Deportes

Por qué Sergio Ramos no jugará el Mundial para España: el origen del cortocircuito con el entrenador Luis Enrique

Sergio Ramos podría no ser parte de la selección española en Qatar
Sergio Ramos podría no ser parte de la selección española en Qatar (AFP/)

Sergio Ramos, considerado uno de los mejores marcadores centrales de la historia y una de las actuales estrellas del PSG, parece tener agotadas sus chances de jugar el Mundial de Qatar con la selección española de acuerdo con la última convocatoria del entrenador Luis Enrique Martínez, con quien mantiene un cortocircuito desde hace un año y medio.

Ramos fue campeón mundial con España en Sudáfrica 2010 y de Europa en 2008 y 2012, y participó con La Roja en cuatro Copas del Mundo consecutivas desde Alemania 2006, en tres Eurocopas desde 2008, y en dos Copas de las Confederaciones, 2009 y 2013.

“Hasta marzo de 2021, la selección española era prácticamente Ramos –que además era el capitán- y diez más” -cuenta el periodista Eugenio Mateo, de Dosisfutbolera.com y uno de los que más conoce del fútbol español y de La Roja-, pero todo cambió con la ventana de los tres primeros partidos de clasificatoria para el Mundial de Qatar. Como local ante Grecia, en Granada, como visitante ante Georgia, y como local ante Kosovo, en Sevilla”.

El ex defensor del Real Madrid apenas jugó en la segunda rueda de la temporada 2020/21, bajo el contexto de la pandemia y los estadios vacíos, y cuando llegó la triple fecha del comienzo de la clasificación mundialista llevaba pocos días de operado de la rodilla (en febrero).

“Jugó contra Grecia en Granada, cuando dijo que estaba bien físicamente y no lo estaba”, detalló Mateo, mientras que el periodista de la cadena radial COPE, Miguel Ángel Díaz, que también sigue al Real Madrid y a la selección española, destaca a Infobae un hecho determinante: “Luis Enrique lo sacó al terminar el primer tiempo para reemplazarlo por Iñigo Martínez, algo que no es para nada habitual en el DT, que no hace cambios en el descanso”.

El entrenador de la selección española de fútbol, Luis Enrique y Sergio Ramos durante un entrenamiento del equipo (EFE/Emilio Naranjo/Archivo)
El entrenador de la selección española de fútbol, Luis Enrique y Sergio Ramos durante un entrenamiento del equipo (EFE/Emilio Naranjo/Archivo) (Emilio Naranjo Emilio Naranjo/)

“Lo increíble de aquel reemplazo –recuerda Mateo- es que luego Iñigo Martínez hizo un penal estúpido que significó el empate de Grecia en un torneo corto de ocho partidos, porque era un grupo con cinco selecciones, y no ganar como local en el debut era todo un condicionante”. Para Mateo, “allí se inicia el cortocircuito entre Luis Enrique y Ramos”.

El segundo partido se jugó tres días más tarde en Georgia contra el equipo local, “y allí Ramos no pareció mostrar interés por jugar porque no se sentía bien físicamente, tal vez, pero Luis Enrique tampoco lo veía para jugar y no lo incluyó entre los titulares y además no le gustó nada lo que vio”, insiste Mateo. España acabó ganando 1-2 sobre la hora con un gol de Dani Olmo y las aguas se calmaron, al punto de que en el último de los tres partidos, ante Kosovo en Sevilla, tampoco fue titular, “pero insistió para que el DT lo pusiera en algún momento en busca del récord de partidos internacionales e ingresó faltando cinco minutos”, cuenta Díaz.

“Allí se cerró el cortocircuito entre Luis Enrique y Ramos y ya nada volvió a ser como antes”, insiste Mateo, quien recuerda que en octubre de 2020, en un amistoso ante Portugal, el DT ya había accedido a colocarlo otros diez minutos en búsqueda del mismo récord por el que llegó a los 180 partidos con la camiseta de España, ubicándose en el sexto lugar, a quince del líder, el malayo Soh Chin Ann (195).

Pero en Sevilla ocurrió algo más: al terminar el partido ante Kosovo, Luis Enrique determinó que salieran a calentar los que habían jugado pocos minutos y los suplentes, pero Ramos no estuvo entre ellos.

Si ya el cortocircuito entre DT y defensor era “total y absoluto” para Mateo, un nuevo capítulo llegó en las semanas previas a disputarse la Eurocopa 2021. “Ya había tenido una temporada muy irregular en el Real Madrid por sus problemas físicos, y cuando ya acababa la Liga se pusieron en contacto los médicos del club con los de la Federación Española, pero cada vez más cerca de la competencia continental, la comunicación desde el club blanco desapareció, algo que sorprendió a Luis Enrique”, describe Díaz.

La temporada 21/22 no tuvo a Ramos con mucho ruedo dentro de las canchas debido a una lesión
La temporada 21/22 no tuvo a Ramos con mucho ruedo dentro de las canchas debido a una lesión (STEPHANE MAHE/)

“En la última comunicación –recuerda Díaz- los médicos de la Federación Española recibieron la información de que Ramos jugaría ante el Villarreal en Valdebebas (donde los blancos oficiaban de locales en la pandemia) por la última fecha de la Liga, pero ese día aunque sí entró en la convocatoria, no jugó y no sé entonces si Luis Enrique se pudo sentir un poco engañado, o que no le contaron toda la información que requería, pero era evidente que si Ramos no llegaba bien a la última jornada de Liga, llegaba muy justo a la Eurocopa, y ya entonces el DT decide dejarlo afuera. Lo llamó el día anterior a dar la lista definitiva, tuvo esa deferencia porque Ramos era el capitán, y se lo explicó”. “Por si faltaba poco –agrega Mateo- justo salió la nacionalidad española para el marcador central (del Manchester City) Aymeric Laporte, nacido en Francia, que casualmente juega en el mismo puesto de Ramos y que tuvo un cortocircuito con Didier Deschamps para integrar la selección francesa. Y Laporte fue a la Eurocopa en su lugar”.

La temporada 2021/22 no trajo demasiada polémica porque Ramos estuvo lesionado gran parte de ella y casi no jugó con el PSG, “pero –cuenta Mateo- ya cuando se fue recuperando, y pensando en el Mundial, el jugador, a través de su entorno, buscó influir para volver a estar en la mira de Luis Enrique, aunque para mí no tiene ninguna posibilidad de ir a Qatar, porque si lo llevás va a tener que jugar sí o sí, físicamente no está bien, y menos con el esquema de Luis Enrique de cuatro atrás y no con tres centrales porque quedará más expuesto, y en el vestuario, si no juega te va a poner caras. los roles y tareas de Ramos ya están redistribuidas en los que quedaron y si vuelve va a alterar el ecosistema del vestuario. Por todos lados, la convocatoria de Ramos es un problema. La lógica me lleva a pensar que las opciones de Ramos de jugar el Mundial son cero”.

“Creo que Ramos no va a volver a la selección española con Luis Enique –sostiene Díaz-, aunque ahora tenga continuidad en el PSG, porque el DT tiene otros planes y no cuenta con él, pero además, para esta última convocatoria para jugar los dos partidos de la Liga de las Naciones hay cuatro centrales: Pau Torres, Hugo Guillamón, Diego Llorente y Eric García. Si está claro que Laporte y Martínez jugarán el Mundial y no están ahora por lesión, entonces si el DT no llamó a Ramos ahora, ya no va a tener chances”, concluye Díaz.

En una de las comunicaciones desveladas por medios españoles entre Gerard Piqué y el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, apareció la intención del marcador central del Barcelona de influir para ser parte del equipo olímpico para los Juegos de Tokio 2021, solicitando al dirigente ayuda al citar que conoce que Ramos también estaba intentando ser uno de los tres mayores de 23 años que permite el reglamento olímpico.

SEGUIR LEYENDO:

Sorprendente giro en la separación de Piqué y Shakira: un ex compañero del futbolista estaría intentando seducirla

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba