Política

Tras la foto con Máximo Kirchner, Pablo Moyano se acercó a la CGT y se reuniría con Alberto Fernández

Pablo Moyano fue a la reunión de la CGT y la UIA con el ministro Guzmán
Pablo Moyano fue a la reunión de la CGT y la UIA con el ministro Guzmán

¿Pablo Moyano fue “indultado” por Alberto Fernández luego de su desafiante foto con Máximo Kirchner? Hay un claro indicio de distensión: el dirigente camionero fue invitado por Héctor Daer (Sanidad), su par del triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT), a la reunión de ayer con el Gobierno y la Unión Industrial Argentina (UIA), instancia de la que había sido excluido hasta ahora. Y las versiones más insistentes hablan de un inminente encuentro entre el hijo de Hugo Moyano y el Presidente, que pondría algo de alivio, al menos en el plano sindical, a la fuerte pelea interna del Frente de Todos. En la Casa Rosada no descartaron la posibilidad de que esa audiencia se concrete en las próximas horas.

Como anticipó Infobae, Pablo Moyano visitó el viernes pasado la Casa Rosada, pero no estuvo con Alberto Fernández, como decían algunos rumores, sino con el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. Allí, el sindicalista habría aclarado que la foto con el hijo de Cristina Kirchner no estuvo dirigida contra el primer mandatario. Algo cambió en el clima desde entonces: por eso aseguran que Daer, el dirigente gremial más alineado con el Presidente, llamó temprano a su colega para invitarlo a la reunión en Economía.

Sugestivamente, el sector mayoritario de la CGT mantuvo dos reuniones con Alberto Fernández y no lo invitó a Pablo Moyano, con quien prácticamente ni se hablan: más que diferencias políticas, que surgieron en las últimas semanas, Daer y sus aliados le reprochan al camionero tener actitudes individualistas, mientras que éste se queja del estilo sectario de sus pares de la central obrera.

Antes de sumarse al encuentro con el ministro Martín Guzmán, Pablo Moyano encabezó un plenario sindical al que fueron dirigentes del moyanismo, del kirchnerismo y sectores independientes, y en el que hubo críticas al “manejo cerrado” de la cúpula cegetista y quejas contra el gobierno de Alberto Fernández por el alza de la inflación y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pablo Moyano y Máximo Kirchner
Pablo Moyano y Máximo Kirchner, una foto polémica

Se trató de una demostración de fuerza y, a la vez, un gesto desafiante hacia el sector mayoritario de la CGT, que integran el sector de “los Gordos” (Daer, de Sanidad, y Armando Cavalieri, de Comercio); el barrionuevismo (Carlos Acuña, de estaciones de servicio) y los independientes (Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martínez, de la UOCRA, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias).

Durante el encuentro, que se realizó en la sede de UATRE (trabajadores rurales), se hizo un repaso de la situación económica y política: los distintos dirigentes -entre quienes había 12 que integran la CGT- coincidieron en la preocupación por el aumento de la inflación y varios de ellos criticaron la estrategia oficial para afrontar ese problema. También se escucharon cuestionamientos al acuerdo que firmó el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se avaló a los senadores kirchneristas que impulsan un proyecto para crear un impuesto que recaude dólares no declarados en el exterior para repagar la deuda externa. Algunos dirigentes se comprometieron a concurrir este miércoles al Senado para respaldar la sanción de la iniciativa.

Varios de los presentes apuntaron contra el ministro de Trabajo, Claudio Moroni: lo acusaron de “parcialidad”, de tomar “decisiones discrecionales” e incluso de perjudicar a José Voytenco, líder de UATRE, a quien el Gobierno aún no reconoció oficialmente pese a que, como se destacó en el encuentro, fue elegido en el congreso de ese sindicato que se realizó en octubre pasado. Por eso el plenario aprobó una declaración de solidaridad hacia Voytenco por considerar “inexplicable” que aún no tenga su certificación de autoridades.

Sin embargo, se escucharon muchas más críticas contra quienes conducen la central obrera. “Manejan la CGT ellos solos y por chat”, fue una de los comentarios más repetidos. Hubo protestas porque “no avisaron a nadie” del encuentro con el Gobierno y la UIA e incluso porque desde que se eligieron las nuevas autoridades, hace cinco meses, el Consejo Directivo cegetista se reunió sólo una vez. También hay malestar porque algunos dirigentes aún no tienen oficinas asignadas en la sede de Azopardo 802 o siempre las encuentran cerradas.

Aun así, los sindicalistas presentes se comprometieron a “no dejar la CGT” y “dar la pelea desde adentro” para revertir la actual situación. Hubo apelaciones a mantener la unidad y propiciar un debate para superar la crisis que sufre la conducción cegetista.

Pablo Moyano y Sergio Sasia encabezan un plenario del Frente Sindical
Pablo Moyano y Sergio Sasia encabezaron un plenario sindical

El plenario contó con la presencia de dirigentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), que integran Pablo Moyano, Mario Manrique (SMATA), Omar Plaini (canillitas) y Juan Pablo Brey (aeronavegantes), entre otros; el SEMUN (Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional), que encabeza Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), y la Corriente Federal de Trabajadores, donde militan kirchneristas como Sergio Palazzo (bancarios), Vanesa Siley (judiciales) y Walter Correa (curtidores). Siley, diputada nacional del Frente de Todos, protestó porque la federación que preside no pudo ingresar a la central obrera: “Es más fácil entrar a la ONU que a la CGT”, dijo.

Donde hubo coincidencias fue en el apoyo a la Ley Federal de Transporte, de la que dio detalles Sasia, jefe de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), quien confirmó que el borrador del proyecto fue consensuado con gobernadores, funcionarios, empresarios, académicos y sindicalistas del sector, y que será presentado ante el Gobierno y el Congreso.

Las palabras finales estuvieron a cargo de Pablo Moyano. Sorprendió a todos con dos revelaciones. Por un lado, que inesperadamente había sido invitado por Daer al encuentro de esta tarde del Gobierno, la CGT y la UIA. Por otro, hizo alusión a una de las peleas sindicales más comentadas de los últimos tiempos: “No estoy peleado con Hugo (Moyano), como dicen algunos medios”, aseguró.

Algunos lo escucharon con atención, pero no pudieron dejar de relacionar su foto con Máximo Kirchner con las posteriores declaraciones de su papá, en las que, en un sentido contrario a la imagen con el líder de La Cámpora, defendió enérgicamente a Alberto Fernández: “Las críticas (contra el Presidente) son totalmente desmedidas. El Gobierno ha puesto en marcha un plan económico que es complicado porque la situación que se vive en el mundo, y en particular en la Argentina, es muy difícil”, afirmó el líder camionero. ¿Será la misma postura que adoptará en las próximas horas Pablo Moyano si finalmente se reúne con Alberto Fernández?

SEGUIR LEYENDO

Máximo Kirchner afirmó que La Cámpora quiere la unidad y disparó: “No nos vengan a explicar lo que son situaciones difíciles”

Referentes de Juntos por el Cambio se endurecen ante los planes sociales, pero con sugestivos matices

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba