Política

Mensaje del kirchnerismo y el Frente Renovador: avanzaron en la institucionalización del Frente de Todos bonaerense

maximo kirchner kicillof malena galmarini

Distintas figuras del Frente de Todos almorzaron este martes en la gobernación bonaerense en La Plata con el objetivo de avanzar en la institucionalización del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, un plan que había propuesto el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa para que sea el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien encabezara ese lugar y que las decisiones que se tomen sean resultado de un debate interno entre las distintas fuerzas políticas que integran el Frente de Todos.

Cómo había adelantado Infobae, Massa veía en la institucionalización del FdT un camino para apaciguar los matices y coordinar la toma de decisiones. El plan del diputado nacional era que fuera el gobernador bonaerense, Axel Kicillof el dirigente que debía sentarse en la cabecera de esa mesa.

En medio de la interna que atraviesa el oficialismo, la institucionalización del Frente de Todos en la provincia de mayor peso electoral y político -y donde predomina el kirchnerismo- es un precedente y una señal hacia Casa Rosada. Al menos, así lo advierten desde el entorno de Kicillof.

La institucionalización del Frente de Todos ya funciona en otras provincias como por ejemplo Chaco, donde su gobernador Jorge Capitanich dio el puntapié semanas atrás con él como referente central. “Los desafíos de la provincia y del país los debemos afrontar unidos; la organización institucional es el reaseguro para promover el debate interno, garantizar la pluralidad de voces y evitar la atomización y la dispersión política”, decía el gobernador chaqueño al momento del anunciar la institucionalización.

Este martes según se informó a través de un comunicado, se definió que el objetivo será “coordinar acciones que consoliden el trabajo que se vienen realizando en territorio bonaerense”. El almuerzo del que participaron Kicillof, la vicegobernadora, Verónica Magario, el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner; la titular de AySA, Malena Galmarini, en representación del Frente Renovador, Mario Secco por el Frente Grande; Carlos Castagneto por Kolina, Mónica Macha de Nuevo Encuentro, la ministra de Gobierno bonaerense y vicepresisdenta segunda del PJ nacional, Cristina Álvarez Rodríguez y el Jefe de de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, se dio en el reverdecer de la interna que atraviesa el Frente de Todos, que por momentos se vuelve explícita y por momentos se aplaca con algunos gestos de unidad en pos de la gestión de gobierno.

La alternativa de institucionalizar el Frente es un mecanismo que -se espera- sirva para la toma de decisiones de la alianza gobernante minada hoy por hoy de diferentes matices. La principal discusión pasa por el rumbo económico y las políticas estructurales a tomar. Allí, existe una manifiesta demanda de algunos sectores más cercanos al kirchnerismo de revisar rumbo del programa económico que encara, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán.

Uno de los funcionarios más críticos a la figura del titular del área económica de la Nación, es el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque. Este martes y un día después de encabezar un acto en el que anunció junto a su par de Nación, Juan Zabaleta -un dirigente de la estructura política del presidente Fernández- un modulo alimentario extra para las familias de chicos que asisten a comedores escolares dijo que “a Martín Guzmán no lo votó nadie”

En el encuentro de este martes se definió que, el Frente de Todos provincial continuará desarrollando una serie de reuniones “con todos los actores que conforman la coalición para fortalecer el espacio de discusión y debate interno y las definiciones en torno a la realidad de nuestra provincia”.

En la correlación de fuerzas dentro de la alianza de gobierno en la provincia de Buenos Aires hay una fuerte presencia de La Cámpora y de los intendentes más recostados en el peronismo. Sin embargo, el presidente del PJ bonaerense es Máximo Kirchner. Desde hace un tiemplo, Massa también logró ser parte activa de la toma de decisiones del gobierno bonaerense. Así se definió con la inclusión de Jorge D’Onofrio al flamante ministerio de Transporte bonaerense.

Con el visto bueno de Massa y Máximo, el oficialismo bonaerense buscará reorganizar el Frente de Todos en torno a Kicillof

Andrés “Cuervo” Larroque volvió a embestir contra Guzmán: “No lo votó nadie”

La demanda social apura la unidad en el Frente de Todos, pero Alberto Fernández y Cristina Kirchner siguen sin diálogo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba