Política

Damián Selci, intendente de Hurlingham: “Nadie nos puede sacar la pertenencia del Frente de Todos”

Damián Selci, intendente de Hurlingham
Damián Selci, intendente de Hurlingham

Hace ocho meses que Damián Selci es el intendente del municipio de Hurlingham, uno de los distritos que forman parte de la Primera sección electoral. Llegó a ese lugar tras la licencia que tomó Juan Zabaleta cuando fue designado como ministro de Desarrollo Social de la Nación. Selci fue el primer candidato a concejal en la elección de 2019. Con Zabaleta dice que se lleva bien, pero integran diferentes sectores dentro del peronismo y, en el estado de situación y debate que atraviesa el oficialismo, las distancias se ensanchan. Selci milita en La Cámpora y hasta hace un tiempo era considerado un “intelectual”, dentro de la organización que conduce Máximo Kirchner. Licenciado en Letras, autor de cuatro libros que se reparten entre el ensayo político y la ficción -La Tendencia Materialista (2012), Canción de la desconfianza (2012), Teoría de la militancia (2018), La organización permanente (2020)- hoy pasa todos los días al frente de la gestión de su municipio.

“Estábamos preparados”, dice sobre la llegada al frente del Ejecutivo local. Habla en plural porque su militancia en Hurlingham también fue junto a otros funcionarios y funcionarias como el Subdirector Ejecutivo de PAMI, Martín Rodríguez o la diputada nacional del FdT, Florencia Lampreabe, también con domicilio político en Hurlingham. En diálogo con Infobae, Selci habla como un intendente de pertenencia en La Cámpora, una conjunción que ya no es nueva y lentamente va sumando casilleros en el esquema de poder político en la provincia de Buenos Aires. Desde ese lugar, posiciona a Cristina Kirchner en el centro de la escena y muestra algunos ítem de gestión local como el plus salarial que reciben las trabajadoras municipales de Hurlingham por las tareas de cuidado en sus hogares.

-Cuándo el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires y secretario general de La Cámpora plantea que “el gobierno es nuestro”, ¿qué está diciendo?

-Nosotros formamos parte del Frente de Todos y somos una parte que estuvo resistiendo todos los años de macrismo y cuando digo resistencia es que fuimos un sector muy perseguido, golpeado con compañeros que fueron presos, que hubo muchas veces que resistir en la calle por medidas económicas antipopulares . Hay que trabajar mucho en la memoria y en ese sentido. Fuimos parte de la oposición democrática pero firme al macrismo y que consiguió ganarle. Macri tenía todo a favor para quedarse 20 años y duraron cuatro años. Por supuesto que somos parte del Frente de Todos y nadie nos puede sacar la pertenencia del Frente de Todos.

-¿Influye el debate en el interior del Frente de Todos a la gestión diaria?

-Lo que influye en mi gestión, como en cualquier gestión, es la situación económica del país y esa es la determinación más fuerte que puede haber. No hay que pensar que la discusión es la que genera los problemas, los problemas están y se discute en torno a cómo resolverla. Lo que genera problemas es si vos tomás decisiones o no tomás decisiones y qué decisiones tomás efectivamente porque no decidir también es decidir. Las discusiones son porque algo no está funcionando, si hubiésemos ganado las elecciones de medio término naturalmente que las discusiones estarían pero presentadas en otro plano. Esto es política y siempre hay visiones distintas.

-¿Y cuál es la principal problemática que encuentra en el día a día en Hurlingham?

-La preocupación es por los precios, es porque la plata no alcanza, es porque no se llega bien a fin de mes. Obviamente que acá es importante subrayar la palabra desigualdad y la palabra distribución de la riqueza. Lo que aparece como un problema inflacionario de precios es también un problema de una distribución desigual de la riqueza. En Argentina lo que efectivamente está pasando, como lo había anticipado Cristina, era que el crecimiento económico que existe se lo están quedando tres o cuatro y nosotros lo que queremos es que el crecimiento económico sea para todos parejo.

intendente Damián Selci

-¿Es una demanda hacia el gobierno nacional?

-Sin lugar a dudas demandamos una distribución más equitativa del ingreso y medidas fuertes en el sentido de recuperar nuestra capacidad del salario. El Frente de Todos llega al 2022 con dos años de pandemia y cuatro de Macri y la verdad es que necesitamos recuperar no solamente la caída económica en el sentido de la producción y todo el desastre que dejó el macrismo, sino que necesitamos enfocarnos en los trabajadores y trabajadoras. Solicitamos que se tomen medidas en ese sentido. Cuando se toman medidas distributivas las aplaudimos y siempre hacen falta más. Estamos lejos de recuperar todo lo que se perdió con el macrismo. Nosotros vinimos, de mínima, para recuperar lo que se perdió con el macrismo y después para continuar. No hay que perder de vista que desde el 2003 al 2015 vivimos un proceso espectacular de distribución de la riqueza, de crecimiento económico. El macrismo es una interrupción de ese proceso. Hay que volver a la capacidad distributiva del salario en 2015 para seguir haciendo crecer a la argentina. Sabemos que es difícil. El kirchnerismo estuvo 12 años y medio gobernando la Argentina. Toda nuestra historia militante está marcada por alguna disputa de la distribución de la riqueza muy fuerte. Si algo nos enamoró del kirchnerismo fue que ante una situación de una bifurcación de caminos, que había que seguir en el camino de la distribución de la riqueza o pactar un camino de crecimiento con salarios bajos, Néstor y Cristina decidieron seguir profundizando. Obviamente que eso no es un camino de rosas, tiene mucho costo, pero también el pueblo te acompaña, además porque es lo correcto.

-¿Habla de no temer al conflicto?

-Hay que respetarlo. Si alguien sabe lo que significa en su cuerpo y en su vida personal lo que es enfrentar a los poderes concentrados es Cristina. No estamos hablando por hablar, es lo que decía Máximo: si vos querés representar no hay que victimizarse, eso tiene un costo, es dificil pero es también lo que hace que uno haga política para estar en la historia y no para estar en la tapa del diario

-Hay una línea en Casa Rosada que ante los cuestionamientos que plantean los sectores más afines al kirchnerismo no hay una contrapropuesta

-Nosotros tenemos que caracterizar bien el problema, que básicamente consiste en creer que Argentina está bien con algunos problemas o si consideramos que la situación es preocupante y tenemos que tomar medidas más urgentes. Nosotros somos de los que consideramos que tenemos problemas. Necesitamos una mayor distribución de la riqueza no es una cuestión solamente de generar lujos en los trabajadores sino de ir a cumplir con el contrato electoral que nos trajo hasta acá hoy. Lo mismo vale para las medidas que hay que tomar después. Las medidas tienen que ser una batería de medidas, orientadas, pero lo importante es que hay que correr el eje. No es de la lucha contra la inflación de lo que estamos hablando, estamos hablando de la distribución de la riqueza ese es el ítem.

-¿Hay que cambiar el modelo de política económica?

-Estamos hablando de cómo distribuir mejor la riqueza que ya se genera. Y lo que parece como inflación es una distribución desigual de la riqueza. Es lo que dijo Cristina, el crecimiento económico que se están llevando tres o cuatro vivos, y que basta verlo en lo que creció Argentina el año pasado, Argentina creció mucho. La cuestión es que si esto se queda como está generamos un modelo de crecimiento económico, pero con salarios bajos, y esa es exactamente la fórmula que nosotros no queremos que sea así. No vinimos hasta acá para que sea así. Necesitamos tomar medidas para aumentar el poder adquisitivo del salario. Hay que tomar el toro por las astas en ese sentido, en la cuestión de que hay distribuir la riqueza.

Damián Selci, intendente de Hurlingham
Selci junto a la columna de La Cámpora durante la movilización del 24 de Marzo

-Hablando de la inflación, ¿considera útil el control de precios y el rol que tienen los intendentes en ese sentido?

-El control de precios es una herramienta válida en un contexto de una batería de medidas. Así como la inflación es un fenómeno multicausal, el enfoque también tiene que ser múltiple. Tampoco es que el control de precios por sí solo baja la inflación. Tiene que estar complementado por otras cosas y eso es parte de toda la discusión que se viene dando…cuáles son las medidas que hay que tomar para, por ejemplo desacoplar, los precios internacionales respecto de los precios del mercado interno y que son medidas de una política a nivel macro, nacional.

-¿Y qué le parece el proyecto para que los intendentes tengan poder de policía en el control de precios?

-Son iniciativas que hay que considerarlas todas, siempre teniendo en cuenta en qué parte del proceso de lo que llamamos inflación estás interviniendo. O sea, si el producto ya está en la góndola y ya tiene un precio obviamente que cualquier trabajo que se pueda hacer sobre eso es valioso. Lo esencial son medidas de política macroeconómica, que son las que generan los problemas más de fondo.

-Mencionó que una de las cosas que viene diciendo Cristina Kirchner es el tema de la distribución de la riqueza. ¿Dónde la ve hoy?

-Es la conducción política. Es la figura más importante de nuestro espacio político y la persona que efectivamente tomó la decisión y encabezó la lucha política contra el macrismo. Logró unir al peronismo bajo una oferta competitiva y devolverlo al poder tan solo después de cuatro años. A la primera de cambio Cristina logró llevar de nuevo al peronismo a la victoria y a ganar las elecciones contra un rival que hoy parece que era un rival fácil pero en realidad en ese momento Macri tenía el apoyo del FMI que le dio el crédito más escandaloso en la historia del organismo: le prestó 44 mil millones de dólares para su campaña electoral. Macri gobernó el país, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires. Tenía a buena parte del sistema político jugando al lado suyo y Cristina le ganó. Entonces Cristina tiene todos los pergaminos plenamente vigentes para ser la persona que organice y ordene el espacio.

-¿Hay una crisis de representación?

-Lo que hay es una discusión sobre cómo hay que representar el contrato electoral, en el caso nuestro. Necesitamos representar los intereses del pueblo argentino que nos votó. Necesitamos que se encauce la política del peronismo hacia la representación de los intereses populares y todo lo demás es hojarasca. Lo importante es dotar de herramientas al Frente de Todos, institucionalizarlo.

-¿Está a favor entonces de la institucionalización del Frente de Todos?

-Sí, por supuesto. Hay una realidad que es diversa dentro del Frente de Todos y representarla y que todos los sectores tengan voz y que sientan que su voz es escuchada. Todos los que están dentro del Frente de Todos están ahí porque representan algo.

-En la reunión que hubo en La Plata no hubo dirigentes del entorno del presidente Alberto Fernández, ¿fue una señal hacia Casa Rosada?

-La señal es la voluntad de institucionalizar y ahí tiene que ir la lectura más importante, que queremos hacerlo. Necesitamos que sea una forma de funcionamiento porque nos viene bien y va ser mejor. Cuando uno escucha muchas voces dentro de un espacio político mejor.

maximo kirchner kicillof malena galmarini
Representantes de diferentes partidos políticos que integran el Frente de Todos en la provincia de BsAs

-Hace 7 meses que gobierna el distrito, ¿cómo viene llevando la gestión ese proceso?

-Lo teníamos como una posibilidad y cuando se dio estábamos preparados. La particularidad que se dio es que a diferencia de los intendentes que primero ganan una elección y luego asumen, yo tuve que asumir y luego ganar las elecciones. En septiembre fueron las PASO que ganamos por una urna de votos, 300 votos y en las generales de noviembre ya más asentados pudimos ganarla por cuatro puntos. En Hurlingham aseguramos el triunfo electoral. No es nada fácil asumir y al mes tener elecciones, no sé si hay muchos casos. Pudimos hacerlo.

-Además de los precios, una de las preocupaciones que suele repetirse es la inseguridad, ¿cómo es su relación con Sergio Berni?

-La provincia está colaborando mucho con nosotros, cada vez que tenemos un problema colaboran para poder resolverlo. Por las características de Hurlingham, es una ciudad que está entre el Acceso Oeste y el camino de Buen Ayre, el control de los accesos es algo que le damos mucha importancia porque podemos contener. Incorporamos 63 paradas seguras que generan mucha tranquilidad en la gente. En un contexto con dos años de pandemia y considerando que la inseguridad es un problema por los dos años de pandemia, los cuatro años de Macri y el deterioro del salario los problemas de inseguridad lamentablemente son frecuentes. Pasa en todos lados.

-¿Y el resto de las áreas?

-El gobernador decidió que haya mucha obra pública en la provincia. Estamos construyendo cuatro salitas nuevas, repavimentando muchas calles, generando obras de cloacas o agua. Queremos que haya mucha obra, que se haga una ciudad sustentable, acabamos de incorporar una reserva natural urbano al ejido urbano de Hurlingham, una reserva que tiene 49 hectáreas, es enorme, la segunda más grande zona oeste. Estamos haciendo un plan de forestación importantísimo.

-¿Qué es el proyecto de cuidados del hogar que llevan adelante?

-Lo que llevamos adelante, y creo no hay precedente en ninguna parte, es remunerar las tareas de cuidado. Las mujeres realizan más tareas de cuidados que los hombres, está consagrado en múltiples informes. Tomamos es la decisión de pagar por esas tareas de cuidado un adicional fijo, mensual, de 3 mil pesos a las empleadas municipales. Es luchar contra la desigualdad económica. La desigualdad económica se expresa fundamentalmente entre el sector que tiene más y tiene menos, pero las mujeres tienen menos aún. Entonces distribuir no es solamente darle al que menos tiene sino también darle a las mujeres, que son las que menos tienen dentro de los que menos tienen. Remunerar las tareas de cuidado es una forma de trabajar sobre la desigualdad en general.

-¿Cómo está la relación con Juan Zabaleta?, en las últimas elecciones se planteó una interna que luego se desactivó…

-Es una relación normal, como la que tenemos con todos los ministros, trabajamos por la ciudad de Hurlingham para hacerla crecer. Hurlingham es un distrito que surgió en el contexto cuando se dividió el gran Morón junto con Ituzaingó entonces tiene muchos pendientes en materia de infraestructura de agua y cloaca, cuestiones que tenemos que ir enfocando. La relación que tenemos con todos los ministerios es buena.

-A futuro, cuando sea el cierre de este período de gestión y se discuta el 2023, ¿cómo piensa que se puede dar? ¿Volverá Zabaleta?

-Nosotros estamos pensando en este año. Asumí hace siete meses, estamos gobernando para construir un destino para los vecinos de Hurlingham que sea lo mejor posible. Además, con los problemas que tiene la Argentina hablar de elecciones sería totalmente inapropiado y de verdad, esto no quiero que sea como una frase hecha, estamos discutiendo un tema muy importante dentro de la Argentina, del Frente de Todos, que excede todo esto que es la cuestión de la distribución de la riqueza en la Argentina. Ese es el tema prioritario, todo lo demás son especulaciones.

SEGUIR LEYENDO:

“¿Qué bala le queda?”: la reacción del Gobierno luego del discurso de Cristina Kirchner contra Alberto Fernández

Cristina Kirchner se despegó de la crisis económica y agravó la interna, pero evitó hablar de una ruptura del Frente de Todos

Cristina Kirchner: “Fui generosa al permitir que el Presidente pudiera elegir a su gabinete económico”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba