Deportes

La reflexión de un arquero argentino luego de haber sido escupido por un niño durante un partido en Chile

“Ahora que tengo el micrófono abierto me gustaría entender…”, prologó su discurso el arquero argentino Matías Cano, que se hizo viral. El portero de Cobreloa acababa de sufrir un gol que decretó la igualdad entre su equipo y Unión San Felipe en condición de visitante, por la Primera B de Chile. Pero el pedido de palabra no fue para referirse al desarrollo del encuentro. Por el contrario, realizó una denuncia y dejó una reflexión que ganó predicamento en las redes sociales.

“Mirá eso, ese nenito de ocho años, escupiendo, tirando piedras, quizá muchas veces con el padre al lado. Entonces, muchas veces, más allá de quién gane o quién pierde, nosotros, como personas de bien, tenemos que dejar algo para el fútbol que viene. Después, esos mismos padres son los que exigen que esos niños tengan buenas notas en la escuela, que se porten bien, que hagan las cosas que tienen que hacer. Y para mí es una desilusión muy grande que un niñito de ocho años me escupa en la cara”, describió su mirada.

“Porque hasta eso está bien, mirá a la enfermedad que llegamos, que te escupan está bien, pero ya después una piedra de un tamaño de un cascote no le hace bien al fútbol nacional. Yo, que vengo de Argentina, se están copiando… Creo que el fútbol chileno se está enfermando con esas cosas. Pasan cosas todos los fines de semana de racismo, de violencia en los estadios, que no es normal, que no está bien. Tenemos que cuidar que las dos parcialidades pueden estar juntas en una cancha, convivir, que simplemente sea un juego, que si podemos ganar la gente se vaya contenta, pero podemos perder, y no es la muerte de nadie. Ayudar y educar a las generaciones que vienen para un futuro más provechoso, no sólo para el fútbol chileno sino también para la sociedad. Entonces, al momento de llevar a tu hijo a la cancha explicarle que es un deporte, que no importa si ganás o perder, la violencia en los estadios la tenemos que empezar a erradicar con los que tenemos al lado, que son nuestros hijos, nuestros sobrinos, nuestros hermanos”, agregó.

Cerró su discurso con una convocatoria. “Demos un paso adelante, trabemos lo que tengamos que trabar y nada quita de que hoy me equivoqué y perdimos, ya que hoy me tocó ver algo que no me había tocado, ver a un chico tan chiquito que me escupa en la cara. Hagamos un stop, hagamos un algo, replanteemos lo que estamos haciendo y cuidemos a esta familia que nos viene a ver”, concluyó el guardameta de 36 años, que en Argentina se formó en Lanús y en Temperley, debutó en la élite con el Celeste, pasó por Huracán de Comodoro Rivadavia, la UAI Urquiza y Crucero del Norte, para mudarse a Chile en 2016, donde defendió las vallas de San Luis de Quillota, Coquimbo Unido y, en la actualidad, Cobreloa.

respuesta del presidente de Unión San Felipe al arquero Matías Cano
La respuesta del titular de Unión San Felipe al arquero. ¿Hubo una provocación?

Tras su alocución, Cano también fue cuestionado desde Unión San Felipe. Raúl Delgado, titular de la institución adversaria, le respondió a través de su cuenta de Twitter: “Es cierto, llegó la hora de actuar. Cada cual tiene que asumir su responsabilidad. De ser cierto lo que dijo el arquero, es repudiable; pero tampoco el es un ejemplo como se ve en la foto. Es un típico incitador a la violencia. El sindicato también debe actuar. Ya es hora”.

Luego de que se viralizara su reflexión, Matías Cano dialogó con “Día libre”, el programa que conduce Cecilio Flematti y que se emite por Metro 95.1 de Argentina. A continuación, los fragmentos más importantes de la entrevista.

– ¿Qué te motivó a hacer esta declaración?

– Cuando llegué acá, hace cinco años, en los primeros partidos que me tocó ver, salir de visitante o jugar de local, había un sector de la cancha que le llaman marquesina. Es como una platea preferencial donde había hinchas de los dos equipos con camisetas, conviviendo, gritaban los goles de su equipo con respeto, y lo veía en varias canchas, nadie le decia nada a nadie. Se vivía una realidad totalmente distinta a muy pocos kilometros de distancia. Yo que venía de allá (Argentina) que hace quince años no se juega con público visitante, no lo podía creer y me parecía fantástico, no se daban cuenta de lo que tenían. Pero de a poco, voy viendo que se fue perdiendo eso, nadie se da cuenta y se fue normalizando. En el partido este que pasó, en el primer tiempo, me tocó ver cómo sacaban a las corridas a hinchas, eso también es raro. Ahora no lo es, porque con el paso del tiempo ocurre cada vez más y se ha normalizado.

– ¿Vos decís que se está enviciando el fútbol chileno, emulando lo malo del fútbol argentino?

– Sí, claro. Cuando salgo al partido en el segundo tiempo voy a poner la botella de agua atrás del palo, en una cancha que tenía muy pocos metros del palo al alambrado. Al agacharme siento una escupida tremenda en la frente y me levanto para ver quién lo había hecho, ya enojado porque a nadie le gusta que le falten el respeto así. No es que estábamos jugando y yo le grité un gol en la cara, que igual no justifica el escupitajo y también estaría mal… Cuando levanto la vista era un nenito, yo tengo cinco hijos y no sabes lo mal que me puso, no el escupitajo en sí, sino sentir que volví a Argentina, que eso estaba mal.

– ¿Atinaste a hablarle?

– Sí, obvio. Le pregunté cuántos años tenía, me salió la parte paternal. Le decía que no se tiene que copiar de todo lo que hacen los grandes, porque atras del niño habían más de diez personas todas escupiendo, tirando agua, diciendo cosas como si yo fuera el diablo… No quiero encapsularlo en el equipo con el que me tocó jugar, es una constante. Uno como profesional a veces cede ciertas cosas porque cree que cuando la gente va al estadio esto forma parte del folclore.

– Está naturalizado y es tan humillante que te escupan.

– Más humillante me parece escupir a que te escupan. Se me caería la cara de vergüenza si mi familia ve un video mío reaccionando de esa manera… Es como que a mi no me guste tu programa de radio y por eso vaya y te escupa. ¿Con qué derecho? No es así, pero como es fútbol la gente cree que vale todo, que cuando pagan la entrada ya vale todo. Este problema que en Argentina ya lo tenemos recontra sabido y está super desarrollado, es mucho mas difícil de parar en Argentina que acá.

– ¿Crees que un nene las actitudes a los ocho años las aprende del padre?

– La educación empieza por casa, no hay que quitar esa responsabilidad. El pibe está todo el día mirando las reacciones que vos tenes, el pibe en su juventud y adolescencia va a hacer esas cosas creyendo que son normales, hagamosnos cargo de eso.

SEGUIR LEYENDO:

Escándalo en Brasil: un futbolista intentó golpear a una árbitra en pleno partido

Luis Islas contó qué hacían con Diego Maradona en las madrugadas de Dubai y reveló cuál fue el tema del que nunca se animó a hablar con él

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba