Política

Stiuso quiso meterse en la causa por el atentado contra Cristina Kirchner, pero la Justicia rechazó el pedido

Antonio Stiuso, en tribunales (archivo)
Antonio Stiuso, en tribunales (archivo)

El 16 de octubre Infobae reveló la información que se había podido recuperar del teléfono de Fernando Sabag Montiel, el joven que quiso matar a Cristina Kirchner. Pornografía infantil, selfies con armas y un mensaje en donde se hablaba de buscar en la ‘deep web’ a alguien para matar a un presidente. De allí también surgía que en las horas previas al ataque había buscado en Google, además de la carta natal de la Vicepresidenta, la palabra Stiuso. Lo puso con una s, con dos. Y el único Stiuso famoso es el ex espía que a fin de mes declarará por cuarta vez como testigo en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman. Frente a eso, los abogados de Horacio Antonio Stiuso se presentaron ante la jueza María Eugenia Capuchetti pidiendo tener acceso al expediente. Explicaron que se habían enterado por este medio de la mención a su cliente y por eso tenían “un interés legítimo” en el caso.

El 20 de octubre, la jueza rechazó el planteo, sin que el dato se filtrara. Dijo que el pedido era “inadmisible”, que la causa era secreta para terceros y que los legajos se encontraban reservados para evitar que se frustrara la investigación. También entendió que Stiuso “no había conseguido demostrar el actual y concreto gravamen irreparable” de no concederle el recurso.

Pero los representantes del ex espían apelaron ante la Cámara Federal. Insistieron en que “existía en el caso un gravamen irreparable por afectación al derecho de acceso a la información pública, para lo cual se invocó un interés legítimo”. Y agregaron que permitirle el acceso al expediente “no pondría en riesgo la pesquisa, toda vez que la prensa se encontraría en conocimiento de esta información”.

Tambien puede interesar: “Matar a un presidente no es tarea sencilla”: el mensaje encontrado en el celular de Sabag Montiel

Este viernes el tribunal resolvió. Los jueces de la Sala 1 Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens -que esta semana fueron cuestionados desde el oficialismo por la resolución que liberó a los integrantes de Revolución Federal- coincidieron en que no había motivos para hacer lugar al planteo de Stiuso.

Según la resolución a la que accedió Infobae, no se distingue, “ni el impugnante logra demostrar de modo suficiente, cuál sería aquel actual y concreto gravamen irreparable que tal decisión le acarrearía y que habilitaría hacer lugar a la solicitud aquí analizada”. Subrayaron que para llegar a esa apelación debería darse “un perjuicio efectivo” que no observaron. Por lo tanto, rechazaron la queja.

En su reaparición pública, Cristina Kirchner dijo el viernes: “Estoy resignada a que la Justicia no investigue, porque me quieren acusada, no de víctima”.

La Vicepresidenta es querellante en la investigación y viene impulsando distintas líneas para intentar esclarecer quiénes estuvieron detrás de su ataque. Según señalan fuentes judiciales ante Infobae, hasta ahora han fracasado las pistas que conducían a “los copitos”, las llamadas a la firma “Marcodina”, un supuesto chip que dijeron haber encontrado en la casa de Sabag Montiel, o la búsqueda de dinero recibido por los acusados. Tampoco se encontraron pruebas concretas que acrediten relación directa de Revolución Federal en el atentado, dijeron los investigadores. Siguen buscando, pero hasta ahora no aparece nada certero.

La última presentación de la querella se hizo el jueves a raíz de la llamada pista “Casablanca”, en donde un asesor legislativo dijo haber escuchado al diputado del PRO Gerardo Milman decir 48 horas antes del ataque que cuando CFK estuviera muerta él iba a estar en la costa. El diputado y sus colaboradores desmintieron esas palabras. Tampoco lo ratificó el cuñado del testigo que estaba en la misma mesa. En la causa tampoco se presentó un supuesto chat que circuló en los medios enviado al diputado Marco Cleri. La Vicepresidenta pidió profundizar en una cadena de sociedades ligadas a una de las secretarias de Milman.

Es que, tal como lo dijo durante su alegato en el juicio en contra por llamada causa Vialidad, la Vicepresidenta está convencida que detrás de su atentado hubo ideólogos. Por lo pronto, en la causa por el intento de su homicidio solo están procesados Sabag Montiel y su novia, Brenda Uliarte, como coautores; y Nicolás Gabriel Carrizo, el llamado jefe de los copitos, como un partícipe secundario. Agustina Díaz, amiga de Brenda, fue liberada esta semana luego que la Cámara Federal no encontrara suficientes pruebas en su contra para vincularla al ataque o su encubrimiento. La Cámara Federal también dijo que había que profundizar la investigación sobre el rol de la custodia, y apurar la elevación de la causa a juicio oral. En el oficialismo eso cayó mal.

La reaparición de Stiuso

Cristina Kirchner (archivo Nicolás Stulberg)
Cristina Kirchner (archivo Nicolás Stulberg)

En las últimas semanas, Stiuso volvió a aparecer en la escena de tribunales. El 24 de octubre pidió declarar en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman. El titular de la UFI AMIA apareció muerto en su departamento el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber hecho una presentación en Comodoro Py 2002 para investigar a la entonces presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento de Irán en la causa por el atentado a la AMIA, a través del Memorándum firmado con ese país en 2013 y que nunca llegó a entrar en vigencia.

El futuro de esa causa -inicialmente desestimada, luego reabierta y vuelta a cerrar el año pasado por el tribunal oral a raíz de un planteo de las defensas- se definirá en estos días: la Cámara Federal de Casación Penal escuchará este martes los argumentos de la DAIA y de familiares de las víctimas del ataque para reclamar que el caso llegue a juicio. Las defensas se opondrán. La de Cristina Kirchner lo hará por escrito. La audiencia continuará el 24 de noviembre. Recién después de oír a todas las partes, la Sala 1 de Casación estará en condiciones de tomar una decisión: si se avanza o no al juicio oral.

Pero también está previsto que Casación analice por estos días otras causas claves: la absolución de Carlos Telleldín y las condenas dictadas por el llamado encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA. Y la definición sobre si debe avanzarse con el juicio oral contra Cristina Kirchner, sus hijos y otros imputados en la unificación de los expedientes “Hotesur-Los Sauces”.

La causa Nisman

Alberto Nisman (Infobae TV)
Alberto Nisman (Infobae TV)

Stiuso fue convocado a declarar el 29 de noviembre por la fiscalía a cargo de Eduardo Taiano, quien tiene delegada la investigación por decisión del juez Julián Ercolini. La fiscalía viene desde hace más de un año tomando declaración a agentes, ex agentes y ex funcionarios de la AFI que estuvieron en zonas claves o tuvieron intensos diálogos telefónicos el fin de semana del 17 y 18 de enero de 2015. Esos intercambios fueron puestos bajo la lupa desde que la causa tramitaba en la justicia de instrucción.

Por ahora, el personal que responde a Taiano escuchó a unos 60 testigos. Entre ellos figuró el ex jefe de la AFI Fernando Pocino, a quienes algunos señalaron como una pieza clave en todo lo que sucedió por aquellos días. Faltan por lo menos otros 30. Y ahora se sumó Stiuso.

A través de un escrito, el ex espía escribió: “Luego de haber prestado declaración en marzo de 2019, he tomado conocimiento por trascendidos periodísticos, de diversas cuestiones que no fueron abordadas en aquella oportunidad, y que considero que la Fiscalía debe conocer”. Por quienes son los testigos, los investigadores buscan tener reserva del contenido de las declaraciones e incluso del lugar en donde se los interroga.

En mayo pasado, no obstante, el diario La Nación publicó que dos agentes declararon bajo juramento que espiaban a la fiscal retirada Viviana Fein cuando estaba en sus manos a investigación por la muerte de Nisman. El espionaje, no obstante, era un poco precario, dijeron a Infobae fuentes consultadas. Rondaban la fiscalía para ver si se presentaba Stuso.

Justamente Stiuso había presentado su renuncia al lugar que supo comandar en la entonces SIDE en diciembre del 2014. Se fue para jubilarse. Pero el gobierno de Cristina Kirchner encabezó una fuerte embestida en el organismo de inteligencia que luego se transformaron en denuncias penales contra el hombre fuerte de inteligencia que Néstor Kirchner puso a trabajar con Nisman en la investigación del atentado.

Nisman había regresado de urgencia de sus vacaciones en Europa a donde había junto a sus hijas. Según sus allegados, el fiscal creía que la entonces Procuradora Alejandra Gils Carbó iba a apartarlo de la unidad especial de la AMIA, como había sucedido con otros fiscales en otras reparticiones.

El 14 de enero presentó su denuncia ante el juez Ariel Lijo, a cargo de la causa por el encubrimiento de la investigación. La presentación provocó un cimbronazo para la política. Su cadáver apareció con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento en la noche del 18 de enero, horas antes de presentarse en el Congreso Nacional a donde había sido convocado por la entonces oposición para explicar su denuncia.

Según los peritajes, su muerte tuvo lugar entre la noche del sábado y la madrugada del domingo. La Cámara Federal entendió que el caso había que investigarlo como un asesinato relacionado con su trabajo. Diego Lagomarsino, el experto informático que trabajaba con Nisman y que en la tarde del sábado le prestó el arma con la que apareció muerto, dice que el fiscal se suicidó. Hoy está acusado de ser partícipe de homicidio. También están procesados cuatro custodios.

Según surge de la investigación, Nisman llamó reiteradas veces a Stiuso ese fin de semana, pero el poderoso ex agente no lo atendió. “No le contesté porque estaba el teléfono en vibrador. Y si hubiera escuchado no iba a hablar con él. Porque prendías la televisión y veías que era Stiuso y el títere Nisman. Lo iba a terminar de hundir si lo atendía, lo iba a llamar después que se presentara en el Congreso”, dijo en el documental que hizo la cadena Netflix. Allí ratificó que a su criterio a Nisman lo mataron. “¿Tu crees que Cristina Kirchner quería matarte?”, le preguntó el documentalista británico Justin Webster a Stiuso, quien hace silencio y responde: “Sí”.

Las declaraciones de Stiuso

Stiuso declaró tres veces en la causa. La primera fue el 17 de febrero de 2015 ante Fein cuando el kirchnerismo desconocía su paradero. Allí dijo que no sabía nada de la muerte de Nisman. Luego se fue del país. Su segunda declaración fue al año siguiente y torcería el rumbo de la causa. El gobierno ya había cambiado. Durante 14 horas, Stiuso afirmó que a Nisman lo habían matado por el trabajo que estaba realizando. La ex jueza Fabiana Palmaghini se declaró incompetente y derivó el caso a Comodoro Py.

La tercera declaración de Stiuso en la causa Nisman fue en marzo de 2019 y recién se conoció cuando la publicó Infobae en enero del 2020, al cumplirse cinco años de la muerte de Nisman. Allí Stiuso aportó una carpeta que contenía información sobre Nisman, su ex esposa y jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, Stiuso y otros agentes de inteligencia. Serían datos de inteligencia ilegal y para Stiuso es la demostración de que lo seguían a él y a su familia y fue la base de lo que llamó en su declaración una “campaña mediática” en su contra. “La señora esta que presidía el gobierno pedía informes y tenía que controlar. La campaña de desprestigio iba atada a todo esto. Todo esto partía del cerebro enfermizo de la mujer”, dijo sin nombrarla

Desde 2018, en el juzgado de Marcelo Martínez De Giorgi, existe una causa en la que Stiuso se presentó como querellante. Allí se investigan unos documentos que había en la residencia de Cristina Kirchner en El Calafate, secuestrada durante un allanamiento que hizo el juez Claudio Bonadio por la causa de los cuadernos. Entre varias carpetas habían dos que llamaron la atención: una a nombre de Horacio “Jaime” Stiuso y un hombre de su confianza, Pedro “Lauchón” Viale, asesinado en un extraño operativo en 2013. La otra se llamaba House to House, vinculaciones empresas Stiuso. Esa causa sigue activa, pero no ha generado novedades desde hace años.

Seguir leyendo

Causa Nisman: Stiuso pidió volver a declarar en la investigación por la muerte del fiscal

Comodoro Py revisará todas las causas que involucran el atentado a la AMIA: la voladura, el encubrimiento y el Memorándum bajo la lupa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba