Política

Carlos Castagneto: “No vine a perseguir a nadie como lo hicieron en la gestión anterior contra kirchneristas”

Carlos Castagneto - Titula AFIP
El nuevo titular de la AFIP fue promovido a ese cargo clave por Cristina Kirchner (AFIP/)

Carlos Castagneto, el nuevo titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reivindica su pertenencia peronista y su acérrimo alineamiento con Cristina Kirchner. Contador recibido en la Universidad Nacional de La Plata, es un hombre de extrema confianza de la Vicepresidenta. Así lo revela que la ex mandataria le haya confiado el rol del recaudador de la campaña de Unidad Ciudadana en 2017 y la del Frente de Todos en 2019 y 2021 para evitar dolores de cabeza con la rendición de fondos en la Justicia Electoral.

Ex hombre clave en la gestión de Alicia Kirchner en el Ministerio de Desarrollo Social, Castagneto es el actual presidente del partido Kolina a nivel nacional, la fuerza fundada por la gobernadora santacruceña. Electo diputado nacional en 2015 por el Frente para la Victoria y reelecto en 2019 por el oficialismo, renunció a su banca para ocupar el cargo de Director de Recursos de la Seguridad Social en la AFIP con el desembarco de Alberto Fernández en la Casa Rosada.

La llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía lo catapultó al sillón principal del organismo, un puesto estratégico a la hora de recaudar dinero para el Estado, más aún en épocas de crisis. “Hoy los principales desafíos son la inflación y lograr una mayor equidad distributiva”, afirma al comienzo del diálogo con Infobae. Es jueves sobre el final de la tarde y Castagneto está sentado en la cabecera de una imponente mesa con media docena de comunicados de prensa delante suyo, en el amplio salón que oficia de despacho con ventanales hacia la Plaza de Mayo y la Casa Rosada.

Hiperactivo desde que asumió el 1 de agosto en el enroque de Gabinete que generó la salida de Marín Guzmán, se define como un “hacedor”, consciente de la relevancia del sillón que hoy ocupa. “Con mi equipo, estamos acá para trabajar 12 horas por día”, afirma. Las gacetillas que envía al área de Comunicación del organismo dan cuenta de la cantidad de operativos y acciones que viene llevando a cabo desde que asumió, una visibilidad que contrasta con la gestión opaca de Mercedes Marcó del Pont, cuya cabeza había pedido Cristina Kirchner. “No voy a hablar de la gestión anterior”, esquiva la pregunta en referencia a la primera titular de la AFIP bajo el gobierno del Frente de Todos.

Carlos Castagneto y Cristina Kirchner
Castagneto reivindica su alineamiento con Cristina Kirchner

-¿Le molesta que le digan que lo puso Cristina Kirchner para perseguir opositores?

-Antes que nada, estoy orgulloso de que Cristina haya pensado en mí para este puesto. Es todo un desafío”, responde sin ocultar el respaldo de la Vicepresidenta en su desembarco en el organismo. Y enseguida, agrega enfático: “Y no vine a perseguir a nadie. Fueron ellos (en referencia a la gestión de Cambiemos), bajo la gestión de (Alberto) Abad y (Leandro) Cuccioli, los que persiguieron a kirchneristas.

Más allá de su fuerte pertenencia kirchnerista, asegura que conduce el organismo con un perfil técnico. “No hacemos fiscalización a dedo. Actuamos sobre actividades en base a una matriz de riesgo”. Se ocupa de resaltar que está proponiendo un código de ética para los funcionarios y empleados de la AFIP, para garantizar que no se filtre del organismo información sensible. Durante el gobierno de Cristina Kirchner, Ricardo Echegaray, entonces titular de la AFIP, fue señalado por filtrar datos de contribuyentes con fines políticos. Y en 2017, ya bajo el gobierno de Macri, se abrió una investigación judicial por la filtración de datos del blanqueo de capitales desde adentro del organismo. “Mantendremos el secreto fiscal a rajatabla”, asegura Castagneto, quien fue ex futbolista profesional en el puesto de arquero.

Ante una pregunta sobre si los cortocircuitos internos en el Frente de Todos cedieron tras la llegada de Massa al Ejecutivo, elige destacar que “habla mucho” con el nuevo ministro, y que “trabaja muy bien” con Guillermo Michel, el hombre de confianza del líder del Frente Renovador en la Aduana. “Estamos trabajando muy bien en equipo, todos juntos. Tenemos diálogo constante con Economía y estamos realizando operaciones conjuntas de fiscalización con la Aduana. Por ejemplo, llevamos incautadas 53.000 toneladas de productos agroindustriales, después de desbaratar maniobras fraudulentas de comercialización de granos. Vinimos a mejorar los controles y es lo que estamos haciendo”.

Carlos Castagneto, titular de la AFIP
Castagneto con el titular de la Aduana, Guillermo Michel, hombre de Sergio Massa (@carloscastagnetook)

– ¿Y con Alberto, hay diálogo?

– No hablo tanto, él tiene diálogo con el Ministerio de Economía. Pero vengo reuniéndome con todos los ministros para mejorar la gestión. Con Moroni, con Bauer, con Filmus…

El proyecto nacional y popular

Tiene presente que su meta primordial es aumentar la recaudación por encima de la inflación, para ayudar al Gobierno a salir de un contexto económico adverso. “Necesitamos los recursos necesarios para mantener el nivel de cobertura del estado de bienestar que tiene Argentina. Estuve en Ginebra en las jornadas que se hicieron en junio organizadas por Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS) y no podían creer el grado de cobertura desde el Estado que tenemos en el país”, destaca, reivindicándola como una conquista peronista.

Carlos Castagneto, titular de la AFIP
El titular de la AFIP en las jornadas internacionales sobre Seguridad Social en Ginebra, en junio pasado

-¿Cómo ve al oficialismo de cara al 2023 con una inflación anual que orilla en el 100%?

-Veo muy bien al Frente de Todos. No quiero hablar de candidaturas. Tenemos que trabajar mucho este año por delante para recuperar la economía, para mejorar la situación de la gente de cara a las elecciones del año próximo. La gente sabe que nosotros somos los que garantizamos derechos, no ellos (por Juntos). Si no, no se explica la Plaza de Mayo llena hace tres semanas”.

Se refiere al acto del 2 de septiembre en rechazo al atentado contra la Vicepresidenta, la jornada declarada feriado por el Gobierno nacional. En su cuenta de Instagram posteó una foto aérea de la multitudinaria movilización con la frase: “Unidos, con el odio afuera”. El día anterior, tras rechazar el intento de magnicidio y expresar su solidaridad con Cristina Kirchner, escribió en esa red social en línea con el discurso del oficialismo: “Quienes generan odio deberán hacerse cargo de lo que engendraron”.

En esa línea de diferenciación con Juntos – cuyos dirigentes ven en la interna del Gobierno y en el deterioro de la situación económica la oportunidad de volver al poder- asevera: “Ellos tienen un modelo. Nosotros tenemos un proyecto, esa es la diferencia. Queremos garantizar derechos, que es lo opuesto a lo que ellos quieren. Cuando dejan la función pública, vuelven a ser CEOs. Nosotros no tenemos acciones en empresas. Nuestra empresa es el proyecto nacional y popular”.

“Menor presión Impositiva”

Castagneto debutó en su nuevo rol con la instrumentación de un pago extraordinario a cuenta del impuesto a las Ganancias, que implica unos $250.000 millones que las compañías ingresarán en los últimos meses de este año en lugar de hacerlo en julio del año próximo. Según el Gobierno, el universo es de aproximadamente el 1% del total de las empresas que presentan declaraciones juradas de este impuesto. “Se buscó que las grandes empresas sean solidarias”, afirma.

Pese a los reclamos de sectores productivos, desmiente que la presión impositiva actual sea una de las más altas de la historia. “En diciembre de 2019 era del 32% y ahora es del 28,2%”. Y argumenta que durante el gobierno de Macri, pese a que había anunciado que bajaría impuestos, “pasaron a pagar Ganancias de 1 millón a 2 millones de personas”. Recuerda que, en esta gestión, subió el mínimo no imponible de Ganancias y se modificaron las categorías del Monotributo para que más contribuyentes puedan mantenerse en este régimen, sin tener que pasar a ser responsables inscriptos. “No queremos crear nuevos impuestos. Queremos sumar contribuyentes que hoy no pagan lo que deberían”, sostiene.

El titular de la AFIP también destaca los acuerdos con distintas provincias y municipios para intercambiar más información. “Queremos intensificar los controles de distintas actividades, y ser duros con los que evaden”.

Sobre una posible y demorada reforma impositiva, admite que no será viable en esta gestión porque demandará tiempo y consensos con las provincias. “Tiene una envergadura equivalente a una reforma constitucional, porque además hay impuestos que son coparticipables. Hasta ahora se hicieron modificaciones que son parches a leyes vigentes”.

Carlos Castagneto, Mercedes Marcó del Pont y Alberto Fernández
El titular de la AFIP junto a su antecesora y Alberto Fernández

Empleo en negro y teletrabajo

En la semana que el INDEC difundió el último índice de desempleo del 6,9% en el segundo trimestre del año, Castagneto asegura que “el trabajo registrado se incrementó a valores superiores a los del 2019″, y sostiene que el empleo en negro “está ente el 32 y 33%”. De los datos publicados por el INDEC surge que, así como los asalariados subieron en 687.000 personas, también aumentaron los trabajadores informales en 1,1 millones, prácticamente a un ritmo de dos empleos no registrados por cada uno formal. Como ex director del área de Seguridad Social de la AFIP, recuerda que el ATP otorgado por el Estado durante la pandemia permitió permitió acceder a los datos de plantilla de las empresas privadas.

En la lucha contra la informalidad laboral, destaca la firma de convenios con distintas jurisdicciones para la implementación del Libro de Sueldos Digital destinado a simplificar el registro de los trabajadores en un único trámite digital y agilizar la declaración jurada mensual. También señala que el avance de la tecnología requiere modificar la forma de fiscalizar y que se está trabajando en los controles sobre el teletrabajo. “Hoy se requieren, más que inspectores tradicionales, un especialista en sistemas que pueda identificar la IP de una computadora”.

Argentinos con cuentas en el exterior

En el afán de aumentar la recaudación, la AFIP está haciendo distintos cruces de información con los datos que recibe de 140 países por el Intercambio Automático de Información de Cuentas Financieras (CRS, por su siglas en inglés). Se trata de una tarea iniciada por sus antecesores y que está permitiendo detectar activos no declarados afuera. Este intercambio forma parte de un mecanismo global de intercambio de información sobre colocaciones bancarias extranjeras, del que Argentina comenzó a formar parte en 2017 como parte de los mecanismos previstos por el G20 y la OCDE.

Así, esta semana fueron intimados 2.500 argentinos por el organismo por no haber declarado, total o parcialmente, las cuentas bancarias que tienen en destinos como Uruguay, Suiza y Luxemburgo. La AFIP detectó, a partir de esos datos, que los contribuyentes argentinos las ocultaron o no declararon el total de sus tenencias en el exterior en sus declaraciones de Bienes Personales o Ganancias. Se trata de información correspondiente al ejercicio 2018. Según cálculos de la AFIP, el Estado se perdió de recaudar $2.905 millones por la no declaración de estas cuentas.

“Se hace un cruce con la información que envían otros países con los que hay acuerdos, incluso algunas jurisdicciones consideradas opacas como Caimán o Luxemburgo. A los que no declararon las cuentas o las declararon parcialmente, se les da la posibilidad de rectificar sus declaraciones juradas, pagar lo no pagado con los intereses acumulados y regularizar su situación”, explica el titular de la AFIP. Estas 2.500 cuentas de argentinos en el exterior se suman a las 700 detectadas en julio pasado.

Con el único país occidental importante que Argentina aún no tiene un acuerdo automático de información financiera es con Estados Unidos. Solo puede acceder con un pedido por cada caso puntual. Esto se debe a que Estados Unidos no adhirió al esquema multilateral de la OCDE y, en cambio, tiene su propio acuerdo, el FATCA (por Foreign Account Tax Compliance Act). Países de la región como Brasil y Colombia ya lo firmaron, pero Argentina aún no.

El titular de la AFIP afirma que, hace dos semanas, cuando Massa todavía estaba en ese país, desde el organismo enviaron un borrador de un acuerdo para implementar este intercambio automático. “Estamos esperando respuesta. Tienen que verlo las autoridades tributarias norteamericanas (por el Internal Revenue Service en inglés o IRS, el fisco de EEUU). La negociación la lleva adelante Economía”, explica.

Sergio Massa, tras asistir a una reunión con la presidenta  del FMI, Kristalina Georgieva, el 12 de septiembre (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Sergio Massa, tras asistir a una reunión con la presidenta del FMI, Kristalina Georgieva, el 12 de septiembre (REUTERS/Evelyn Hockstein) (EVELYN HOCKSTEIN/)

Denuncia por contratación de abogados externos

El jueves último, la AFIP realizó una denuncia ante la Oficina Anticorrupción (OA) que causará ruido político. Detectó que que, durante las gestiones de Abad y Cuccioli, hubo profesionales contratados por el organismo que, además, realizaban en simultáneo tareas en el ámbito privado o público.

“Las irregularidades encontradas determinaron que los abogados Ricardo Gil Lavedra, Maximiliano Reussi, Alejandro Carrió, Juan Antonio Ávila y Tomás Farini Dugann, realizaron trabajos incompatibles, tanto en el sector público como en la actividad privada, con las funciones que desempeñaban en la AFIP. La denuncia pone en conocimiento a la Oficina Anticorrupción y brinda información detallada de cada una de las incompatibilidades detectadas”, indicaron desde el ente recaudador en el comunicado de prensa. Todos dejaron de estar contratados en diciembre de 2019.

“Es inédito que fueran contratados abogados externos para llevar adelante querellas, y que a la vez trabajasen para contribuyentes – como por ejemplo, grandes empresas – que tenían causas con las AFIP en el Fuero Penal Tributario”, advierte Castagneto. “No necesitamos abogados externos, tenemos excelentes profesionales de carrera de más de 30 años de servicio en la AFIP”, agrega.

Las contrataciones surgieron de una auditoría interna que empezó en la gestión de Marcó del Pont. “Alcanzan un monto de $16 millones entre 2016 y 2019. Se detectaron infinidad de irregulares. Los no éticos eran ellos”, asegura en referencia a la gestión de Cambiemos al frente de organismo.

Termina la tarde, la Plaza de Mayo se vacía y Castagneto afirma que habló más de lo que pensaba. Toma un sorbo de agua y vuelve a su trabajo. Sabe que está ahí por su jefa política, y no quiere defraudarla.

SEGUIR LEYENDO:

La AFIP investiga cuentas de argentinos en el exterior: ya detectaron 700 casos irregulares y analizan otros 1.800

Sospechas de evasión: cuánto deberán pagar los ahorristas argentinos si la AFIP detecta sus cuentas en EEUU

Guillermo Michel, titular de la Aduana: “Con orden fiscal detectamos más de 1.700 casos de sobrefacturación de importaciones por USD 360 millones”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba