Deportes

Carlos Zambrano aclaró sus dichos sobre el retiro, contó la intimidad de Boca y cruzó al periodismo por las críticas al equipo

El cruce de Carlos Zambrano a los periodistas críticos de Boca Juniors

Carlos Zambrano estuvo en boca de todos luego de que manifestara su intención de retirarse del fútbol. Con contrato en Boca Juniors y en plena competencia con su selección de Perú, que disputará un repechaje para clasificar al Mundial de Qatar 2022, tuvo que salir a aclarar sus dichos que, según él, se mal interpretaron. “Me sorprendió todo lo que se está hablando. Hace mucho tiempo que no hablaba con la prensa y decidí hacerlo porque están diciendo que me quiero retirar, y es fuerte”, comenzó su descargo. Asimismo, el defensor peruano aclaró que no se arrepiente de lo que dijo.

“Dije no quiero levantarme más y cortan el video completo. Yo dije que me suele costar a veces levantarme. Tengo tantos años de carrera a veces me cuesta, pero disfruto estar ahí, con mis compañeros, en el entrenamiento la paso feliz. No es que quiera retirarme, lo han tomado muy a la ligera”, comentó en diálogo con Equipo F por ESPN.

“A vecces estoy cansado de madrugar, pero no quiere decir que quiera ir al club, es ilógico. Tengo casi 33, sé que mi carrera se está acortando y en un par de años puedo dejar el fútbol. Prefiero yo dejar al fútbol a que el fútbol me deje a mí”, manifestó, al tiempo que aclaró: “No me arrepiento para nada lo que dije, se mal interpretó. Yo tengo un año más de contrato con Boca, me siento muy bien, y además estoy a un paso del Mundial. Sería ilógico pensar eso. Estoy por cumplir un sueño de ir al Mundial”.

Zambrano, igualmente, reconoció que el mundo Boca es muy exigente y que superó sus expectativas. “Tengo claro las exigencias, pero no me imaginaba esto antes de venir. Te abruma mucho y eso que casi no veo noticias. Sé que en su momento me pegaron mucho, es entendible y es el trabajo de los periodistas. Así como te levantan, también te bajan. Lo tengo muy claro, pero fuera de eso me siento muy a gusto en el club, con la dirigencia, con el técnico. Hay muy buena relación, por más que se dijeron muchas cosas el año pasado, de situaciones de indisciplina, donde sin ninguna prueba de nada se me involucró. Nunca salí a desmentir ni nada, sé cómo se maneja todo esto”, criticó.

El peruano retomó su descripción de todo lo que envuelve Boca y las exigencias de resultados que te demanda. “No lo imaginé, es demasiado. Me sorprende que se hable tanto de Boca y más las cosas negativas que lo positivo que se puede hacer. Somos conscientes de eso y lo que más anhelamos los jugadores es la Copa Libertadores. Nos está costando, pero tenemos que ser positivos y afrontar el partido en Bolivia y ganar sí o sí, no queda otra. Todos los partidos para Boca son finales, no se puede empatar, es todo ganar, ganar y ganar. Contra los bolivianos es ganar sí o sí”.

Sobre si tuvo un diálogo con Ricardo Gareca, entrenador de la Selección de Perú, por sus dichos, agregó: “No me llamó, para nada. Hay buena relación y sabe lo que pienso. Se lo comenté a todos, estoy a un paso del retiro, pero no significa que me retire en Boca. No quiero que el fútbol me deje a mí. Hay chicos muy buenos y hay que ser consciente que tienen más hambre que uno y a veces hay que dejarle el lugar a ellos. Como todos ustedes, cuando se levantan sin ganas de ir al trabajo, pero eso no es que no lo disfruten”.

“Yo podría decir muchas cosas, pero pregunten a mis compañeros y vean cómo soy yo en la intimidad. Llego y soy uno de los más positivos, levanto el ánimo, pongo mi granito siempre. Ir a entrenar a Ezeiza es complicado también, pero estoy en el club y le pongo todas las ganas posibles. Me levanto a las 6 para llevar a mi hija al colegio, el tránsito en Casa Amarilla o Ezeiza, sabés lo que es”, continuó Carlos Zambrano, quien no dudó en defender al equipo frente a las críticas del periodismo.

“Cada vez que ganamos 1-0, hay más criticas que cosas positivas. Si empatamos, críticas… En la intimidad del grupo nos reímos de todo lo que pasa porque siempre se la agarran con uno. Somos conscientes de cómo jugamos y que podemos dar más, no estamos rindiendo como podemos. La gente tiene razón, no estamos jugando bien, pero tampoco es que nos ganan así nomás. Hemos perdido tres partidos nomás, si hubiéramos sido tan malos nos ganarían todos los partidos. Por eso digo que tienen parte de razón, sabemos que podemos dar más y tenemos que dar más. Tratar de jugar bien y ganar bien, nos está costando. A veces vamos ganando y nos empatan y el equipo no ha reaccionado. Pero el equipo está consciente de eso”, aclaró el peruano.

Por último, y volviendo a cruzar al periodismo, quiso dejar en claro que disfruta ser jugador de Boca Juniors. “Estoy feliz de estar en un club tan grande y con una victoria todo esto se vuelve más lindo. A disfrutar más el momento, que son pocos porque prendo la TV y escucho más críticas que cosas positivas del equipo. Eso es incómodo, pero lo entiendo porque es parte del trabajo de los periodistas. A veces golpean de todos lados, yo lo tomo a la ligera pero a mis compañeros más chicos a veces les cuesta más”.

Carlos Zambrano llegó a Boca Juniors en 2020.
Carlos Zambrano llegó a Boca Juniors en 2020.

Otras frases de Carlos Zambrano:

Su rendimiento en Boca: “Ahora me siento más tranquilo. Sé el primer año tuve errores, hubo uno por partido que salí en la foto y entiendo que me machaquen eso. Soy sincero y cuando reviento reviento, digo las cosas como son. Prefero evitar hablar con la prensa, aunque hoy tomé la decisión de hacerlo. Mis comentarios fueron sinceros y se mal interpretaron. Tengo pensado jugar algunos años más al fútbol y jugar en mi país, que me fui de muy pequeño. Vivo un momento que algunas cosas pesan, te cansan. La gente prefiere que me quede callado y no lo diga, tengo gente que ha pasado por lo mismo y no lo ha soltado y la ha pasado mal”.

Renovación con el Xeneize: “Es una pregunta complicada, hasta ahora no hablé nada con la dirigencia. Estoy en el más grande de América y hay que ver cómo se dan las cosas”.

Apoyo total a Battaglia: “Lo vamos a respaldar hasta lo último, lo mismo pasó con Miguel (Russo). Somos un grupo, no le vamos a dar la espalda a alguien de nosotros. Estamos cuartos (en la Copa Libertadores) pero depende de nosotros, si ganamos allá (por Bolivia) y con dos partidos de local en la Bombonera… Sabemos que es difícil, pero los resultados se están dando y vamos agarrando confianza. Hay que seguir trabajando”.

El buen pasar económico de sus seres queridos: “Gracias a Dios mi familia está tranquila, caminan solos. Ahora soy yo una carga para ellos (risas). Cuando era pequeño tenía una mochila tan grande que sabía que no podía fallar. Llega un momento que uno quiere disfrutar la vida. No me arrepiento de nada, es el trabajo que uno eligió, pero llega un momento que uno se cansa del día a día, no tiene nada de malo”.

SEGUIR LEYENDO:

Las confesiones de Manu Ginóbili: los insultos de Eminem, su café con Maradona y los “memorables no encuentros” con Michael Jordan

La computadora que puede hacer estallar por el aire al fútbol argentino

Fue a luchar una pelota y de casualidad terminó convirtiendo el mejor gol del fin de semana en Europa

14 frases de Jorge Brito: hasta cuándo seguirá Julián Álvarez en River Plate, los llamados desde Europa por Enzo Fernández y el futuro de Gallardo

Alerta total en Independiente: dos facciones de la barra viajaron a Paraguay y se amenazan con armas en las redes

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba