Política

Los intendentes del PJ que pasaron al Ejecutivo siguen de cerca la gestión local ante un eventual “operativo repliegue” en 2023

Intendentes del PJ en uso de licencia
Katopodis (San Martín) junto a Insaurralde (Lomas de Zamora)

La llegada de los intendentes peronistas del conurbano a distintas áreas ejecutivas a nivel nacional, provincial y en la legislatura bonaerense cuando promediaba el 2021 y la posibilidad de poder presentarse a una nueva elección el año que viene producto de la modificación de la ley que limitaba los mandatos de intendentes a dos períodos consecutivos, corriendo a partir del año 2015, puso en debate qué harán el año que viene cuando sea el cierre de listas. Con la situación económica actual y el desorden político interno que atraviesa el Frente de Todos, -que pareciera encaminarse un poco tras la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía-, algunos de los intendentes que hoy están en uso de licencia podrían presentarse a elecciones en 2023 para renovar su cargo.

El principal factor para pensar en una ratificación local es retener el caudal territorial y político que han sabido construir a base de gestión, a sabiendas que si las elecciones fueran hoy la suerte del Frente de Todos a nivel nacional es una incógnita. Meses atrás los intendentes peronistas advertían que si no se tomaban las decisiones de política económica que había que tomar las elecciones de 2023 se iban a perder. “Vamos a ver al próximo gobierno sentados desde un café”, pronosticaba por ejemplo el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo, en declaraciones a Radio Provincia. Ahora hay nueva ministra de Economía. En principio la llegada de Silvina Batakis fue bien recibida por el intendentismo peronista.

En una ronda de consultas, desde diferentes municipios aseguran que es difícil pensar en 2023, pero hay un patrón de comportamiento: el seguimiento de lo que pasa en la gestión local y en el territorio por parte de los intendentes licenciados. No se corren de sus municipios y en el marco de un eventual repliegue del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires para las elecciones del año que viene, con Cristina Kirchner compitiendo por la senaduría nacional y el gobernador bonaerense Axel Kicillof yendo por otro mandato, los jefes comunales no quieren perder espacio.

Tercera sección electoral

En el sur del Gran Buenos Aires hay tres intendentes que dejaron sus lugares en diferentes momentos para emigrar a cargos ejecutivos y legislativos. Se trata del intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, que se fue al ministerio de Hábitat y Desarrollo Territorial; el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que desde el 19 de septiembre del 2021 es el Jefe de Gabinete de Axel Kicillof, y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares que ahora es diputado provincial.

Intendentes del PJ en uso de licencia
Cascallares, esta semana, en una actividad del municipio organizada por el municipio de Almirante Brown

Ferraresi dejó todo “ordenado” en Avellaneda. El actual intendente es Alejo Chornobroff, quien era funcionario de Ferraresi. La esposa del ministro de Alberto Fernández, Magdalena Sierra, es la jefa de gabinete del municipio y podría ser una opción en 2023, siempre sobre la plataforma de Ferraresi. La Cámpora también tiene despliegue territorial a través del senador bonaerense Emanuel González Santalla.

En Almirante Brown, no hay semana en la que Cascallares no encabece alguna actividad en su municipio organizada por el propio gobierno local. Si bien, la mayoría de las veces lo hace con el interino Juan Fabiani, hoy es Cascallares quien sigue siendo la referencia. Sin embargo, en ese distrito también viene moviéndose el actual secretario del Interior de la Nación, José Lepere, un hombre de La Cámpora que trabaja bajo la órbita de Eduardo “Wado” de Pedro. Cascallares, que recientemente fue elegido representante del Consejo de la Magistratura bonaerense, tiene mandato hasta 2025 como diputado provincial.

En Lomas de Zamora, todavía no está definido qué hará Insaurralde y en función de eso se acomodará todo. Es que si Kicillof no va por una reelección a la gobernación, Insaurralde aparece como uno de los postulantes naturales para el peronismo. El jefe de gabinete prefiere no hablar de eso. Mientras tanto, en el último tiempo, se vio a su mano derecha -el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín- muy activo en el distrito con recorridas y actividades.

Intendentes del PJ en uso de licencia
Esta semana en Lomas de Zamora, Insaurralde organizó una reunión de intendentes del FdT con el embajador estadounidense, Marc Stanley

Fuera de la zona núcleo de la Tercera sección electoral, también dejó sus funciones como intendente de Punta Indio, Hernán Y Zurieta que pasó a ser el director de Vialidad en la provincia de Buenos Aires. Es una posibilidad de que regrese a ratificar su cargo ejecutivo.

Primera sección electoral

En la región norte y oeste del conurbano también hay intendentes del peronismo que emigraron a otros lugares de la política, pero siguen de cerca lo que pasa en sus distritos. En la mayoría de los casos tienen las riendas sobre el rumbo de la gestión y la política. Solo en el municipio de Hurlingham, la disociación es casi total. Hasta agosto del año pasado, el actual ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta, mantenía el control del gobierno local. Sin embargo, cuando partió al gabinete de Alberto Fernández, el municipio quedó a cargo del entonces concejal Damián Selci, hoy intendente que busca darle impronta propia a la gestión. Selci es de La Cámpora y comparte espacio con el subdirector ejecutivo de PAMI, Martín Rodríguez. La decisión sobre el rumbo en 2023 en Hurlingham pasará por una definición estructural. El actual intendente y el espacio que integra está dispuesto a dar la discusión para conseguir la candidatura a la intendencia. Pero Zabaleta sigue teniendo conocimiento en la ciudadanía.

Donde está todo bastante más ordenado es en Malvinas Argentinas. Allí, el intendente en uso de licencia es el actual ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia, Leonardo Nardini. El funcionario de la gestión de Kicillof -que tiempo atrás en una entrevista con Infobae, postuló al gobernador para un nuevo mandato– es uno de los que sigue de cerca qué ocurre en el territorio que supo gobernar de manera directa hasta el año pasado. Hoy el municipio es gestionado por Noelia Correa, pero Nardini no quita la atención. Según pudo saber Infobae, cada tres o cuatro meses le llega un informe en base a encuestas con vecinos donde se evidencia qué puntos reforzar en la gestión local. En las elecciones generales del año pasado, ya sin Nardini como intendente en ejercicio, el Frente de Todos ganó con el 52% de los votos.

Intendentes del PJ en uso de licencia
Nardini en un acto en Malvinas Argentinas junto a Noelia Correa y el senador Luis Vivona

En el populoso distrito de San Martín, el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, también es otro que monitorea el territorio. El intendente interino es Fernando Moreira, un leal de Katopodis, pero con menos conocimiento -desde ya- que Katopodis. Los equipos de trabajo son prácticamente los mismos y el funcionario nacional está atento a lo que puede pasar en 2023 ya que durante la elección local del año pasado si bien el Frente de Todos ganó, la diferencia fue ajustada: 4.310 votos. Pese a las internas que atraviesa la coalición de gobierno hay una cualidad que le reconocen a Katopodis para que el ruido a nivel nacional no impacte demasiado en la construcción local y es la integración y el diálogo con distintos sectores como el Movimiento Evita o La Cámpora. De hecho, es uno de los funcionarios albertistas que quedan eximidos de las críticas del kirchnerismo más duro.

Hay muchas probabilidades de que en Escobar, el intendente en uso de licencia, Ariel Sujarchuk, vaya por un nuevo mandato en 2023. Fue uno de los que pidió a vox populi modificar la ley que limitaba una segunda reelección de intendentes, incluso de lo demandó en un acto público al gobernador Axel Kicillof cuando el tema estaba empezando a levantar vuelo. Hoy ocupa el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable. El intendente en funciones es Carlos Ramil. Esta semana, Sujarchuk recibió al presidente del PJ bonaerense Máximo Kirchner, donde encabezó un acto y repasó algunos logros de su gestión. “No me tocó gestionar con la fácil, yo fui funcionario de Alicia Kirchner en la presidencia de Cristina y vi lo que era tener un Estado nacional al servicio de la gente, pero cuando me tocó la intendencia, vino la derecha, el viento neoliberal y no pusimos excusas para transformar Escobar, darlo vuelta y reelegir con una de las elecciones más grandes de la historia. Cuando querés hacer, hacés. En este gobierno de hace, en el nacional, el provincial y Ariel hace también”, lanzó en previa del discurso de Máximo Kirchner, nombrándose en tercera persona.

acto-maximo-kirchner-escobar-1
Sujarchuk, Kirchner y la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez

En Merlo, la intendenta actual es Karina Menéndez. También ocupa el lugar de manera interina, ya que quien ganó la elección en 2019 fue su hermano, Gustavo Menéndez, hoy presidente del Grupo Bapro, el holding empresarial del Banco Provincia, que se pidió licencia ante la imposibilidad de ir por otro mandato cuando aún regía la versión original de la ley que limita la reelección de intendentes. El plan original para los comicios de 2023 es que la jefa comunal interina vaya por la renovación de la intendencia y jugar con la marca del apellido Menéndez en el distrito donde Cristina Kirchner es la gran electora del peronismo, como casi todo el conurbano bonaerense.

Es tal la cercanía que manejan algunos funcionarios de las gestiones locales que supieron encabezar en el plano administrativo, hoy a cargo de otras personas, que incluso -según supo Infobae- hay algunos despachos que ni siquiera cambiaron su decoración y los intendentes dejaron allí cuadros y mobiliario.

SEGUIR LEYENDO:

Alberto Fernández: “Bajen las armas, acá hay un pueblo que quiere comer, tener salud, educación y ser feliz”

Los intendentes del PRO se preparan para disputarle municipios al PJ mientras se define quien será el candidato a gobernador

El enfrentamiento entre Alberto Fernández y CFK entró en una etapa de deshielo que aplacó la crisis del Gobierno

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba