“Un día antes de que dé la lista, yo salgo de la reunión con Jorge (Sampaoli), que me tuvo como una hora, explicándome detalles. Si vos me preguntás, estaba, me sentía parte, me hicieron sentir parte. Me llegó un llamado, que hasta tenía que elegir una foto, me ilusioné. Y al otro día estaba más afuera que un timbre. No entendí esa parte. Ni idea por qué me quedé afuera, juego con Racing en cancha de Banfield, por Copa Argentina, y me voy al cumpleaños de un compañero mío (Darío Benedetto) y sale un video. Y usaron eso como que otra vez lo mismo. Sampaoli no me llamó más”.

El tuit “unas ganas de pisarla y encarar” durante el partido entre Argentina e Islandia que le causó problemas

“Había dormido poco y la tiré medio… pero bueno, quedó ahí, no lo borré. Ese Twitter no existe más, la cuenta tenía como 200 y pico mil de seguidores, me la chuparon enseguida. Después tuve que ir a jugar con River y Enzo Pérez me dice ‘por qué no la pisas ahora’. Cayó re mal en el grupo. Nosotros no habíamos pateado una vez al arco y Enzo me viene a decir pisala. Lo salí a correr”.

¿Tuvo chances de volver a Boca con Riquelme como vicepresidente?

“Riquelme no me llamó, negativo, nos miramos las historias de WhatsApp, nomás”.

SEGUIR LEYENDO:

Miguel Ángel Russo habló como nunca antes de su lucha contra el cáncer: “En Argentina hacés quimioterapia y te quieren sacar una selfie”

Boca acordó la venta de Wanchope Ábila a Colón: todos los detalles

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba