Deportes

Un arsenal de facas, manoplas y cuchillos: el detrás de escena de la detención masiva de ultras del Deportivo Cali que evitó la batalla final contra la barra de Racing

Detenidos de la Barra de Deportivo Cali
Los efectivos detuvieron a los violentos del Deportivo Cali

Armados como para la guerra. Esperando la batalla final. Así estaban hoy los barras colombianos de Deportivo Cali en Puerto Madero a la espera de que aparecieran nuevamente los violentos de Racing que ayer atacaron en la estación Gerli del tren Roca a un grupo del Frente Radical, la barra del Cali, dejando ocho heridos, uno de ellos de gravedad internado en el sanatorio Finochietto.

La Policía de la Ciudad tuvo el dato de la reunión de los violentos esta tarde en la previa al partido con Boca y mandó una patrulla importante a hacer la requisa. Cuando llegaron no lo podían creer: había armas blancas de todo tipo entre cuchillas y hasta facas caseras por lo que detuvo a 17 de ellos, y demoró a otros 50. Todo ocurrió en Grierson y Avenida de los Inmigrantes, en una de las zonas más exclusivas de la ciudad.

El lugar de reunión no sólo tenía que ver con la cercanía del hotel donde estaba concentrado el equipo cafetero, sino también con la posibilidad de ir hacia la Costanera Sur para dar el esperado combate contra los barras de Racing que siguen con la intención de “cazar a cada colombiano que se cruce”, según el audio de Leandro Paredes, jefe de la barra del club de Avellaneda.

Más teniendo en cuenta que entre los seguidores del Cali convocados en ese lugar estaban aquellos que habrían sustraído la bandera en el Cilindro de Avellaneda la semana pasada. ¿Cómo se supo? Porque la división de Conductas Delictivas de la Dirección de Eventos Deportivos de la Policía de la Ciudad hizo un relevamiento y observó que entre los “trapos” que estaban agitando los colombianos en Puerto Madero, había uno que había quedado reflejado en los videos que habían subido a las redes sociales ufanándose de lo hecho en la cancha de Racing.

Detenidos de la Barra de Deportivo Cali

Apenas llegaron los refuerzos policiales hubo un grupo que quiso darse a la fuga por lo cual ahí intervinieron los agentes y se hizo la requisa correspondiente, donde se incautaron todos esos elementos que portaban en ese momento y con los que pensaban marchar hacia la cancha de Boca, lo que podría haber generado un suceso de dimensiones inimaginables en caso de chocar ya no solamente con la barra de Racing sino también con La Doce.

“Acabamos de evitar una tragedia. Vamos a pedir la intervención a Migraciones para la expulsión de quienes intervinieron porque queremos deportarlos en forma inmediata. Tenemos 50 detenidos con facas, manoplas y cuchillos”, le dijo el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, a Infobae. La causa quedó en principio en manos del fiscal Carlos Caputo, a cargo de la Unidad de Flagrancia Este, que es el mismo que interviene con los ocho colombianos detenidos ayer en el Obelisco, también portando armas blancas. De estos ocho detenidos, uno de ellos vive en Salta y otros siete tienen domicilio fijado en el vecino país de Chile. Tanto estos ocho como los nuevos apresados comenzarán a ser indagados en las próximas horas, por lo cual aun cuando los delitos que se les imputan son excarcelables (desobediencia, portación de armas blancas, atentado y resistencia a la autoridad) no quedarán en libertad como mínimo hasta la madrugada, por lo que no podrán ingresar esta noche a La Bombonera. Les secuestraron 80 entradas, 50 de las cuales habían sido compradas y 30 eran de protocolo. La posibilidad de una deportación inmediata es más una expresión de deseos de los funcionarios públicos que una hipótesis real, dadas las regulaciones legales vigentes en nuestro país.

Cabe recordar que toda esta historia comenzó el miércoles pasado al mediodía, cuando un grupo de la barra de Cali identificado con un supuesto líder llamado Camilo y con la ayuda de la facción disidente de La Guardia Imperial, robó la bandera de la facción Burzaco del Cilindro de Avellaneda, adónde ingresaron con la supuesta intención de conocer el estadio. De cualquier manera se supone que ese supuesto “comando Camilo” le entregó la bandera al líder del Frente Radical, llamado Frank Rojas, quién tiene mucha relación con la facción del barrio Los Perales de la barra brava de Nueva Chicago y también vínculos con la facción oficial de Los Borrachos del Tablón, la barra de River.

Desde ese momento hubo amenazas por redes sociales entre ambas barras, dos causas judiciales abiertas tras la denuncia de los de Racing, una en Avellaneda y otra en Capital Federal, tres allanamientos buscando la bandera que dieron resultado negativo y finalmente la emboscada de ayer a la tarde de la barra de Racing a un grupo de colombianos que viajaba a un banderazo al Obelisco que generó pánico en el tren Roca y dejó varios heridos. Por eso para esta tarde el gobierno de la Ciudad dispuso un operativo de 800 efectivos policiales para intentar parar esta locura. Hasta ahora se logró, con la intervención rápida en Puerto Madero. Pero el día aún no terminó y nadie sabe a ciencia cierta cómo puede terminar.

LAS IMÁGENES DEL OPERATIVO

Detenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo CaliDetenidos de la Barra de Deportivo Cali

SEGUIR LEYENDO

Pánico en el tren: la barra de Racing atacó con armas blancas a seis hinchas del Deportivo Cali y uno está grave

Una facción de la barra de Independiente se enfrentó con la Policía: piedrazos, balas de goma, 163 detenidos y dos agentes heridos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba