Política

La CGT recibirá mañana a la Unidad Piquetera que reclama un paro general contra el gobierno de Alberto Fernández

La CGT realizó el comité central confederal en Azopardo 802
Omar Plaini, el titular de la Secretaría de Políticas Económicas y Sociales de la CGT escuchará las propuestas de la Unidad Piquetera

La CGT recibirá mañana a la Unidad Piquetera que reclama un paro general contra el Gobierno de Alberto Fernández “por su política económica y ajustadora impulsada por el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. La reunión fue confirmada a Infobae por Omar Plaini, el responsable de la Secretaría de Políticas Económicas y Sociales de la principal central obrera del país.

“El miércoles 8 de junio a las 12 horas está acordada una reunión que pidió la Unidad Piquetera encabezada por Eduardo Belliboni”, precisó el secretario general del gremio de los Canillitas.

– ¿Y cómo es la mecánica interna? ¿Después del encuentro se analiza el paro general que pide la Unidad Piquetera?, quiso saber este medio.

– Cómo secretario de Políticas Económicas de la CGT los voy a recibir junto a otros compañeros y compañeras y obviamente vamos a escuchar el planteo que hagan. Después realizo un informe al Secretariado y allí se analizará.

– ¿Pablo Moyano, uno de los tres cotitulares de la CGT, va a estar en la reunión?

– No lo sé aún.

El sábado Infobae adelantó que Pablo Moyano, el secretario adjunto de camioneros, le había comunicado a Belliboni, el principal dirigente del Polo Obrero, que “la semana que viene estaríamos reuniéndonos con el Consejo Directivo de la CGT y la Unidad Piquetera”. El encuentro ya tiene fecha y hora y aunque la central obrera no acceda a la petición de los piqueteros, el solo recibirlos es un hecho político que tendría mayor trascendencia si no encontrara a la administración del Frente de Todos sumida en una interna feroz entre el Presidente y su Vicepresidenta.

Marcha Federal
El encuentro de los piqueteros con la CGT viene precedido de la masiva "Marcha Federal" (Gustavo Gavotti)

Los dirigentes de la Unidad Piquetera ingresarán por la puerta grande de la sede de la CGT, ubicada en la Calle Azopardo 802, precedidos por una masiva “Marcha Federal” de 72 horas que finalizó el 12 de mayo frente a la Casa Rosada con unos 150.000 manifestantes protestando y solicitando empleo genuino y más planes sociales.

El encuentro con los ‘popes’ de la CGT, explican desde la Unidad Piquetera, se realiza “en el marco de la campaña nacional por el paro general y el plan de lucha que le reclamamos a las centrales obreras, mientras crecen los aumentos de los productos de primera necesidad de la canasta de alimentos y por consiguiente se reducen los ingresos fijos, salarios, jubilaciones y programas sociales”.

Belliboni adelantó que la comitiva será numerosa. Estarán representadas “más de 25 organizaciones integrantes de la Unidad Piquetera”. Los reclamos serán variados, pero estarán centrados en “la necesidad urgente de que los sindicatos y las centrales fijen un pliego de reclamos frente al ajuste que sufrimos los trabajadores y que es impulsado por el Gobierno y el FMI”.

"El miércoles 8 de junio a las 12 horas miércoles está acordado una reunión que pidió Unidad Piquetera encabezada por Eduardo Belliboni”, precisó el secretario general del gremio de los Canillitas (Télam)
"El miércoles 8 de junio a las 12 horas miércoles está acordado una reunión que pidió Unidad Piquetera encabezada por Eduardo Belliboni”, precisó el secretario general del gremio de los Canillitas (Télam)

Bajo esa idea, Belliboni y el resto de la dirigencia piquetera le plantearán a Plaini y al resto de los representantes cegetistas “la necesidad de la deliberación colectiva de los trabajadores mediante asambleas y plenarios de delegados para votar el reclamo de un salario mínimo equivalente a la canasta familiar, mediante un paro activo nacional inmediato y un plan de lucha progresivo, para derrotar el ajuste en marcha”.

El líder del PO aseguró que también se reunirán “con la CTA Autónoma para hacerle el mismo reclamo”.

Esa confirmación la tuvieron por parte de Hugo “Cachorro” Godoy, el secretario General de ATE Nacional y Adjunto de la CTA Autónoma que conduce junto a Ricardo Peidro quienes, a principios de mayo, y ante la presencia de 600 congresales en la Federación de Box, aprobaron un plan de lucha con un cese de actividades por 24 horas en todo el país, con marchas en las principales ciudades de cada provincia.

Se realizó el 24 de mayo y la consigna principal fue contra “la intervención del FMI en la política monetaria”, uno de los puntos en los que coinciden con la Unidad Piquetera.

El jueves 9, es decir al otro día del encuentro con la CGT, los piqueteros realizarán una marcha: ingresarán a la Ciudad de Buenos Aires desde las zonas Norte, Sur y Oeste del conurbano y terminarán frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Exigirán respuestas a la apertura de los programas sociales, algo que el titular de la cartera, Juan Zabaleta, ya negó y, al parecer, no dará marcha atrás. Su política, repite, es reemplazar, articular programas, como el Potenciar Trabajo, por empleos genuinos. Una propuesta loable y ambiciosa pero que, al menos de forma masiva, no llega.

Eduardo Belliboni
Eduardo Belliboni, el referente del Polo Obrero, encabezará la delegación de la Unidad Piquetera

Cuatro días después, el 13, la Unidad Piquetera realizará un plenario nacional en el Obelisco cuyo objetivo central será votar “un plan de lucha progresivo que convoque a los trabajadores a luchar en unidad para derrotar el ajuste”. Entre las medidas que se pondrán a consideración serán nuevos acampes sobre la Avenida 9 de Julio, en pleno centro porteño.

Mañana, a las 11, antes de ingresar y ser recibidos por Omar Plaini, Belliboni y el resto de los dirigentes sociales realizarán una conferencia de prensa en la puerta de la CGT, en la esquina de Azopardo e Independencia.

Los reclamos sociales se aceleran día tras día. A principios de año la dirigencia política no aventuraba un encuentro entre los representantes de los trabajadores formales y los informales y desocupados.

En la Casa Rosada conocen esta realidad y están al tanto que son las organizaciones populares, tanto propias como ajenas, las que actúan, al menos por ahora, como dique de contención.

Hay un hecho económico incontrastable, los programas sociales alimentarios aumentaron su presupuesto en más de un cien por ciento. El doble de la inflación del año pasado.

SEGUIR LEYENDO:

En su carta de renuncia, Kulfas apuntó contra Cristina Kirchner y ratificó sus dichos sobre la licitación del gasoducto

Gasoducto Néstor Kirchner: la Justicia ordenó las primeras medidas de prueba y secuestró el pliego de la licitación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba