Política

Apurado por las perspectivas de la crisis económica para 2023, el Gobierno avanza con el debate interno sobre la suspensión de las PASO

Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Télam)
Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Télam)

A pesar de que se enardece la interna del Frente de Todos en la previa del año electoral, como quedará en evidencia mañana durante los cuatro actos paralelos por el Día de la Lealtad, el kirchnerismo y la Casa Rosada impulsan cada vez con más fuerza la discusión, al interior del espacio oficialista, sobre la polémica suspensión de las PASO. Si bien aseguran que no hay siquiera borradores de proyectos de ley en ese sentido, ambos espacios, enemistados, dirimen con los dirigentes del ámbito bonaerense sobre la conveniencia de avanzar en el Congreso con una ley nacional y, posteriormente, en la provincia de Buenos Aires. Se ven apurados por las perspectivas de la crisis económica para el año que viene, y quieren que se adelanten los plazos de decisión. De todas formas, por ahora evitan hacer avances concretos, atentos a la necesidad del aval opositor para aprobar el Presupuesto.

Hasta el año pasado, Alberto Fernández defendía abiertamente las PASO, porque las veía como la herramienta para un virtual lanzamiento de su precandidatura a la reelección. Lo dijo abiertamente, sobre el final de 2021. Y durante los meses siguientes, cerca del Presidente siguieron defendiendo el mecanismo.

Sin embargo, esta semana la negativa rotunda a una eventual suspensión dio lugar a otro tipo de posicionamiento, más flexible. “El Presidente cree que es un instrumento democrático, pero está dispuesto a escuchar”, deslizó, en diálogo con Infobae, un importante alfil del entorno de Alberto Fernández. Mientras tanto, el jefe de Estado evita referirse a un tema tema sobre el que antes se refería con determinación, pero deja abierta la puerta a la discusión.

Los únicos que se posicionaron abiertamente en contra de las PASO, en especial de su obligatoriedad, fueron los gobernadores del PJ. De hecho, varios ya avanzaron a nivel local, en sus provincias, a pesar de la resistencia de la oposición de Juntos por el Cambio. En algunos casos, con apoyo de fuerzas opositoras, como en Chubut, donde se generó una fuerte polémica por la movida de la UCR local.

Finaliza reunión en el PJ La Plata con la presencia de Máximo Kirchner
Máximo Kirchner tras la reunión en el PJ La Plata esta semana

Pero el tema se venía conversando de manera subterránea en las intendencias bonaerenses. Y esta semana fue objeto de debate en el encuentro que realizó el PJ en La Plata el martes pasado. Máximo Kirchner, en lugar de negar, dijo que pidió más tiempo para “seguir debatiendo”.

En el kirchnerismo, la mirada sobre las PASO es difusa, básicamente, porque hay diferencias entre las necesidades electorales en los distritos y a nivel nacional. En las intendencias bonaerenses donde La Cámpora es oposición, los dirigentes locales necesita de las primarias para ordenar las candidaturas en la competencia interna con las expresiones del PJ, explicó un dirigente de peso a este medio. Pero en otras se resuelve con acuerdo. Mientras tanto, en la Nación, donde Cristina Kirchner ostenta el mayor peso, el kirchnerismo cree que sería mejor ordenar la oferta a dedo.

En la discusión, una de las variables de peso es sobre la injerencia que podría tener en Juntos por el Cambio la eliminación de la primaria. Pero cada vez más se plantea la crisis económica como justificación, puertas adentro del oficialismo. El Gobierno en su conjunto, más allá de las internas, teme que los plazos establecidos con dos instancias electorales le jueguen en contra en un año que se perfila complicado. “Estamos pensando en un acortamiento de los tiempos”, admitió un importante dirigente nacional. El tema de fondo es el apuro para “llegar parados” a las elecciones.

De todas formas, en el oficialismo avanzan con pies de plomo. Todos los mensajes al respecto son “tibios”, como reconoció un funcionario, porque en el orden de prioridades del Gobierno está la aprobación del Presupuesto, que sigue en debate en el Congreso, y donde dependen del visto bueno de la oposición. “No podemos condicionar el Presupuesto con esa discusión”, dijeron desde el bloque del FDT en Diputados.

Apenas se apruebe la ley de leyes, el Gobierno se muestra dispuesto a avanzar en el Congreso contra las PASO. Y consideran inclusive la posibilidad de un aval de ciertos sectores de Juntos por el Cambio. Desde hace tiempo, en el ala dura del FDT analizan con detenimiento un proyecto de ley presentado en marzo en la Cámara de Diputados por Margarita Stolbizer, Emilio Monzó, Sebastián García de Luca y Domingo Amaya, que plantea eliminar la obligatoriedad de las primarias en aquellos casos en los cuales los partidos no lleven más de una lista. En el espacio de los legisladores confirmaron que el proyecto está en pie, pero aclararon que “defienden las primarias” y que “se van a atener a la decisión de Juntos por el Cambio” al respecto.

marcha Dia de la Militancia
Andrés "Cuervo" Larroque (Nicolás Stulberg)

Hace 10 días semana, Andrés “Cuervo” Larroque, había dado una primera señal de aval. “Si estamos a tiempo y hay un consenso, se verá si se avanza en ese sentido, y sino, seguiremos con este mecanismo, entendiendo que hay que darle sentido”, dijo. Pero por lo pronto, Cristina Kirchner, impulsora de las PASO en 2009, evita referirse al tema en público, y su mirada resulta enigmática. Hace algunas semanas, en su entorno aseguraban que rechazaba por completo dar marcha atrás con su “hijo político”. Pero hace días, en el campamento K dijeron a Infobae que por primera vez habilitó que se hable del tema. “Hoy, la discusión no se puede parar. Y ya trasciende a los gobernadores. Está creciendo”, dijeron, escuetos pero directos, en La Cámpora.

La discusión interna dentro del oficialismo sobre las PASO se produce en un escenario de divisiones flagrantes. Mañana, 17 de octubre, fecha emblemática para el peronismo y el sindicalismo protagonizarán cuatro actos por separado. Mientras Pablo Moyano amenaza con dejar la CGT y se mostrará con La Cámpora en la Plaza de Mayo, “los gordos” lanzarán su propio espacio político de cara al año que viene, en el Estadio Obras; mientras que los movimientos sociales harán lo propio en el estadio de Laferrere, en La Matanza. En los distintos espacios aseguran que no se trata de actos “opositores”, como buscó aclarar anteayer el kirchnerista Leopoldo Moreau, uno de los dirigentes que se manifestarán frente a la Casa Rosada. Pero en la práctica, impera el desorden. De todas formas, creen que se podrá resolver, si se suspenden las PASO, con un acuerdo político que, por ahora, parece lejano.

Para aprobar una reforma o eliminación de la ley de primarias, el oficialismo necesita del apoyo de la oposición, y el tiempo apremia. La modificación no puede realizarse durante el año electoral, por lo que el plazo máximo para lograrlo sería diciembre.

SEGUIR LEYENDO:

Atropellaron al juez de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda y fue trasladado al Hospital Fernández

Patricia Bullrich hizo una demostración de fuerza en Mar del Plata junto a Cristian Ritondo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba