Política

Rodríguez Larreta mantendrá a la Policía en Recoleta y sumará inspectores de otras áreas de su Gobierno

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que no acatará el fallo del juez Roberto Gallardo que ordena correr a la Policía de la Ciudad de la custodia del domicilio de Cristina Kirchner. En rigor, hará todo lo contrario y aumentará la presencia en la zona con inspectores de otras áreas, según anunció en un acto que compartió esta mañana con su jefe de Gabinete, Felipe de Miguel, y su ministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

“Ayer vimos como un juez públicamente alineado con el kirchnerismo y que no tiene ninguna competencia sobre el tema, nos ordena liberar la calle, que no nos ocupemos más de la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, que es una responsabilidad constitucional. Nadie nos puede obligar a no cumplir con nuestras obligaciones”, aseguró.

En una actividad en el Instituto Superior de Seguridad Pública de la Ciudad, los funcionarios del gobierno porteño aclararon que aumentará el despliegue de los agentes, inspectores y uniformados en Recoleta. “Va a estar la Policía de la Ciudad y todos los agentes de gobierno necesarios para garantizar la paz y el orden en el barrio como los agentes de tránsito, la gente de espacio público y los miembros de la Agencia Gubernamental de Control (AGC)”, advirtió Marcelo D’Alessandro.

En su resolución judicial, el juez Gallardo instruyó a la Ciudad el “cese en forma inmediata la ejecución de cualquier operatoria policial directa o indirectamente vinculada con la custodia de la persona, familia y/o domicilio de la Señora Vice Presidenta de la Nación”. Además, ordenó que el resguardo de Cristina Kirchner estén a cargo de las autoridades de seguridad federales, y aclara que “la Policía de la Ciudad deberá continuar normalmente con sus tareas de prevención y persecución del delito en las adyacencias del domicilio” de la titular del Senado.

Durante el acto de esta mañana, Horacio Rodríguez Larreta reivindicó el operativo desplegado el sábado pasado frente a la casa de la Vicepresidenta, al afirmar que la Policía de la Ciudad resolvió “estas situaciones con el menor uso de la fuerza” y que esa “es la actitud que tenemos en la Ciudad”, un abordaje que fue cuestionado duramente por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Rodriguez Larreta - Cadetes 1920
"Nosotros siempre lo dejamos claro: la violencia es el límite, y nunca se la combate con más violencia, sino apelando a la paz social", sostuvo Horacio Rodríguez Larreta

“Por eso (los efectivos) usan escudos, vallas y elementos que se usan para ordenar el espacio público. Solamente Argentina puede ser tomado como provocación poner una valla. La Policía lo que hace convivir los derechos de paz social con el derecho a manifestarse”, sostuvo.

“Estoy orgulloso con la actuación de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, aún cuando fueron agredidos directamente con mucha violencia y terminamos con 20 efectivos heridos. Solo cuando los manifestantes tiraron abajo la valla actuó el camión hidrante”, resaltó Horacio Rodríguez Larreta. “Nosotros siempre lo dejamos claro: la violencia es el límite, y nunca se la combate con más violencia, sino apelando a la paz social. El kirchnerismo incita a esto, por eso tenemos que tener paciencia y templanza para aislar a los violentos, y mostrarles que no es el camino”.

En un comentario dirigido hacia Cristina Kirchner, el jefe de Gobierno apuntó: “A usted, señora vicepresidenta, le quiero pedir que no siga incitando a las agresiones y la violencia. No siga echando nafta al fuego con sus declaraciones. Los argentinos necesitamos vivir unidos y en paz”.

“Sus declaraciones son distracciones -continuó- que no tienen nada que ver con las prioridades de nuestro país. Está a la vista el modelo que usted defiende del que yo creo: es la búsqueda de la paz contra la profundización de la grieta, las agresiones, las antinomias. Es hora de que se ocupe de resolver sus problemas personales”.

“Quienes están en contra de la ley son ellos. No vamos a entrar en sus provocaciones ni en la escalada del conflicto, muy por el contrario, siempre vamos a encontrar la paz”, insistió.

Rodriguez Larreta - Cadetes 1920
La visita del jefe de Gobierno porteño al Instituto Superior de Seguridad Pública

Rodríguez Larreta también cuestionó al magistrado que ordenó que se retire el vallado montado en las inmediaciones de la residencia de la vicepresidenta: “Obviamente apelamos el fallo y vamos a recusar al juez, porque nadie nos puede obligar a eludir nuestras obligaciones”. “Tenemos la responsabilidad y la autonomía que nos da la Constitución”, afirmó. Al respecto, el ministro Marcelo D´Alessandro definió a Gallardo como “es un juez a la carta, funcional al kirchnerismo”.

El fallo de Gallardo fue la respuesta a la acción de amparo que inició el sábado pasado Juan Grabois contra el Gobierno porteño, en un nuevo capítulo de la disputa entre el oficialismo y la oposición se descandenó por la acusación a 12 años de prisión impulsada contra Cristina Kirchner por el delito de asociación ilícita en la causa “Vialidad”.

En la presentación, el objeto del amparo apuntaba a que “se levanten las vallas colocadas sobre la calle Juncal en su traza entre Paraná, Uruguay y Talcahuano; a efectos de que se garantice la libre circulación de las personas, los derechos a la libertad de expresión en su faceta de derecho a manifestarse en la vía pública, todo eso a efectos de garantizar la paz social en nuestra ciudad”.

Además, Grabois solicitó que “se deje sin efecto toda medida que altere, restrinja o vulnere el derecho de reunión, el derecho a protesta y a la libertad de expresión”.

Rodriguez Larreta - Cadetes 1920

SEGUIR LEYENDO:

Nueva crítica de Patricia Bullrich a Larreta: “Horacio, si vas a poner un operativo, ¡bancalo!”

La Justicia le ordenó al Gobierno porteño que cese el operativo policial en la casa de Cristina Kirchner

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba