Política

Sobreseyeron por enriquecimiento ilícito a Carlos Liuzzi, el ex número dos de Zannini que terminó viviendo en una mansión en Marbella

Carlos-Liuzzi
Caros Liuzzi, ex funcionario kirchnerista, y su mujer, la abogada Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo (Foto: @th.marbella)

Carlos Liuzzi integra la lista de ex funcionarios kirchneristas que se hicieron ricos durante el kirchnerismo: llegó a la Casa Rosada con apenas $265.000 y se retiró con dos departamentos lujosos en Puerto Madero, un spa en ese mismo barrio, campos en Mendoza y acciones de varias empresas. Y terminó viviendo en una mansión en Marbella (España), tal como reveló Infobae en enero de este año.

La causa en su contra por enriquecimiento ilícito lleva más de diez años. En 2016, el juez Luis Rodriguez lo sobreseyó pese a un informe negativo del perito de la Corte Suprema Héctor Roccatagliata, pero la Sala II de la Cámara Federal anuló todo y lo apartó del expediente. Desde entonces quedó en el juzgado de Marcelo Martínez De Giorgi, que lo acaba de sobreseer nuevamente. La decisión alcanza a su mujer, Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo, a sus hijos y a su ex esposa.

Para el juez, los sucesivos informes periciales que se hicieron en los últimos años sobre el patrimonio de Liuzzi y su familia no son “determinantes” para procesarlos. “En esta investigación penal no pudo determinarse si existió un incremento apreciable e injustificado en el patrimonio de Carlos Emilio Liuzzi y su entorno familiar porque se carece de un informe pericial oficial conclusivo y determinante sobre el asunto. Y, ello obedece al comportamiento renuente del Contador Oficial Héctor Roccatagliata durante el curso del proceso”, sostuvo el magistrado en una resolución de 21 carillas a la que tuvo acceso Infobae.

Martínez De Giorgi detalló cada una de las intimaciones que recibió el perito oficial desde 2018. “Si bien alguna de esas demoras pudo tener respaldo en un transitorio problema de salud que padeció el Perito Oficial -conforme las constancias médicas que envió a esta sede judicial- ello resulta insuficiente para justificar la dilación en el cumplimiento de su cometido por todo el período consignado”, se quejó el juez.

Seguir leyendo Viajes por el mundo, pendientes de Chanel y hoteles 5 estrellas, la nueva vida de Carlos Liuzzi tras dejar la Casa Rosada

El perito llegó a declarar como testigo, pero no conformó a los investigadores. Para el magistrado, Roccatagliata mostró “desinterés en dar respuesta al estudio requerido, que, por su negligencia e inadecuado comportamiento a la hora de llevar a cabo la tarea asignada, ni siquiera había compulsado ni analizado documentación ya existente en la causa”.

Esa situación fue aprovechada por la defensa de Liuzzi, que pidió hace unos días su sobreseimiento. “El dilatado trámite de este proceso ha resultado ajeno a la actitud asumida por la defensa y que lejos de ello la demora ha obedecido a la conducta del perito interviniente quien se ha ocupado de privar de justicia a mis defendidos y en definitiva a la sociedad toda”, dijo el abogado del ex funcionario.

Con duros cuestionamientos al perito oficial, al que se le inició una causa penal, Martínez De Giorgi terminó accediendo al sobreseimiento. “No pudo establecerse si existió o no un incremento apreciable e injustificado en el patrimonio de Carlos Emilio Liuzzi y su entorno familiar por ausencia de un informe pericial oficial conclusivo”, sostuvo.

Liuzzi llegó a la Casa Rosada en 2003 y se mantuvo en su cargo hasta 2015 (Imagen de archivo)
Liuzzi llegó a la Casa Rosada en 2003 y se mantuvo en su cargo hasta 2015 (Imagen de archivo)

Liuzzi forma parte del grupo selecto de ex funcionarios K que se mantuvo en su cargo durante el gobierno de Néstor Kirchner y los dos mandatos de Cristina Kirchner. Doce años ininterrumpidos como subsecretario de Legal y Técnica, sin abrir la boca. En la Casa Rosada era conocido como el “monje negro” de Carlos Zannini, otro funcionario de bajo perfil.

Tras la salida del poder, Liuzzi comenzó a desprenderse de sus bienes, dentro y fuera del país. Muchas de esas operaciones se hicieron con boleto porque estaba vigente una inhibición judicial.

Las operaciones nunca se detuvieron. Según el Boletín Oficial de la provincia de Mendoza del 6 de diciembre pasado, Liuzzi vendió varios campos en esa provincia. En la operación también aparecía su ex socio, Gustavo Benvenuto, quien estuvo en la mira de la Justicia luego de que una investigación periodística reveló que una consultora de su propiedad, ADCONSA, fue contratada por Legal y Técnica, es decir por Liuzzi, para informatizar el Boletín Oficial y para desarrollar el sistema informático de NIC.ar, el organismo que maneja todos los sitios de Internet en el país. Un negocio millonario a la medida de los “amigos”. Sólo en 2009, esa firma ganó más de 29 millones de pesos.

Seguir leyendo La vida lujosa de un ex funcionario K en Marbella y una causa judicial que cumple 10 años

Liuzzi se fue del país en 2020 junto a su familia y se recluyó en Marbella, donde desplegó su don de empresario millonario. Infobae reveló en enero que actualmente vive en una mansión de casi 500 m2 repleta de obras de arte modernas, esculturas y un sistema de domótica que la transforma en una casa “inteligente”.

Carlos Liuzzi
El frente de la casa en Marbella que aparece en varias de las fotos publicadas por la mujer de Liuzzi

El patrimonio de Liuzzi

Cuando aterrizó en la Rosada, Liuzzi era dueño de una casa en el country Los Lagartos de Pilar, un terreno en esa misma localidad, dos departamentos, un tiempo compartido en Bariloche y dos autos: un Peugeot 406 (modelo 1997) y un Mitsubischi Space Wagon (1996).

A partir de 2008, su patrimonio no paró de crecer.

En 2011, adquirió un departamento de 161 m2 en el piso 35 del edificio Mulieris, en Puerto Madero, que abonó $3.272.400, unos 808.000 dólares de ese entonces. Apenas dos años más tarde, 2013, compró junto a su mujer otro departamento en el piso 42 del mismo edificio. Por esa propiedad pagaron 7.500.000 pesos, supuestamente con sus sueldos del Estado.

Carlos Liuzzi Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo
Carlos Liuzzi junto a su mujer, Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo

La pareja de Liuzzi, un joven abogada a quien conoció en la Casa Rosada, tuvo que justificar la compra de un auto BMW realizada en agosto de 2012 por unos 57.000 dólares y un departamento en el edificio “Yoo” Punta del Este, en Uruguay. Esa compra se hizo en noviembre de 2011 por la suma de 895.000 pesos.

Seguir leyendo Cómo es la mansión de 500 m2 de estilo “egipcio” donde vive un ex funcionario kirchnerista en Marbella

También se investigó la compra de un departamento valuado en 330 mil dólares, y cuatro cocheras, en Olga Cossettini 1112. El vendedor fue Diego Martín Scotti, cuñado de Liuzzi.

La causa por enriquecimiento arrancó en 2012 a partir de una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans y pasó por varios jueces. Norberto Oyarbide, que en ese momento tenía buena relación con Zannini, archivó el expediente pero dejó una puerta abierta. En 2014, luego del escándalo de la llamada telefónica que dejó al descubierto los vínculos entre el magistrado y la Casa Rosada, el fiscal Patricio Evers pidió que se desarchivara. El casó pasó al juez Luis Rodríguez, que lo sobreseyó en tiempo récord.

Durante años, la Oficina Anticorrupción impulsó la investigación, pero en octubre de 2020, bajo la gestión de Félix Crous, ese organismo renunció a su rol de querellante.

Carlos Liuzzi

En los últimos años, la Justicia no investigó la inusitada cantidad de viajes al exterior de Liuzzi. Hasta 2014, la lista incluía 26 vuelos a Estados Unidos (la mayoría a Miami), 52 a Uruguay, 10 a Europa, nueve a Brasil, y tres llamativos viajes a Panamá. También había viajes a México, Sudáfrica, Perú y Chile.

En la última pericia, los expertos no tuvieron en cuenta los gastos de las tarjetas de crédito ni los viajes. Por ese motivo, el fiscal Ramiro González los dejó afuera de la causa y se concentró en las propiedades.

La vida de lujo del matrimonio Liuzzi nunca cesó. Los hoteles siempre fueron una debilidad para el matrimonio, que suele colgar en su Instagram visitas a los lobbies de diferentes cinco estrellas. Cuando esquiaban en la Sierra Nevada de Granada, mientras compartía una foto en la nieve con Liuzzi, su mujer escribió “Lo mejor del día” y citó a El Lodge, un hotel boutique y spa con restaurante. En otras de sus visitas a Granada las fotos se dispararon desde el lobby de La Alhambra Palace, otro cinco estrellas.

En todos estos años, Liuzzi nunca pisó las escaleras de Comodoro Py. No fue necesario. A la distancia, continúa su vida a orillas del Mediterráneo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba