Política

El albertismo sale a militar “la gestión de Gobierno” con el objetivo de instalar la reelección del Presidente en 2023

acto Alberto Fernandez en la UOCRA
Gustavo Gavotti

“Sí, absolutamente. (Estoy) Con todas las fuerzas necesarias para que la Argentina se ponga de pie. Y la voy a poner de pie”, respondió -el 10 de mayo pasado- Alberto Fernández al entrevistador del canal de televisión español TVE que le preguntó si buscaría la reelección. El mandatario estaba de gira por varios países europeos mientras unos 150.000 piqueteros reclamaban frente a la Casa Rosada más planes sociales y alimentos. Las palabras del Jefe de Estado fueron el disparador para que los dirigentes afines a su figura retomaran la “rosca política” en el conurbano bonaerense, en busca de alianzas con jefes comunales.

Los intendentes del Frente de Todos, al menos por ahora, y de manera pública, se mantienen prescindentes dentro de la fuerte interna en el Frente de Todos.

Con la venia de Fernández, y en medio de las disputas con el kirchnerismo, Hernán Torres Guerrero, líder de la agrupación política Argentina Futura (AF) e integrante del Partido del Trabajo y la Equidad (ParTE) en la Provincia de Buenos Aires, comenzó a recorrer los tres primeros cordones del territorio bonaerense y varias provincias con dos claros mensaje hacia el interior del Frente de Todos: el Presidente Fernández comenzó a trabajar para su reelección y si Cristina Fernández de Kirchner busca un tercer mandato, o designa a un candidato propio con vistas a las elecciones presidenciales 2023, habrá internas.

ALBERTO FERNÁNDEZ PARTIDO PARTE
Alberto Fernández junto a Julio Pereyra, Hernán Torres Guerrero y Andrés Watson, el intendente de Florencio Varela

“Con Alberto (Fernández) ya estuvimos en Florencio Varela y José C. Paz. Volví con los dirigentes que conformamos Argentina Futura a esos dos municipios y estos días estaremos en Avellaneda, Quilmes y Almirante Brown”, le aseguró a Infobae Torres Guerrero, que eligió muy bien las palabra al momento de expresar la “movida albertista” dentro y fuera de la provincia de Buenos Aires: “Salimos a militar la gestión de gobierno. Vamos a dar el debate en los barrios, en los municipios, en las provincias. Vamos a explicar mucho, no desde un lugar ríspido y con la vista en el año que viene. Para nosotros sería caótico que el 2023 lo perdamos en manos de la derecha. Sería una derrota del modelo patrón-esclavo y eso no lo podemos permitir”, alertó.

-¿Y si el kirchnerismo les da batalla dentro del Frente de Todos qué van a hacer?

-Habrá internas. Pero antes vamos a buscar consensos, entendimiento en una mesa y, si no, que la gente decida. De todos modos, yo creo que no vamos a llegar a una interna a Presidente.

-¿Por qué?

-Hay quienes tienen más que perder que otros. Algunos pueden perder hasta la libertad.

Torres Guerrero no lo dice, pero el mensaje parece estar dirigido a Cristina Fernández de Kirchner, quien aún tiene abiertas más de una docena de causas judiciales en la justicia federal.

En el desarrollo de su idea, el dirigente aventura que, según su olfato político, “habrá internas de Presidente para abajo”.

-¿Se rompe la alianza de gobierno? Cada vez hay más tensión

-No nos podemos dar el lujo de que se rompa el Frente de Todos, responde el Director general de proyectos estratégicos, y antes subsecretario de Articulación y Comunicación Comunitaria del ministerio de Desarrollo Social; el área conducida por Juan Zabaleta.

ALBERTO FERNÁNDEZ PARTIDO PARTE
Alberto Fernández recorre la provincia de Buenos Aires aires con la mirada puesta en su reelección. Participó de un acto junto a Mario Ishii, el intendente de José C. Paz

El intendente en uso de licencia de Hurlingham es otro “albertista” en quien al Jefe de Estado se recuesta dentro del Gabinete; lo mismo hace con Gabriel Katopodis, el ministro de Obras y Servicios Públicos, y Martín Guzmán, el jefe del Palacio de Hacienda. De Hecho, ante los fuertes embates del kirchnerismo, encabezados por la propia Vicepresidenta de la Nación y su hijo, el diputado Máximo Kirchner, fue el mismo Fernández quien pidió que el ministro de Economía levante el perfil y recorra el conurbano para tomar contacto con los sectores más vulnerables.

Para eso, Zabaleta lo llevó a recorrer una cooperativa de trabajo en Almirante Brown. Los dos ministros fueron arropados por los principales dirigentes sociales enrolados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

Del encuentro surgieron varias definiciones: que Guzmán impulsará leyes que beneficiarán a la Economía Popular, como el “Monotributo Productivo”; que juntarán firmas para el nuevo impuesto que impulsa Economía de la “renta inesperada”, y que presentarán batalla en el territorio bonaerense y dónde sea necesario para enfrentar a los candidatos de La Cámpora, es decir del kirchnerismo.

Alberto Fernández partido PARTE
Argentina Futura es una de las agrupaciones políticas que sale al conurbano y a las provincias a "militar la gestión de Gobierno" y darle batalla al comporismo

Fernández supo concentrar en el ministerio de Desarrollo Social al “albertismo explícito (así lo llaman). A Torres Guerrero se le suman, por ejemplo, Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie y subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local; Emilio Pérsico, uno de los principales líderes del Movimiento Evita y Secretario de Economía Social, y el también dirigente del Evita, el sociólogo Alex Roig, presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

El sábado pasado, por ejemplo, Roig se diferenció claramente de los organizadores del Encuentro del PJ (Camporista) de Mendoza. Mientras la militancia del Movimiento Evita “copaba” el encuentro, ante la aparente sorpresa de la senadora nacional Anabel Sagasti (mano derecha de la Vicepresidenta de la Nación en la Cámara Alta) y líder del PJ mendocino, el funcionario albertista expresaba: “Este encuentro apunta más que a la Unidad a determinar quién tiene la lapicera para armar las listas de candidatos para las próximas elecciones”. Y agregó: “Hay que organizar una segunda reunión para que participe todo el peronismo mendocino, muchos de los cuales hoy no fueron invitados”.

Roig finalizó su alocución afirmando que “hoy el único que puede acumular políticamente para transformar la realidad de los argentinos es el Presidente, por eso afuera hay una bandera del Movimiento Evita que dice: ‘Alberto Fernández Conducción’”.

Otro de los albertistas dentro del Frente de Todos es Fernando “Chino” Navarro, otros de los lideres del Evita y secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias, un área del organigrama de la jefatura de Gabinete, a cargo de Jorge Manzur y antes del Canciller, Santiago Cafiero; otros dos hombres del Presidente.

cumbre Frente de Todos Mendoza
El sábado pasado en Mendoza se realizó el encuentro del PJ de esa provincia, que terminó con fuertes cruces entre camporistas, el Movimiento Evita y albertistas

Hasta esa provincia, Mendoza, viajarán los dirigentes de Argentina Futura en las próximas semanas. También desembarcarán en San Juan, Entre Ríos Chaco, Formosa, Corrientes Misiones Salta y Jujuy.

La intención es, después de recorrer esos distritos a través de “pequeños actos”, confluir en la Ciudad de Buenos Aires o en un municipio lindante, en una “gran concentración en apoyo a Alberto Fernández 2023″, con la presencia del propio Jefe de Estado”.

“El Albertismo es mucho más que ParTE y Argentina Futura, hay muchas orgas (organizaciones), y sindicatos fuertes, intendentes”, dice Torres Guerrero, quien hoy se reunirá con el ministro Zabaleta para hablar por temas de gestión, pero también de “rosca política”; según el funcionario, analizarán la mejor manera de fortalecer dentro del gobierno al espacio que responde al jefe de Estado.

Torres Guerrero y Fernández ya participaron en José C. Paz en la inauguración de 19 cuadras de pavimento y en el Día de la Mujer junto al intendente Mario Ishii. Lo mismo hicieron en Florencio Varela, junto al alcalde Andrés Watson. Luego de ese encuentro, los dirigentes de Argentina Futura mantuvieron conversaciones con Julieta Pereira, la Secretaria de Cultura Deportes y Recreación de esa comuna y con su padre, el diputado nacional Julio Pereyra, también presidente del PJ local.

Alberto Fernández partido PARTE
Los dirigentes del Partido ParTE, como Hernán Torres Guerrero recorren los principales cordones del conurbano buscando adhesiones para "Alberto Fernández 2023"

La estrategia del albertismo de reunirse con los líderes del Partido Justicialista de los municipios es clara: el presidente del PJ bonaerense es Máximo Kirchner, un contendiente en la fuerte interna del FdT.

De todos modos, el acercamiento con estos no será de la misma manera en todas las comunas: en Lanús, por ejemplo, el titular es el camporista Julián Álvarez.

En ese distrito de la zona sur del conurbano el intendente es Néstor Grindetti, un dirigente alineado con el ex presidente Mauricio Macri.

En Quilmes, la intendenta es la camporista Mayra Mendoza. Allí los encuentros serán con los referentes del PJ histórico que responden al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, y a Francisco “Barba” Gutiérrez, ex jefe comunal quilmeño.

Cada una de estas actividades tienen como objetivo institucionalizar el espacio “albertista” a través de Argentina Futura y el partido ParTE de cara al 2023. El propio Fernández, y otros dirigentes, que hoy le responden, entre ellos Torres Guerrero, quien fundó el partido ParTE en 2012, en momentos en que el ex Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner criticaba con extrema dureza las políticas de gobierno de Cristina de Kirchner, ya al frene de su segundo mandato y tercero del kirchnerismo.

acto Alberto Fernandez en la UOCRA
Alberto Fernández tiene el apoyo incondicional de los principales movimientos sociales dentro del Frente de Todos como el Evita y Somos Barrios de Pie Gustavo Gavotti

La agrupación Argentina Futura existe hace tiempo y está conformada por un grupo de dirigentes, políticos y funcionarios de gobierno. “Sabemos que Alberto Fernández es la alternativa para continuar este camino de crecimiento con responsabilidad y visión de realidad”, le dijo Torres Guerrero a este medio y agregó que: “Si bien respetamos todas las opiniones, creemos que es tiempo de tomar partido y jugarse por lo que creemos es el camino hacia la felicidad del pueblo argentino”

“Confío que las discusiones internas se van a resolver entre quienes lideran la alianza de gobierno. Aunque hay quienes muchas veces mira las cosas en forma sesgada, nuestro objetivo final es el mismo”, señaló antes de rematar: “Lo que no se puede tolerar más, como dice el Presidente, es la obstrucción a la gestión de Gobierno. Nuestro adversario político no está dentro del Frente de Todos, sino justamente del otro lado. Quien no entienda eso, sólo opera para que en 2023 vuelva la derecha a nuestra país”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba