Política

La millonaria cuenta en Suiza de Carlos Kauffmann, el empresario chavista condenado por la valija de Antonini Wilson

Carlos-Kauffmann--Suisse-Secrets
Carlos Kauffmann

Carlos Eduardo Kauffmann Ramírez, uno de los empresarios de la boliburguesía venezolana detenido y condenado en Estados Unidos por su rol en el encubrimiento del “caso Antonini”, abrió una cuenta en el Credit Suisse y depositó millones de dólares vinculados a la corrupción. La información se desprende de la investigación Suisse Secrets, liderada por el centro de investigación Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), de la que participan 48 medios del mundo, entre ellos Infobae y La Nación, por Argentina.

Apodado “El Demonio” por quienes los conocen en Caracas – donde creció y estudió odontología-, Kauffmann se dedicó a los negocios a la sombra del gobierno de Hugo Chávez, pagando sobornos y gestionando dinero de la corrupción para los funcionarios, según admitió ante la Corte Federal de Miami en 2008.

La cuenta que Kauffmann abrió, junto a su hermana Carolina, tocó su techo dos años después de su apertura: acumuló USD 9,66 millones para febrero de 2006, casi dos años antes de que el escándalo de la valija de Guido Antonini Wilson le cambiara la vida.

Durante los meses y años que siguieron a la apertura de su cuenta bancaria en Suiza, las turbulencias aumentaron para Kauffmann, tanto en Venezuela como en Estados Unidos. Entre otros motivos, porque a pedido del gobierno de Hugo Chávez buscó convencer a Antonini Wilson que admitiera como propia la valija con USD 800.000 decomisada en el Aeroparque porteño en agosto de 2007.

Kauffmann ignoraba, sin embargo, que tras retornar de Buenos Aires a Miami, Antonini había comenzado a colaborar con la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI). Detenido en diciembre de ese mismo año, afrontó un juicio en la Corte Federal de Miami junto a su socio Franklin Durán y al abogado venezolano Moisés Maiónica, entre otros.

Con el correr de las semanas, tanto Kauffmann como Maiónica acordaron con el fiscal federal Thomas Mulvihil y declararon como arrepentidos ante la Corte a cambio de una reducción en sus condenas. La excepción fue Durán, quien rechazó la propuesta y terminó condenado.

Suisse Secrets juicio Antonini Wilson
Reconstrucción del juicio en Nueva York con los acusados por el caso de la valija de Antonini Wilson, entre ellos, Kauffmann

Al declarar como arrepentido, Kauffmann aportó detalles de los esfuerzos del gobierno chavista por comprar el silencio de Antonini a cambio de USD 2 millones y terminar así con el escándalo del “maletinazo”. También relató sus propias tropelías. Entre otras, que protagonizó al menos 14 sobornos distintos a funcionarios y militares venezolanos de la Guardia Nacional, de la petrolera estatal PDVSA, a gobernadores de los estados de Vargas y Cojedes, y al equipo completo del Ministerio de Economía de su país.

Un historial oscuro

Kauffmann relató ante la justicia de Estados Unidos, además, cómo les cobró retornos a los bancos Banesco, Bolívar y Canarias a cambio de invertir el dinero de su cartera de clientes en InverWorld con ellos. Pero la fuente principal de ingresos fueron sus negocios espurios con el poder hasta amasar fortunas junto a Durán, según admitió en los tribunales de Miami.

Los vínculos de Kauffmann con el mundillo financiero de Venezuela se remontan a décadas atrás. En 1990 fundó la firma Valores Balcaf; fue agente del mercado Forex entre 1988 y 2002; y en 1996 montó la casa de cambio Universal Express. También trabajó como operador de la firma bursátil InverWorld, donde se dedicó a cobrarle “retornos” a los bancos por invertir dinero de sus clientes en esas entidades, según admitiría ante la Justicia de Estados Unidos.

“Carlos tenía amigos en casi todos los bancos, incluso un compañero de colegio terminó viviendo en Suiza, donde él [por Kauffmann] operó varias cuentas. Algunas eran de él y otras eran de funcionarios, y él se encargaba de gestionárselas”, detalló un empresario venezolano que interactuó con él durante muchos años.

Durante el chavismo, Kauffmann tejió vínculos excepcionales con varios funcionarios clave del régimen. Entre ellos, con Diosdado Cabello, quien fue vicepresidente de Venezuela, ministro de Obras Públicas y gobernador del estado de Miranda, entre otros cargos. En la actualidad es considerado la persona más poderosa de su país, sólo por debajo de Nicolás Maduro, aunque afronta acusaciones de Estados Unidos por corrupción, lavado y narcotráfico.

Los vínculos de Kauffmann con el chavismo le reportaron negocios que lo convirtieron en multimillonario y lo llevaron a comprar Venoco, la empresa petrolera privada más importante de Venezuela. Pero también le causaron problemas. Fue identificado como “persona políticamente expuesta” (PEP) por las agencias internacionales que colaboran con los bancos para prevenir el lavado de activos.

infografia Suisse Secrets
(Infografía: Andrés Snitcovsky)

Por eso, varias entidades se negaron a seguir teniéndolo como cliente. Sólo de Suiza debió retirar USD 88 millones, junto a su socio Franklin Durán, que giraron a una cuenta a nombre de la firma offshore Klim Fund BV en el Smith Barney, una división del Citigroup Global Markets.

Kauffmann también quedó bajo la lupa estadounidense por sus vínculos indirectos, por ejemplo, con los carteles desde el momento en que su socio Durán vendió un avión matrícula YV2484P en Medellín –al contado y al doble de su valor de mercado- y la aeronave terminó decomisada en el aeropuerto mexicano de Aguascalientes con dos toneladas de cocaína.

Infobae intentó contactarse con Kauffmann a través de sus abogados en Estados Unidos, pero no respondieron la consulta para esta investigación. También envió un mensaje a su cuenta de Linkedin que tampoco fue respondido por el venezolano.

El escándalo de la valija

Tras cumplir una condena de 13 meses de prisión en Estados Unidos, Kauffmann recuperó su libertad y se radicó en el estado de Florida, temeroso de las represalias que podía afrontar si retornaba a Caracas junto a su familia. Pero debió enfrentar más dificultades. Entre ellas, el cierre de sus cuentas en otras entidades bancarias, incluida la que tenía en el Credit Suisse.

Apenas un mes después de salir de prisión, según consta en la investigación Suisse Secrets, se registró el cierre de su cuenta bancaria en ese banco en Suiza, que en esos momentos acumulaba poco más de USD 7 millones.

Desde el Grupo Credit Suisse, en tanto, ante la consulta de OCCRP señalaron: “Como institución financiera líder a nivel mundial, Credit Suisse es muy consciente de su responsabilidad con los clientes y con el sistema financiero en su conjunto para garantizar que se respeten los más altos estándares de conducta”. Y agregaron: “En línea con las reformas financieras en todo el sector y en Suiza, Credit Suisse ha tomado una serie de medidas adicionales significativas durante la última década, incluidas inversiones adicionales considerables para combatir el crimen financiero. En todo el banco, Credit Suisse continúa fortaleciendo su marco de cumplimiento y control y, como hemos dejado claro, nuestra estrategia pone la gestión de riesgos en el centro mismo de nuestro negocio”.

Carlos-Kauffmann--Suisse-Secrets
Kauffmann se dedicó al automovilismo en Estados Unidos, tras salir en libertad

Tras obtener su libertad, Kauffmann continuó radicado en Estados Unidos y se dedicó a correr carreras de automóviles. En 2016 se coronó campeón mundial de la serie Ferrari 458 Challenge. En las fotos aparece con barba y sus puños alzados.

Suisse Secrets es un proyecto periodístico colaborativo basado en una filtración de datos bancarios de una fuente anónima al diario alemán Süddeutsche Zeitung, compartida con OCCRP y 46 medios aliados alrededor del mundo, entre ellos Infobae y La Nación, de Argentina. La investigación en nuestro país fue llevada adelante por Mariel Fitz Patrick, Sandra Crucianelli e Iván Ruiz (Infobae), y Hugo Alconada Mon (La Nación).

SEGUIR LEYENDO:

El CEO de Ternium operó una cuenta en Suiza mientras era director de Sidor en Venezuela, la siderúrgica de Techint estatizada por el chavismo

Cómo se hizo la investigación sobre la filtración de cuentas en Suiza

Qué son los Suisse Secrets

Una cuenta en Suiza, sociedades offshore y pisos en Miami, las huellas detrás de los lobistas que hicieron negocios con el chavismo

Qué pasó cuando un periodista quiso abrir una cuenta en el Credit Suisse

El historial de escándalos que envolvieron al Credit Suisse en los últimos 20 años

El rey de Jordania abrió media docena de cuentas en Suiza para acumular su fortuna

El banco de los espías: la clientela secreta del Credit Suisse

El bisnieto de Franco y la hija del “banquero de Chávez” abrieron una cuenta en Suiza con USD 1,2 millones a nombre de una firma en Panamá

Oro negro en cajas suizas: las élites venezolanas ocultaron dinero robado del petróleo en el Credit Suisse

El lado oscuro del cofre suizo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba