Política

Alberto Fernández inicia una semana clave en su “guerra” contra la inflación y el futuro de su alianza política con Cristina Kirchner

Argentina's President Alberto Fernandez speaks with Vice President Cristina Kirchner at the closing campaign rally before midterm elections, in Merlo, Buenos Aires, Argentina, November 11, 2021. REUTERS/Matias Baglietto
Argentina's President Alberto Fernandez speaks with Vice President Cristina Kirchner at the closing campaign rally before midterm elections, in Merlo, Buenos Aires, Argentina, November 11, 2021. REUTERS/Matias Baglietto (MATIAS BAGLIETTO/)

“Para ordenar la economía hace falta primero ordenar la política”, repiten varios funcionarios del gobierno nacional en los últimos días. Alberto Fernández tiene un enorme problema por delante porque para poder encausar el rumbo de la gestión política debe acordar con Cristina Kirchner o tomar decisiones unilaterales en el corto plazo.

Aún no está definido el camino que seguirá, aunque en su entorno suman adhesiones quienes le exigen la segunda opción. Le piden un gesto de autoridad, que corra al kirchnerismo duro de las “cajas” y que fortaleza la conducción de la gestión y del peronismo. No le reclaman romper la coalición porque la coalición ya está rota.

La crisis política interna del Frente de Todos condiciona la gestión de Gobierno y nubla el foco real del problema de fondo que tiene la Argentina: el aumento de la inflación. Tal como está presentado el escenario, el Presidente afrontará la “guerra” contra el aumento de precios con dos generales kirchneristas.

En la avanzada oficial contra los precios en los supermercados estará el Secretario de Comercio, Roberto Feletti, y en las gestiones para evitar que el país se quede sin gas el encargado será el Secretario de Energía, Darío Martínez, que en la semana reconoció que Argentina se quedó sin recursos para pagar el gas en marzo.

El secretario de Comercio, Roberto Feletti (Adrián Escandar)
El secretario de Comercio, Roberto Feletti (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)

Es paradójico. Los dos nombres claves en la lucha contra la inflación forman parte del esquema político que lidera la Vicepresidenta, que en la actualidad no se habla con el Jefe de Estado. En la última semana hubo sobradas muestras de que la alianza política está quebrada y reina la desconfianza en todos los rincones del peronismo. Hay dos mundos distintos bajo la raída estructura de unidad.

El último en explicitar el deterioro del Frente de Todos fue el canciller, Santiago Cafiero. “Ignorar que el Frente de Todos hoy atraviesa un momento político crítico sería necio. Hubiese sido mucho mejor que nuestro espacio político votara unido (el acuerdo con el FMI). Sin embargo, estas diferencias en el seno de nuestra coalición bajo ningún aspecto deben transformarse en una ruptura del espacio político”, sostuvo este domingo.

El ex jefe de Gabinete publicó una carta en un medio de comunicación afín al kirchnerismo y pidió que toda la dirigencia del peronismo “busque los mecanismos para retomar el diálogo y la iniciativa para superar esta crisis y reordenar el Frente de Todos”. No parece casual que el pedido llegue desde un portal K. Es una forma de dejar asentado que el “albertismo” buscó evitar una fractura expuesta y lo hizo en territorio visitante.

Ahora, será Cristina Kirchner y su espacio político los que deban recoger el guante. En el kirchnerismo repiten desde hace tiempo que ellos no se irán de la coalición, aunque son conscientes del enorme malestar que hay en la Casa Rosada y que se reproduce todas las semanas, mientras en la cúpula del poder continúa el silencio y la tensión. En las filas del oficialismo nadie sabe cuando puede volver a brotar un nuevo desencuentro.

Máximo Kirchner, Luana Volnovich y Fernanda Raverta - La Cámpora
La Cámpora convocó a una masiva movilización para el 24 de marzo
(@luanavolnovich)

Esta semana será especial para el peronismo porque tanto la Casa Rosada como el kirchnerismo duro van a conmemorar el día de la memoria (24 de marzo) y aún se desconoce si lo harán juntos o por separado. Si realizan el acto en diferentes lugares expondrán las diferencias que ya son indisimulables. Si lo hacen en conjunto, expresarán la voluntad de querer pegar el jarrón partido.

La Cámpora convocó a una movilización masiva que arrancará en la ex ESMA y culminará con un acto central en la Plaza de Mayo. Los movimientos sociales, con el Movimiento Evita a la cabeza, – espacio alineado al Presidente – también realizarán una marcha en otro punto de la Ciudad de Buenos Aires. Alberto Fernández aún no decidió en que lugar estará. No hacen falta palabras. Las presencias y las ausencias serán un gesto en si mismo.

Las primeras batallas de la “guerra” contra la inflación

Este lunes se espera que el Presidente convoque a representantes del sindicalismo, el empresariado y los sectores productivos para avanzar en una discusión sobre acuerdos de precios, además de otras medidas enfocadas en lograr contener el aumento de la inflación, que registró 4,7% el último mes y que, según las estimaciones del Gobierno, será mayor el mes próximo.

“La convocatoria del Presidente a este diálogo es para trabajar en conjunto, para afrontar los problemas y darle previsibilidad al país, darle más producción, inversión y crecimiento. El crecimiento hace mucho menos penoso todo. Esta mesa la esperamos con mucho interés para dialogar, construir y remover obstáculos. Va a ser un punto de inflexión”, sostuvo el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, luego de protagonizar una reunión con el Presidente y la CGT en el final de la última semana.

El Gobierno intenta negociar con los diferentes sectores medidas para frenar el aumento de los precios (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
El Gobierno intenta negociar con los diferentes sectores medidas para frenar el aumento de los precios (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
(Juan Ignacio Roncoroni/)

El viernes pasado el anuncio para arrancar la “guerra” contra el aumento de precios no tuvo medidas concretas. Fernández solo dejó en claro que habrá controles de precios, pero no explicó de que forma. En definitiva, durante esta semana deberían empezar a clarificarse las medidas que se tomarán para contener la suba e intentar comenzar a desandar un camino para ordenar la macroeconomía.

Este lunes a las 10 de la mañana el ministro de Producción, Matías Kulfas, y el secretario de Comercio, Roberto Feletti, recibirán en el ministerio de Producción a representantes de Supermercados y a la COPAL, una entidad que nuclea a más de 30 cámaras de la industria de alimentos y bebidas.

¿El objetivo? Discutir el aumento de precios de algunos productos a los que el Gobierno no le encuentra explicación de porqué aumentaron, y las medidas que la Casa Rosada está diseñando para controlar los precios de los alimentos. El oficialismo podría aplicar un nuevo y férreo control en los grandes supermercados y mercados de cercanía, y retrotraer el valor de un grupo de productos que no tengan incidencia directa en la disparada de precios internacionales. Aún no está definido.

“Está la cuestión de subas que no tienen justificación en costos, sino motivos especulativos. En eso vamos a ser muy duros”, señaló Kulfas este domingo durante una entrevista radial. También sostuvo que el gobierno busca la persuasión, pero si ésta no alcanza, “usaremos la ley de abastecimiento, la de defensa de la competencia, herramientas que ya hemos usado en la pandemia”.

Entrevista Matías Kulfas 16/02/22
El ministro de Producción, Matías Kulfas (Foto: Franco Fafasuli) ((Franco Fafasuli) /)

En el comienzo de la semana el Gobierno daría a conocer nuevas medidas para los comercios de cercanía, ya que las que están vigentes se cumplen en los grandes supermercados, pero no en los mercados más chicos. Esa decisión también fue comentada por el ministro de Producción, que fue terminante: “Si vemos subas injustificadas a pesar de las medidas nuevas, tomaremos medidas drásticas”.

El Gobierno está envuelto en una batalla económica y política que, después de dos años de gestión, ha desgastado la estructura de la coalición y la imagen pública del Presidente. En el oficialismo está hundidos en la incertidumbre y agobiados por la relación política entre Alberto y Cristina. En ese contexto, intentan afrontar un nuevo capítulo de la crisis económica.

SEGUIR LEYENDO:

Todos los cargos en el Estado que pone en juego La Cámpora ante la crisis política entre Alberto Fernández y Cristina

Santiago Cafiero: “Ignorar que el Frente de Todos hoy atraviesa un momento político crítico sería necio”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba