Política

La Cámpora y sectores del FDT repudiaron el desalojo en Villa Mascardi y apoyaron a Gómez Alcorta en el Encuentro Feminista de San Luis

FOTOS 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres actividades
El pedido de aparición de Guadalupe Lucero es el foco del 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres

Un amplio abanico de agrupaciones que integran el Frente de Todos unificó posturas ante el último cortocircuito en el Gobierno, que desembocó en la renuncia de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. El operativo de desalojo en Villa Mascardi, que tuvo como resultado la detención de siete mujeres de la comunidad Lafken Winkul Mapu, recibió un “enérgico repudio” de parte de decenas de organizaciones que integran la coalición oficialista, como La Cámpora, el Movimiento Evita y el Frente Patria Grande, entre otros.

El rechazo al operativo resuelto por la jueza federal subrogante Silvina Domínguez, y acatado por el presidente Alberto Fernández con un fuerte despliegue de las cuatro fuerzas federales, tuvo lugar este domingo a las 12 durante el 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries. En ese marco, organizaciones políticas, sociales, sindicales y feministas alineadas con el Frente de Todos protagonizaron un acto en la capital de San Luis, donde se leyó un documento con críticas a la orientación del Poder Ejecutivo.

“Nos pronunciamos enérgicamente en repudio de la represión y las graves violaciones a los derechos humanos de las mujeres y niñxs ocurrida en el desalojo de la comunidad mapuche LafKEn Winkul Mapu, en Villa Mascardi, provincia de Río Negro. La detención ilegal de 7 mujeres de la comunidad, 4 de ellas trasladadas al penal de Ezeiza, a 1.500 km de su tierra, y otra mujer embarazada de 40 semanas, es un hecho de tortura repudiable y exigimos su inmediata excarcelación”, sostuvo el comunicado.

El texto, titulado “Feminismos y transfeminismos populares con Cristina”, tuvo modificaciones de última hora. La declaración tenía como punto principal el apoyo a la vicepresidenta Cristina Kirchner, víctima del atentado frente a su casa de Recoleta el pasado 1 de septiembre. Sin embargo, los recientes acontecimientos en el Gabinete conllevaron a la incorporación de algunos agregados, entre los que se insinuó incluso un pedido de remoción del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

“Expresamos nuestro apoyo a ‘Eli’ Gómez Alcorta, quien presentó su renuncia como Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, mientras que el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, responsable del operativo junto con las fuerzas de seguridad de la provincia, sigue en su cargo”, dice el comunicado. “Exigimos que la Justicia federal y de Río Negro actúe en base a la Constitución Nacional y los instrumentos internacionales de DDHH para garantizar la integridad de las personas detenidas y la comunidad toda. ¡Repudiamos todo acto represivo, son fuerzas de seguridad no fuerzas represivas!”, continúa el texto.

El planteo reunió un conjunto heterogéneo de organizaciones que, en la interna del oficialismo, no siempre comparten las mismas simpatías. Además de La Cámpora, el Movimiento Evita y el Frente Patria Grande, se destacaron las firmas de sectores feministas y de mujeres de organizaciones como Nuevo Encuentro, que tiene como referentes a Martín Sabatella, el Partido Solidario, de Carlos Heller, o centrales obreras como la CTA de los Trabajadores.

Matias Arbotto
La renuncia de Gómez Alcorta reavivó la interna del Frente de Todos (Matias Arbotto/)

En las adhesiones también aparecieron grupos como Kolina, identificado con Alicia Kirchner, la Tupac Amaru de Milagro Sala, o sectores más cercanos a Alberto Fernández, como Los Irrompibles de Leandro Santoro, la Corriente Nacional de la Militancia, que están identificados con Daniel Filmus y Agustín Rossi, el NEP o el Partido ParTE, entre otros.

Los últimos hechos protagonizados por fuerzas de seguridad en Río Negro, o la represión en La Plata por la Policía Bonaerense en el partido Gimnasia-Boca Juniors, tensionaron al frente oficialista con nuevas fisuras. Dirigentes de La Cámpora como la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, la diputada Paula Penacca y la legisladora porteña Lucía Cámpora, entre otras, ya habían divulgado un comunicado de la organización en repudio al desalojo en Villa Mascardi y en solidaridad con Gómez Alcorta. Con el mismo tenor se expresó Estela Díaz, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad del gobierno bonaerense de Axel Kicillof.

La renuncia de “Eli” dejó expuesta la percepción de que el accionar policial en la Patagonia fue un hecho de “violencia institucional” para algunos sectores del Frente de Todos. Es una posición incómoda para el kirchnerismo y agrupaciones de centro-izquierda, que reniegan del uso de las fuerzas de seguridad para los conflictos sociales. Consumada la salida del gabinete de Gómez Alcorta, el malestar se hizo visible en varias de las terminales de la coalición.

Ahora bien, el documento final, que se leyó el mediodía del domingo entre las calles España y Rivadavia, excedió a la controversia en torno al conflicto mapuche en el sur. Versó sobre cinco puntos, entre los que se incluyeron el apoyo a Cristina Kirchner, advertencias sobre la “derecha antidemocrática” y la agenda con perspectiva de género “que falta”, como el impulso de una “Reforma Judicial Feminista y Transfeminista”, la sanción del proyecto de “Ley de Cuidar en Igualdad”, que propone la creación del Sistema Integral de Políticas de Cuidados en Argentina, “el cumplimiento de la paridad de género en todos los ámbitos” o un mayor presupuesto “para poder vivir una vida libre de violencias”.

Plaza de Cristina convocatoria 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres
La convocatoria a la "Plaza de Cristina", donde se materializó un fuerte respaldo a la vicepresidenta en San Luis

Sobre el atentado, se concluyó que a la Vicepresidenta “la intentaron matar por odio y ese odio es profundamente ideológico: el odio es machista, racista, clasista, misógino y fascista”. “Nosotres sabemos que estos ataques jamás son acciones de sujetos individuales, han pasado de los discursos a las acciones de odio. A Cristina la intentaron asesinar por todo lo que representa, por las luchas que dio y por el amor que encarna”, proclama el texto. La hipótesis detrás del ataque es que el frustrado magnicidio no solo tiene un componente político-partidario, sino que tiene el agravante de un “odio por ser mujer”.

La convocatoria del oficialismo planteó que, a pesar de los “avances logrados durante estos tres años” en el gobierno del Frente de Todos, como la sanción del aborto legal o la ley de cupo laboral trans, “sabemos que no alcanza”. “Tenemos que cuidar mucho todo lo conseguido porque sabemos que cuando la derecha llega al poder lo primero que intenta es barrer todos los derechos obtenidos”, exhortan.

El primer encuentro que aglutina al activismo feminista se congregó en la Ciudad de Buenos Aires en el año 1986, y el último fue en La Plata en 2019. La actividad de este fin de semana es la primera que se celebra después de la pandemia de COVID-19. La movilización central, donde confluirán sectores oficialistas, partidos de izquierda opositores al Gobierno e independientes, será a las 18.30 del domingo. Las actividades concluirán el lunes feriado, cuando se defina el lugar del próximo lugar del Encuentro Plurinacional.

SEGUIR LEYENDO:

105 espacios de debates y el pedido de aparición de Guadalupe Lucero: las claves del 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres

Los mapuches atacaron con pintadas y fuego la capilla de Villa La Angostura luego del desalojo en Villa Mascardi

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba