Política

Identificaron a las personas que pegaron los afiches contra Bullrich, Macri y Vidal: ahora buscan una camioneta para llegar a quienes los contrataron

Los afiches aparecieron pegados por el centro porteño en la madrugada de 15 de febrero. Eran un fotomontaje con el ex presidente Mauricio Macri, la titular del PRO Patricia Bullrich, la ex gobernadora María Eugenia Vidal, y el ex ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas. Todos tenían uniforme nazi y por debajo se destacaba la leyenda “La Gestapro, la policía secreta que tiene el PRO”, en alusión a la reunión en el Banco Provincia donde Villegas habló de una “Gestapo”. Los responsables de la pegatina fueron identificados con las cámaras de seguridad de la Ciudad y esta semana declararon ante el juez federal Julián Ercolini y el fiscal Guillermo Marijuán. Según pudo saber Infobae, aportaron algunos datos sobre los verdaderos responsables. Ahora los investigadores buscan identificar una camioneta de color blanca, donde movilizaba la persona que pagó el escrache.

La causa comenzó por una denuncia de la titular del PRO, Patricia Bullrich, una de las afectadas. Como suele ocurrir en estos casos, la investigación arrancó con las imágenes de las cámaras de seguridad de la Ciudad. Esos videos, a los que tuvo acceso Infobae, muestran dos jóvenes que se movilizaban en un Chevrolet de color azul: uno tenía una gorra roja y pantalón corto, el otro usaba remera negra y gorra del mismo color.

Los videos muestran una tercer persona, de remera blanca, que solo cumplía la función de chofer.

Carteles - LA GESTAPRO - Piqueteros de izquierda y organizaciones sociales marchan hoy a la 9 de Julio
Los carteles contra los dirigentes del PRO aparecieron por el centro porteño(Maximiliano Luna)

Una vez identificados, los dos jóvenes encargados de la pegatina “libre” fueron citados a declarar. Ante el juez Ercolini coincidieron que los contrató una persona que se movilizaba en una camioneta Kangoo de color blanca. Pero no dieron datos precisos de ese hombre. Por eso, el juez Ercolini ordenó tareas de inteligencia para tratar de identificar ese vehículo y luego llegar a la persona. Para esa tarea, también se utilizarán las cámaras de seguridad porque ambos jóvenes fueron reclutados en la calle.

“A uno de los chicos lo ubicaron en Mitre y Rivadavia, al otro en Lima y Avenida de Mayo. A este último le pagaron $5000 y le dieron 2000 afiches”, contó uno de los investigadores. Es una cifra muy baja. En otra causa judicial que buscar identificar a los autores del “escrache” contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, los encargados de la pegatina cobraron 80 mil pesos por ese mismo trabajo.

afiches-Gestapro
Los dos jóvenes se movilizaron en un auto de color azul.

En este caso, los dos jóvenes reclutados trabajan en la calle, realizando pegatinas y otro tipo de changas. Uno de ellos declaró que se dedica a levantar cartones por el Microcentro. “Solo tiene instrucción primaria, de hecho no sabía qué es una cruz esvástica ni lo que significa el régimen nazi”, apuntó una fuente judicial.

En los afiches, los cuatro dirigentes de PRO aparecían con uniformes nazis. Esa misma mañana, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta salió a repudiar “la utilización del nazismo para hacer política”. “Así no. Los argentinos tenemos que construir una forma distinta de hacer política. El camino de los agravios, de las chicanas, del ‘vale todo’ se tiene que terminar. La agresión no construye oportunidades ni resuelve los problemas que tenemos en nuestro país”, opinó en un hilo de Twitter.

“Es por ahí Horacio Rodríguez Larreta. NUNCA naturalizar o normalizar la politica del odio, y menos aún usando uno de los episodios más dramáticos de la historia del mundo moderno”, agregó Fernando Straface, titular de la Secretaría General y Relaciones Internacionales.

Fuera de la política, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) también repudió los afiches. “La utilización política del Holocausto y su banalización deben finalizar. El ataque al diputado Milei donde se lo tildó de tener cara de nazi y la aparición de afiches callejeros con apelaciones a la gestapro son símbolos de una descomposición social inaceptable y de la malversación de la historia. Exigimos a las autoridades medidas ejemplares para terminar con este tipo de sucesos”, expresó la institución en su cuenta de Twitter.

afiches-Gestapro
Los afiches se pegaron en la madrugada del 15 de febrero.

Bullrich fue la única de los afectados que acudió a la Justicia. La investigación recién logró identificar a los responsables de la pegatina. Faltan los autores ideológicos.

Algo similar ocurrió con los afiches contra Cristina Kirchner, aunque en ese caso ya se ordenaron pericias sobre los teléfonos de las personas involucradas para llegar al verdadero responsable de la campaña. También se intenta identificar a una mujer joven, su nombre sería “Micaela”, que se encargó de coordinar el envío del dinero a la imprenta contratada.

SEGUIR LEYENDO:

Riesgo político y crisis: el oficialismo suma desgaste por cuenta propia y la oposición se enreda en sus batallas

El atraso cambiario ya hizo perder la mitad del efecto de la suba de los precios de las materias primas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba