Política

Luana Volnovich repasa su gestión: “Los vaivenes del PAMI son un reflejo de la historia de la Argentina”

Estar al frente del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI, nunca fue un lugar cómodo para ningún político o funcionario, sin importar su pertinencia partidaria.

Y si bien su creación y objetivos originales fueron disruptivos -incluso para la región- por su volumen y prestaciones en torno a la salud de las personas jubiladas de todo el país; a lo largo de sus 51 años de vida, la idea de transformación siempre giró en torno a los mismos temas en contextos socio-políticos diversos: modernizar y agilizar la gestión y la calidad de los prestadores y servicios, en el amplio abanico de la salud, para los 5 millones de personas afiliadas a la obra social más grande de América Latina.

Con este escenario adverso pero a la vez muy desafiante asumió la conducción de PAMI, Luana Volnovich, a fines del 2019 y como directora ejecutiva; con la propulsión y las convicciones acumuladas que le brindó su labor como legisladora del Frente de Todos, en el Congreso Nacional, ligada a los mayores en temas previsionales y de gestión de salud.

A diferencia de sus antecesores, Volnovich asumió la conducción del PAMI como un desafío político, pero también personal. “Me obsesiona mejorar la vida de los adultos mayores, y a la vez demostrar que se puede ser prolijos y férreos, como somos, en la administración del Instituto y hacer del PAMI un organismo eficiente. Y así alejar a los agoreros que trabajan por su cierre y erradicación“.

“Hay muchos que quieren poner a la institución de los jubilados de rodillas, al punto de pulverizarla y plantear su desaparición. Hay muchos que no quieren que exista. Y lo que yo pude corroborar en estos 3 años al frente del PAMI es que si te sentás en las mesas de negociación con los diferentes eslabones del sector se puede administrar una obra social de adultos mayores. Es viable. Es sustentable”, reclamó Volnovich.

 El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI a pesar del efecto vaiven, cumplió 51 años. Fue creado en 1971. (NA)
El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI a pesar del efecto vaiven, cumplió 51 años. Fue creado en 1971. (NA)

Como una espada de Damocles, se suma otra idea sociocultural que acelera el debate alrededor de la vejez: las sociedades actuales son cada vez más longevas, por lo tanto, la cantidad de afiliados que demandarán este servicio crecerá de manera exponencial.

Volnovich arrancó la charla mano a mano y sin concesiones con Infobae con una analogía interesante y profunda entre el PAMI y la Argentina: “Los vaivenes analizados en el tiempo del PAMI te permiten ver reflejada a la Argentina. En muchos aspectos es como una foto repetida”.

A fines de 2019 cuando asumió el cargo había otro desafío, esta vez administrativo, que había que encarar: la obra social arrastraba una deuda de $20 mil millones de pesos; y está en la naturaleza de su funcionamiento que los 5 millones de afiliados usan y demandan el servicio de la institución. No está vacía.

El estallido intempestivo de la pandemia por COVID-19, en la Argentina y en el mundo, complicó las cosas e impactó de lleno en el corazón de los adultos mayores. De los casi 130 mil fallecidos por COVID hasta hoy en el país, más del 70 por ciento de esas muertes impactaron en la franja etaria de entre los 60 y 90 años.

“En términos estrictamente administrativos además de la monumental deuda que tenía el Instituto cuando llegamos -$20 mil millones de pesos- teníamos un déficit de $8 mil millones de pesos. Es decir todos los meses no entraba la plata para pagar los gastos corrientes. Esto representó un trabajo enorme, que nos llevó un tiempo, hasta ordenar las cuentas”, precisó la funcionaria a Infobae.

MEDICO + ADULTO MAYOR
Con la gestión de Volnovich, PAMI abandonó el tradicional sistema o modelo de pago capitado, vigente desde el año 2017. Generaba demora en la asignación de turnos y falta de incentivo para la atención de las personas afiliadas al PAMI. (Gettyimages)

En diálogo exclusivo con Infobae, Volnovich, directora ejecutiva del PAMI no esquivó ni las preguntas incómodas, ni cierto revisionismo sobre la obra social para adultos mayores que a pesar de las buenas intenciones es -aún hoy- una “papa caliente”.

Volnovich impulsó cambios concretos y relevantes para buscar innovar la gestión y mejorar con hechos concretos la calidad de vida de los afiliados: lo más trascendente fue romper con la histórica prestación per cápita o de pago capitado. Y en cambio, brindar a los afiliados la libertad de elegir médico especialista y/o centros de diasgnóstico. “Es la primera vez en 51 años que un afiliado puede elegir qué experto lo atenderá y no quedar encerrado en una derivación inexorable como planteaba el sistema capitado anterior”, agregó Volnovich.

¿Cuáles son los tres proyectos que Volnovich impulsa para refundar a la obra social de jubilados más grande de América Latina y con los que pretende cambiar su destino? la restitución de los medicamentos gratis para pacientes con tratamientos crónicos; la libertad de elegir al médico o centro especializado es el segundo. Y el tercero, y más caro y ambicioso, es el plan oncológico integral, a sabiendas que surge de un dato sustancial: el 45% de los pacientes oncológicos en la Argentina son afiliados al PAMI.

Despacho y fotos

El despacho de Luana Volnovich la delata sin vueltas, y ella al contrario de ocultarlo, asume la deco elegida por ella misma: está tapizado de varias fotos pequeñas, y se destaca una casual y en blanco y negro. Todas tienen en común a dos personas : el matrimonio Kirchner, Néstor y Cristina, juntos y separados. Luana los reconoce sin vueltas como sus líderes políticos inspiradores y esto la ratifica como una de las integrantes más orgullosas del la agrupación política La Cámpora.

—Para poner en perspectiva la gestión actual del PAMI es insoslayable referirse a la pandemia por COVID-19, no solo por el impacto disruptivo y el encierro que provocó en la sociedad argentina, sino porque el segmento etario más castigado por muertes y enfermedad severa fue el de los adultos mayores …¿qué pasó puertas adentro del PAMI?

—Luana Volnovich: La verdad que estar a cargo de la obra social que más jubilados tiene, en el momento donde toda nuestra población era la más vulnerable fue muy difícil. Primero atravesamos la incertidumbre, la que tuvimos todos, y después vinieron los desafíos y nos pusimos a trabajar. El primer mandato era el de restituir los medicamentos gratis. Había sido una promesa de campaña de nuestro espacio antes de la pandemia. Lo cumplimos.

Después de medicamentos gratis, vino la pandemia. Pero sabíamos que teníamos una deuda, que era mejorar la calidad de la atención. Más turnos, menos demoras. Digo algo que es lo que dicen todos, así que no digo nada nuevo. Hoy existen 4 millones de afiliados en el PAMI que tienen un promedio de ahorro de $6.400 pesos. Es decir, que teniendo en cuenta que una inmensa población de nuestros afiliados son del haber mínimo es un impacto importante en el bolsillo. Son personas que usarán ese ahorro para otra cosa; no para comprar remedios.

—Entre los desafíos más urgentes que tiene el PAMI lo asfixian, con efecto pinza, dos temas: la longevidad de las sociedades de este siglo XXI … y las economías de esta región emergente que se debate entre reducir o mantener el rol que debe jugar el Estado en estos organismos. ¿Cómo ve usted este debate ?

—Son todos debates actuales y muy vigentes. Quiero dar esa batalla y buscar (nuevos) consensos sobre cómo volver eficiente a un organismo como el PAMI; pero entendiendo que es necesario para la sociedad. No puede haber viejos que lleguen con salud porque tienen dinero, y otros que no lleguen porque no tienen plata. Si esto ocurre es que fracasamos como sociedad. Otra cuestión muy distinta es poner a la institución en jaque, al punto de pulverizarla y casi plantear su desaparición. Con mano férrea se puede administrar muy bien y sentarse en las mesas de negociación para mejorar los precios y las prestaciones.

Hay un cambio de paradigma alrededor de la población pasiva, no se la puede seguir pensando como hace 50 años. Con una población que afortunadamente vive más gracias a la tecnología, con mejor calidad de vida. Y además el mundo del trabajo también cambió, los trabajos son distintos, y hay nuevas formas de productividad.

A su vez la salud es cada vez más cara y los tratamientos son cada vez más caros. Hay todo un reordenamiento que implica decisiones grandes que tenemos todos que pensar. Pero en términos de valores la cosa está dividida en dos: los que creemos que es el Estado el que debe garantizar la salud de la clase pasiva o la seguridad social ; y los que dicen que es insustentable.

— Tal vez la pregunta es cómo la garantizamos, buscar el camino más eficiente…

— Quién se pregunta ¿la policía es sustentable? Todas las cosas que hace el Estado alguien se pregunta si es sustentable o no. Son gastos inherentes al Estado, propio del Estado. Nadie se lo pregunta. Cómo nos vamos a preguntar si la salud o la seguridad social en general de los adultos mayores es sustentable. Es una responsabilidad de todos nosotros como sociedad.

— Hay que decirlo también al PAMI lo siguen sobrevolando las historias de ineficiencia y de corrupción…¿Cómo se sale de ahí?

— Claro, hay una historia oscura que tiene este organismo. Nosotros ahora tenemos un calendario de pago. Pagamos a todos el mismo día, antes eso no existía. Porque claro, tenías que remar para que te paguen. Y eso siempre da lugar para la arbitrariedad.

También cambiamos algunas cosas. Acá se pagaba lo mismo a un lugar de excelentísima calidad para hacer algunas cuestiones de alta complejidad y algunos sucuchos que eran un desastre. Nosotros dijimos, vamos a categorizar. Pero con un sistema universal, transparente. Un sistema que premie la calidad. Lo que queremos es que los mejores prestadores se animen a venir al PAMI. Nosotros financiamos el programa “libertad de elegir” con la diferencia del convenio de medicamentos. Con los $90.000 millones de pesos que hicimos porque bajamos los precios de los medicamentos al ser compradores mayoristas.

(Foto: Franco Fafasuli)
Durante la pandemia que impacto de manera dramática en los adultos mayores, el PAMI y las diferentes jurisdicciones montaron vacunatorios contra el COVID-19 (Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

Cuanto más compro más me siento a decirles: “señores bajenme los precios”. Eso te implica sentarte en una mesa y discutir fuertemente con algunos actores que igual les va bien. Tampoco queremos que les vaya mal. La industria farmacéutica argentina, los laboratorios argentinos son una industria muy importante, que tiene muchos puestos de trabajo.

La elección del médico especialista y de centros de diagnóstico son pasos importantes que logró la gestión de Volnovich, y sobre todo derribó un concepto histórico en el PAMI: romper con la prestación per cápita o modelo de pago capitado. “En los 51 años del PAMI nunca en su historia se había logrado. Al jubilado le tocaba un prestador médico o un centro de diagnóstico o tratamiento y ahí quedaba; sin importar si era bueno o malo; si atendía mal o bien o si directamente no atendía. Desde marzo de este año hasta hoy se dieron 9 millones de turnos bajo “libertad de elegir”, explica apasionada Volnovich.

La pregunta que deja resonando Volnovich es : ¿ Por qué funcionaba mal el PAMI. Bueno, quizás porque antes el sistema de financiamiento que tenías con los médicos era muy cómodo para el PAMI, pero muy malo para la gente?

Medicamentos crónicos gratis

El programa medicamentos gratis facilita el acceso a los tratamientos de enfermedades crónicas con un fuerte impacto en la calidad de vida de las personas mayores, brindando una cobertura gratuita de medicamentos esenciales. Hasta hoy el PAMI invirtió en este programa $280 mil millones de pesos

El vademécum o cartilla de medicamentos para los afiliados al 100% de cobertura contiene 170 principios activos y 3600 presentaciones seleccionados de acuerdo a uan evaluacion de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de casi 200 patologías frecuentes en personas mayores

Actualmente en la Argentina, 4 de cada de 10 personas afiliadas reciben todos sus medicamentos gratis. Cinco de cada 10 personas afiliadas reciben 3 o más medicamentos gratis. Y nueve de cada 10 personas afiliadas recibe al menos 1 medicamento gratis.

Pami Alberto Fernandez
La restitución de los “medicamentos gratis para los adultos mayores” fue una de las primeras promesas de campaña del presidente Alberto Fernández. (Maximiliano Luna)

Plan integral de cuidado y tratamiento oncológico

El mayor impulso de este ambicioso plan es la cifra que lo promueve: el 45 % de los pacientes oncológicos en el país son afiliados al PAMI

Volnovich destacó a Infobae sin vueltas que se trata de una inversión muy importante: “para poner en marcha este plan oncológico debimos reunir entre 7 y 10 mil millones de pesos. Este plan oncológico garantiza una atención preferencial para las personas afiliadas. Una de las secuelas más dramáticas que dejó la pandemia además de la cuestión mental, fue el síndrome del consultorio vacío: las personas mayores particularmente -algunas por miedo y otras por abandono- postergaron sus chequeos preventivos y consultas médicas de rutina; lo que generó una reducción del 50% en la detección del cáncer.

Para revertir esta situación el plan integral oncológico promueve campañas de prevención que incluyen la promoción de hábitos saludables y el diagnóstico oportuno centrado en dos estudios clave: la mamografía y el test SOH.

El cáncer de mama y de próstata son las dos situaciones más habituales donde hubo menos detección entre los adultos mayores. El Plan Oncológico mejora la atención médica para que haya más turnos, mejores centros y ofrece psico-oncología algo bastante novedoso para el PAMI.

ADULTOS MAYORES + VEJEZ
El resquebrajamiento de la salud mental en los adultos mayores fue uno de los efectos más devastadoras que provocó la pandemia. Es muy importane incentivar una vida plena, activa y social en los adultos mayores. Lejos de la soledad, eso es prevención en salud

El buen trato hacia los adultos mayores, Volnovich lo asume ante Infobae como un interés particular. Basado en la experiencia vivida con su propia madre y en su tarea legislativa, de ahí el fomento en toda la institución PAMI a la cultura del buen trato hacia las personas afiliadas.

“Me cansé de ver como maltratabann sin paciencia y escatimando información a los mayores cuando asisten a una consulta médica, van a pedir un turno o un trámite. Para llevar adelante esta política es necesario difundir el paradigma de los derechos humanos en la vejez, tal como lo plantea la Convención Interamericana sobre la protección de los Derechos Humanos de las personas mayores que hoy es Ley en nuestro país”, explicó la funcionaria.

“Ni las personas mayores se vuelven niños, ni dejan de tomar sus decisiones por más enfermas que se encuentren. El respeto a la autonomía es fundamental para garantizar el buen trato y los derechos humanos de quienes estan transitando la vejez”, precisó Volnovich.

FOTOS Y VIDEO: Gastón Taylor / EDICIóN VIDEO: Nicolás Spalek

SEGUI LEYENDO

Actividad física: descubren cuánto tiempo e intensidad reduce el riesgo de muerte en personas adultas

COVID persistente: 5 consejos para los mayores de 65 años que no logran recuperarse tras la infección

El PAMI firmó un convenio con el sindicato de encargados de edificio para asistir a los adultos mayores durante la pandemia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba