Deportes

La llamativa decisión que tomó Luciano De Cecco con la medalla que ganó la selección de vóley en los Juegos Olímpicos de Tokio

¡Match ball y por el bronce Twister! Se viene Solé. Una más, nada más. Una más pidan en casa. Va Solé. Seba que saca flotadito. Lucarelli con Douglas… ¡Siiiiii! ¡Sí, boludo! ¡Vamos Argentina! ¡Argentina es bronce, Twister! ¡Si esto es el paraíso, quiero vivir acá! ¡Ganó Argentina! ¡¿Y qué importa lo demás Twister?!…

El emotivo relato de José Montesano y las lágrimas de Hugo Conte permanecerán en la memoria colectiva de los fanáticos del vóley. Así como alguna vez Víctor Hugo Morales impuso su voz para gestar la maravillosa melodía en la mejor obra de Diego Maradona ante los ingleses, la dupla de TyC Sports cautivó a los espectadores en aquella madrugada del 7 de agosto del 2021, cuando el equipo de Marcelo Méndez superó a Brasil 3 a 2 y se quedó con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El bloqueo de Agustín Loser cerró el 15-13 del tie break que desató la locura. Y a casi un año de la hazaña conseguida en la capital japonesa, Luciano De Cecco parece haber olvidado el momento histórico que vivió el deporte nacional en el país del sol naciente. “Pasó mucho tiempo. En mi caso fue terminar en Tokio, tomarme una semana de vacaciones y volver a jugar. Es como que me olvidé de lo que pasó. Fue un año bastante frenético. No tuvimos ni la oportunidad de festejar esa medalla”, sorprendió en diálogo con Infobae el armador y referente del conjunto albiceleste.

Durante esa jornada millones de argentinos permanecieron en vilo frente a sus televisores para seguir las acciones en la lejana tierra asiática. Las tribunas vacías del Ariake Arena fueron una muestra de lo que había dejado la pandemia. Y a pesar de la ausencia del público, la euforia se hizo presente con los exultantes festejos de los protagonistas y algunos testigos privilegiados que pudieron presenciar el triunfo en el clásico sudamericano. “Es así: el tiempo sigue y hay que continuar hacia adelante. Tenemos que disfrutar de nuestro presente con la idea de seguir creciendo, mejorando y aprendiendo. Ojalá que lo conseguido no quede sólo en un recuerdo y que sirva para continuar con nuestro crecimiento”, argumentó la figura que se desempeña en el Lube Civitanova de la Serie A1.

Sin embargo, el santafesino tomó una llamativa decisión con relación al souvenir de metal que se llevó de Japón. A diferencia de sus compañeros, quienes guardaron la medalla en los rincones más seguros de sus hogares, Cachete optó por tenerla presente en todo momento. “Está siempre conmigo. Me la llevo cada lugar a donde voy y viajo con ella a todos lados”, deslizó con orgullo.

Luciano De Cecco es uno de los referentes de la selección argentina (Foto: FIVB)
Luciano De Cecco es uno de los referentes de la selección argentina (Foto: FIVB)

Pasaron 10 meses del hito argentino. Y en el estadio Héctor Etchart de Ferro Carril Oeste los héroes tuvieron su reconocimiento con dos victorias contundentes sobre Países Bajos. En Caballito se vivió una fiesta. Los resultados favorables por 3-1 y 3-0 decoraron un marco brillante en el que los medallistas recibieron el calor de los hinchas y revivieron la hazaña que cautivó a los fanáticos. “Fue algo muy lindo y significativo, porque habían pasado muchos años sin jugar en Argentina. Fue un tiempo en el que no pudimos compartir con nuestras familias y nuestra gente un partido en nuestro país. Ojalá que más adelante se repita, porque lo necesitábamos. Somos muchos los que jugamos afuera y no estamos nunca. Y cuando estamos acá, queremos tener la posibilidad de disfrutar esto en casa”, reconoció De Cecco.

La jerarquía sobre la Orange fue otro punto a destacar para el armador. Consciente de la apretada agenda en la Liga de Naciones, donde el seleccionado deberá medirse ante Canadá, Japón y Filipinas, el capitán argentino también destacó el nivel del equipo: “Fueron buenos partidos, aunque tenemos muchas cosas por mejorar. Hay muchos chicos nuevos, porque empezó el recambio generacional. La salida de Seba (Solé) es una enorme pérdida, pero estamos con mucha felicidad y le deseamos que siga su camino de la mejor manera. Creo que los chicos nuevos tienen mucho potencial y ojalá alguno de ellos se pueda convertir en lo que fue él”.

Es que el jugador del Sir Safety Perugia recibió el pasaporte italiano y por reglamento no podrá vestir nunca más la camiseta albiceleste. Será una baja sensible para lo que se viene. Y De Cecco es consciente de ello: “Fui uno de los primeros que lo supo y cuando me lo contó le dije que hacía muy bien en tomar esa decisión. Él tiene familia, hijos chiquitos y está en una edad en la que tiene que disfrutar de ellos. El COVID nos ha enseñado que el tiempo pasa y no se sabe cuándo se puede recuperar, entonces hay que aprovechar y disfrutar de cada momento. Yo si estuviera en una posición diferente, le hubiese dicho lo mismo. Él sabe que de nuestra parte tiene todo el apoyo y que dejó un lugar muy difícil de ocupar, porque fue uno de los mejores que tuvimos”.

Con 34 años, Cachete sabe que está en la recta final de su carrera. El armador no se pone objetivos a largo plazo porque intenta capitalizar al máximo su experiencia en el día a día: “Estoy muy tranquilo porque siento que tengo un lugar distinto. Hoy me toca estar un poco más afuera que adentro para ayudar a la adaptación de los chicos nuevos. La idea es que el recambio generacional no sea tan brusco para tratar de mantener la mentalidad ganadora que construimos durante todos estos años. Tengo presente que tarde o temprano me va a tocar estar del otro lado, pero cuando llegue el momento estaré conforme por haber dejado todo por esta camiseta. El camino que creamos con el equipo es un legado que le queremos dejar a los chicos nuevos y ojalá que lo puedan mejorar”.

En este sentido, sus palabras para los herederos que de a poco se fueron sumando al elenco de Marcelo Méndez se basan en la confianza y el entusiasmo. “Siempre les digo que no lleguen tarde a entrenar y que disfruten”, subrayó entre risas. Y agregó: “Están dando el primer paso en un escalón muy grande. Tienen que disfrutar desde el primer momento hasta el último, ya sea por jugar un solo punto o todos los partidos. Ojalá que se sientan a gusto, que puedan aprovechar las oportunidades y que sigan mejorando”.

A diferencia de Facundo Conte, quien regresó al vóley doméstico para defender la camiseta de Ciudad, el Gordo reconoció que su despedida se dará en Europa. “No creo que vuelva. Siempre dije que no me gustaría volver a la Argentina para retirarme. Facu lo hace en un momento muy bueno de su carrera y seguramente aportará grandes cosas para la Liga. Con él habrá más visibilidad y mejor juego. Ojalá que muchos equipos se animen a formar una Liga competitiva. A mí me falta mucho, y cuando vuelva, seguramente estaré del otro lado”, reveló.

De este modo, el sueño de ver al legendario armador en la cita olímpica de París pareciera ser perceptible en sus seguidores. “No me lo pongo como una obsesión, porque falta mucho y hay muchas cosas por delante. Quiero disfrutar el presente, que es lo más importante, yendo con tranquilidad a cada paso. Si siento que puedo estar, haré todo lo posible; pero si no me veo bien, daré un paso al costado”.

Luciano De Cecco fue uno de los jugadores que lideró la Generación del Bronce. Lleva la medalla ganada en Tokio a cada lugar al que va, pero su humildad no le permite ostentar la hazaña lograda en Japón. “No me gusta hablar mucho de la historia, porque la historia se la lleva el viento. Lo que importa es el presente y ahora es el momento de estos chicos nuevos que tienen que disfrutar cada convocatoria. Tienen que aprovechar el legado que construyeron otros y potenciar los cimientos para el futuro”. El recambio comenzó. Y Cachete quiere ser uno de los eslabones que contribuya en el traspaso de mando. Mientras tanto, seguirá brillando con la luz que encandila la presea que lleva consigo.

SEGUIR LEYENDO

El plan de Marcelo Méndez para repetir la hazaña que logró la selección argentina de vóley en los Juegos Olímpicos de Tokio

Meditación y yoga: la fórmula de Facundo Conte para evitar la presión

Julio Velasco con Infobae: el día que Berlusconi lo quiso para dirigir al Milan

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba