Política

Con elogios a Cristina Kirchner y De Vido, Aníbal Fernández declaró en el juicio oral por la obra pública

Aníbal Fernández entrando a los tribunales federales de comodoro py
Aníbal Fernández al llegar a los tribunales de Comodoro Py (Adrián Escandar/)

El ministro de Seguridad de la Nación. Aníbal Fernández, declaró hoy como testigo en el juicio oral por la obra pública en el que está acusada la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner. Lo hizo en los tribunales de Comodoro Py en su rol de ex jefe de Gabinete de la Nación de la ex presidenta.

“Hay muchas cosas que llaman la atención que tienen que ver con lo político y no con lo jurídico”, dijo Fernández sobre la causa al llegar a los tribunales en diálogo con los medios pero en el juicio no hizo declaraciones políticas sobre el expediente.

Sí Fernández -quien fue dos veces jefe de Gabinete de Cristina Kirchner- elogió a la vicepresidenta y al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, otro de los acusados en el juicio.

El ministro de Seguridad fue citado como testigo a pedido de la defensa de Cristina Kirchner, de De Vido y del empresario Lázaro Báez. La defensa de la vicespresidenta solicitó convocar a todos los que fueron sus ex jefes de Gabinete. La semana pasada declaró Juan Manuel Abal Medina, ayer lo hizo el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, el martes que viene lo hará el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el 21 de febrero el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

En el juicio se analizan las presuntas irregularidades en las 52 obras públicas que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz de 2003 a 2015 durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Algunas de esas irregularidades son sobreprecios y obras que se abonaron en su totalidad y no se terminaron. Los acusados en el caso son 13. Además de Cristina Kirchner, Báez y De Vido están siendo juzgados el ex secretario de Obras Públicas José López, el ex titular de Vialidad Nacional Nelson Periotti, entre otros.

Los jefes de Gabinete tenían entre sus funciones las reasignaciones de partidas del presupuesto. Esa herramienta la utilizaban para casos de obras públicas y para profundizar sobre esa situación fueron citados al juicio.

A Fernández le preguntaron sobre sus funciones como jefe de Gabinete, su rol en la elaboración del presupuesto y la asignación de las partidas para las obras públicas. “De ninguna manera sucede que en el presupuesto se beneficia a un empresario en particular”, sostuvo el ministro de Seguridad que explicó que las obras se asignen después por licitación.

En esa línea respondió “nunca” cuando Alberto Beraldi, abogado de la vicepresidenta, le preguntó si alguna vez Cristina Kirchner le pidió incluir en el presupuesto obras o partidas para Santa Cruz. También señaló que esa provincia, de la que son oriundos los Kirchner, no fue la única para que la firmó reasignaciones presupuestarias. “Son 24 jurisdicciones, cada una tiene un montón de obras. No firmé para una provincia especifica”, dijo.

Aníbal Fernández entrando a los tribunales federales de comodoro py

En su declaración hubo elogios. Calificó de “superdotado” a Néstor Kichner y a Cristina Kirchner de tener una “cabeza superlativa” en su visión de obras públicas para desarrollar en todo el país. También elogió al Ministerio de Planificación Federal cuando le preguntaron si cuando hace una reasignación de partidas sabe para que empresa es. Contestó que no y dijo que “las correcciones las hace el Ministerio según el avance de la obra”. Y agregó que “se revisa por áreas especificas del ministerio de planificación que tenia una capacidad de trabajo superlativa”.

“Nunca recibí una instrucción de Cristina Kirchner para beneficiar a alguien con obra pública”, dijo ayer Capitanich en parte de su declaración como testigo que hizo por videoconferencia desde Chaco.

El ex jefe de Gabinete declaró durante tres horas en las que las principales preguntas estuvieron centradas en cuál era su rol en la elaboración del presupuesto nacional como jefe de Gabinete, qué áreas intervenían, cómo se controla su ejecución, cómo se reasignan partidas presupuestas y cómo se determinan qué obras se realizarán. Hubo un tramo de preguntas más políticas que en sus respuestas Capitanich respaldó a Cristina Kirchner, a De Vido y a Báez.

-¿Recibió alguna indicación directa de Cristina Kirchner para incluir obras en el presupuesto que beneficien a algún contratista en particular?- preguntó Carlos Beraldi, abogado de la vicepresidenta.

-Nunca recibí una instrucción en tal sentido de la Presidenta de la República, respondió el gobernador.

Cristina Kichner y su abogado en la primera audiencia del juicio oral
Cristina Kichner y su abogado en la primera audiencia del juicio oral (AGUSTIN MARCARIAN/)

Juan Villanueva, abogado de Báez, le preguntó algo parecido: si el empresario alguna vez le pidió que lo beneficie. “No tuve ninguna observación al respecto”, contestó Capitanich, que contó que conoció a Báez porque le pidió una reunión y lo recibió en la Casa de Gobierno de Chaco para hablar de las perspectivas de desarrollo de sus empresas. Luego el fiscal Diego Luciani pidió más detalles de ese encuentro. Capitanich contó creer recordar que fue en 2008 y que Báez le habló que le interesaba que su empresa Sucesores de Adelmo Biancalani haga obras en la provincia. El gobernador dijo que le contestó que podía siguiendo los lineamientos que marca la ley. De hecho, esa empresa construyó la ruta nacional 7. “La oposición y los medios de comunicación dijeron barbaridades. Para hacer esta obra tuve que vivir ataques infundados y se demostró la transparencia de los actos”, criticó el mandatario provincial.

El fiscal Luciani quiso tener más precisiones. Le preguntó a Capitanich si tenía reuniones sobre obra pública cuando fue jefe de Gabinete. “A veces si, a veces no”, respondió. El gobernador explicó que cuando se establecen obras públicas en el presupuesto allí no se indica qué empresa lo hará. Eso se determina en una licitación posterior, por lo que en su rol no sabía que compañías iban a hacer las obras.

Capitanich dijo que no le constaba si Cristina Kirchner se reunía con De Vido para hablar de obra pública. “Yo tenia relación con todos los ministros”, contestó cuando el fiscal le preguntó si tenía vinculo con el entonces ministro de Planificación. Lo mismo le preguntó respecto al secretario de Obras Públicas José López, otro de los acusados en el juicio. “Tenia interacción con López como con todos los funcionarios”, contestó y que hablaba de la obra pública. “No me consta que la Presidenta interactuara con López. Pero la Presidenta debe comunicarse con todos porque así es la gestión de un gobierno”, respondió.

“Tengo un grato recuerdo de su gestión, como de De Vido y de todos los funcionarios”, fue otra de las frases políticas de Capitanich en referencia a Nelson Perriotti, ex titular de Vialidad Nacional y juzgado en el caso, cuando recordó un plan de repavimentación que hizo durante su gestión.

El gobernador sostuvo que no consultaba con Cristina Kirchner cuando reasignaba partidas presupuestarias, sino que era una decisión administrativa que tomaba como jefe de Gabinete a instancias de cada ministerio. El fiscal Luciani le consultó por dos asignaciones de 78 y 100 millones de pesos para obras viales. “No conozco los detalles, pero es probable que sea por obras que se ejecutan durante el año y necesitan que se incluyan en el presupuesto”, explicó.

SEGUÍ LEYENDO:

La conformación de las comisiones podría hacer naufragar las sesiones extraordinarias del Congreso

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba