Deportes

Polémicas mundialistas: el gol anulado a España en el Mundial 2002 entre acusaciones de soborno y renuncias

El Mundial 2002 tuvo un hecho histórico para el fútbol asiático porque por primera vez en la historia hubo una organización conjunta del certamen que tuvo a dos países de esa región: Japón y Corea del Sur. El elenco coreano, incluso, tuvo una actuación que sorprendió al planeta tras avanzar de fase al terminar primero en su grupo por encima de Estados Unidos, Portugal y Polonia. Aquel elenco anfitrión terminaría en la cuarta colocación pero con un hecho que tapó de sospechas su avance a semifinales.

Los coreanos se midieron ante España por el choque de los cuartos de final el 22 de junio en Gwangju. Aquella tarde, el árbitro egipcio Gamal Al-Ghandour iba a tener una actuación para el olvido, luego de haberle anulado dos goles a la Furia.

Tras haber invalidado el primer tanto convertido por Rubén Baraja, alegando que hubo una falta previa de Iván Helguera al momento de la definición, el juez principal cometió un gravísimo error en el inicio de prórroga: anuló un segundo tanto de España porque entendió burdamente que el balón había salido del terreno de juego antes de terminar en el fondo de la red.

Las cámaras no mintieron y quedó claro que cuando Joaquín Sánchez lanzó el centro que terminaría en tanto de Fernando Morientes el balón estaba adentro del campo por varios centímetros. El juez de línea de Trinidad y Tobago Michael Ragoonath levantó inmediatamente su bandera, siendo apoyado por el juez principal,

España, que igualó 0-0 en tiempo regular, terminó siendo eliminada por penales. El combinado coreano, para colmo, venía de superar en tiempo extra a Italia (2-1) en octavos de final en un partido repleto de controversias arbitrales. Tras el choque contra los españoles, perdió con Alemania en semifinales y también perdió frente a Turquía en el choque por el tercer lugar (3-2).

“La prensa española me atacó mucho por mi arbitraje. Pero, de hecho, fue uno de los mejores partidos de mi carrera”, dijo el egipcio en el documental Los Otros de la cadena española Vamos. “Dice que fue su mejor partido. Me pregunto cómo serían los demás, pero cada uno es como es”, contratacó Morientes en esa producción.

“Creo que en 2002 tuve una mejor actuación, siempre aclarando lo siguiente: hablo de mis propias decisiones, de lo que yo decidí, sin hacerme responsable de mis asistentes. Los errores de mis asistentes no deben computarse a mi actuación”, comentó en una nota con Marca del 2022. “No recibí dinero de los coreanos, no arbitré a favor de ningún equipo. Soy musulmán y sé distinguir entre lo permitido y lo prohibido”, advirtió en el documental mencionado entre las sospechas que surgieron en torno a lo ocurrido.

Este error tan comentado mediáticamente derivó en una sugestiva renuncia del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, al cargo que tenía en la Comisión de Árbitros horas después del encuentro. Por entonces, el portavoz de la FIFA, Keith Cooper, salió a aclarar que no existía ningún tipo de conspiración para ayudar a Corea. Meses más tarde, Villar intentó aplacar el escándalo que generó su renuncia y dijo que no estuvo vinculada a lo ocurrido en el choque a pesar que la presentó horas después de la eliminación español: “No estaba de acuerdo con la forma de proceder de la Comisión por motivos que ya expuse en los foros pertinentes”.

Aquel platel español dirigido por José Antonio Camacho tenía entre apellidos destacados a Iker Casillas, Fernando Hierro, Carles Puyol y Luis Enrique, entre otros. Venía de eliminar a Irlanda por penales tras clasificar invicto en la fase de grupos que compartió con Paraguay, Sudáfrica y Eslovenia.

Seguir leyendo:

Polémicas mundialistas: por qué hubo penal de Neuer a Higuaín en la final del Mundial 2014

Polémicas mundialistas: la expulsión al argentino Rattín en 1966 que duró 10 minutos y obligó a crear las tarjetas

Polémicas mundialistas: el “gol fantasma” que sacó campeón a Inglaterra en 1966

Polémicas mundialistas: por qué Codesal se equivocó cuando cobró el penal en la final de Italia 90 pero hoy su decisión sería acertada

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba