Deportes

El otro lado de Gallardo: un ex jugador de River Plate reveló cómo es “el confesionario” del DT y contó la intimidad de sus enojos

Marcelo Gallardo Carlos Auzqui
Gallardo y Auzqui, en su etapa en el Millonario

El “correctivo” de Marcelo Gallardo a Andrés Herrera fue una de las imágenes del último fin de semana. En el empate 1-1 entre River Plate y Atlético Tucumán, el lateral dejó picar la pelota en lugar de atacarla, la misma se fue al lateral, y provocó el enojo del entrenador, que lo palmeó con énfasis en la espalda.

“En el vestuario me preguntaron: ‘¿Qué te paso? Andan diciendo que le diste un correctivo a Herrera’. Cómo le voy a dar un correctivo a Herrera. Se lo tendría que haber dado bien… Fue una caricia en la espalda, pobre Herrera, es más bueno, me la agarré con él. Tiene que ver con que tuvimos la posibilidad de pasarla de una manera y no fue así”, alegó el Muñeco ya en el vestuario.

En este contexto, Carlos Auzqui, ex pupilo del orientador de Núñez, contó cómo es el DT enojado en la intimidad. La pregunta puntual que le hicieron en TNT Sports fue si Gallardo es “calentón”. “Cuando a River no le salen las cosas, sí, se patina. Como todos, solo que él se patina un poco de más”, reveló. “¿Si a mí me pasó alguna de esas? Sí, seguramente, pero me hice el boludo”, agregó.

El hoy mediocampista del Ferencvaros de Hungría, de 31 años, fue adquirido por River en 2017 tras su recorrido en Estudiantes, pero nunca se terminó de asentar. Sí ofreció buenos rendimientos en Lanús y en Talleres. “Alguna vez Gallardo me ha llamado al confesionario. Te pregunta qué te pasa, te dice ‘tenés que hacer esto’, y si no lo hacés te castiga, pero bien. Está bueno porque te dice las cosas de frente, como tiene que ser. Y cuando no lo hacés, te pasa lo que me pasó a mí”, detalló, en alusión al hecho de haber sido cedido a préstamo.

Sin embargo, lejos estuvo de reclamarle las formas o los métodos. Por el contrario, tomó los enojos y el “confesionario” como parte de la enseñanza. “A medida que va pasando el tiempo y vas adquiriendo más partidos en Primera, te das cuenta de que Gallardo tenía razón. El que estaba equivocado era yo. En ese momento, yo sabía que me faltaba algo para jugar en River. Por eso mismo me tuve que ir a préstamo”, analizó.

La reprimenda del Gallardo a Herrera que se hizo viral

El hecho de haber ganado rodaje en otros clubes le permitió regresar a la consideración del Muñeco. “Cuando volví del préstamo de Talleres, Gallardo me dijo que iba a tenerme en cuenta. Me presenté a entrenar en River. Cuando pasaron diez días, empezó a usarme en los trabajos. Me dijo que estaba jugando bien, que me entrenaba con ganas y tuvimos una charla. Ahí me dijo que si no llegaba una oferta de compra me iba a utilizar. Llegó la oportunidad de dar el salto a Europa y en un par de días decidí venir a Hungría. Fue muy difícil, sinceramente, porque cuando me tocó jugar el amistoso en cancha de River (contra Platense), un poco me movió el piso la idea de quedarme en el club, pero era consciente de que no iba a tener otra posibilidad de jugar en Europa”, se explayó sobre por qué no permaneció bajo la tutela del DT multicampeón.

“Valoro mucho haber salido campeón en otra liga. Mi idea es quedarme acá, en el fútbol europeo. Tengo dos años y medio de contrato. Una de las cosas que me pasaron por la cabeza cuando tomé la decisión de venir a Hungría fue la de tener la posibilidad de jugar la Champions o la Europa League con Ferencváros. Sería un sueño”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

Caruso contra todos: de la reacción de Messi ante los silbidos al “correctivo” de Gallardo a Herrera

Quién es el “Gigante” Ruberto, la joya de 16 años de River Plate que brilló en la Selección Sub 17 y ya tiene contrato profesional

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba