Política

Cancillería apura el trámite del asilo de la ex ministra de Correa condenada por corrupción, pese a la cautela de Ecuador

María de los Ángeles Duarte fue ministra de Obras Públicas durante el gobierno de Rafael Correa.
María de los Ángeles Duarte fue ministra de Obras Públicas durante el gobierno de Rafael Correa

Argentina le pidió a Ecuador una reunión técnica para el lunes 12 de diciembre con expertos jurídicos para discutir la interpretación del pedido y del asilo que se le ofreció el jueves de esta semana a María de los Ángeles Duarte Pesantes, ex ministra de Transporte y Obras Públicas durante el mandato de Rafael Correa y que fuera condenada a 8 años de prisión por hechos de corrupción en ese país.

Todavía el gobierno ecuatoriano no respondió a esa solicitud, por lo que no se sabe cuál será la sede del encuentro. La reunión tendrá la participación de los principales expertos de la Cancillería argentina en temas internacionales y se realizará en Quito. En la embajada argentina en la capital ecuatoriana Duarte Pesantes permanece refugiada desde agosto de 2020.

La única comunicación al respecto de la administración de Guillermo Lasso fue para confirmar que efectivamente Argentina había comunicado la decisión de dar asilo y anticiparon que el gobierno ecuatoriano “adoptará una decisión a la luz de los principios de la legislación ecuatoriana, el derecho internacional y las convenciones aplicables a la materia, y la dará a conocer a la República Argentina y a la opinión pública en su oportunidad”.

comunicado Ecuador asilo politico Maria de los Angeles Duarte
El comunicado de Ecuador tras el pedido de asilo

Por más que los dos países adhirieron a la Convención sobre Asilo Diplomático que entró en vigencia el 29 de diciembre de 1954, junto con otras 18 naciones latinoamericanas, los dos gobiernos tienen interpretaciones distintas sobre el tema.

La Cancillería argentina le había enviado el jueves por la noche una carta a la embajada de Ecuador en Buenos Aires con los argumentos para conceder ese derecho. Duarte Pesantes vive desde el 12 de agosto de 2020 en la residencia oficial en Quito, junto a su hijo de once años y de padre argentino, en carácter de huésped por razones humanitarias. Con la notificación formal, será considerada como asilada diplomática.

Entre los motivos que esgrimió el gobierno de Alberto Fernández para otorgar ese estatus, figura que el Relator Especial de la ONU sobre la independencia de los magistrados y abogados “ha expresado su preocupación vinculada a vulneraciones al debido proceso y a otras garantías judiciales” en el procedimiento que culminó en la sentencia contra Duarte.

Rafael Correa considera que hay una persecución jurídica en su contra y también contra los funcionarios que, como Duarte, fueron parte de su gobierno (REUTERS)
Rafael Correa considera que hay una persecución jurídica en su contra y también contra los funcionarios que, como Duarte, fueron parte de su gobierno (REUTERS) (FRANCOIS LENOIR/)

En ese escrito de Cancillería se sostiene, además, que la decisión está encuadrada en la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954 y la Convención Americana Sobre Derechos Humanos. Y que, de esa manera, el Gobierno procede con “apego al derecho internacional y su disposición a recurrir a los medios de solución de controversias disponibles en ese orden jurídico”, indicaron.

La referencia apunta al reproche que formuló el gobierno de Ecuador el pasado 27 de noviembre, cuando se pronunció públicamente en un comunicado contra la inminente decisión de Argentina. “Las convenciones que norman el asilo diplomático excluyen la posibilidad de conceder asilo a personas condenadas por delitos comunes”, apuntó la Cancillería ecuatoriana.

Duarte Pesantes, ex ministra de Transporte y Obras Públicas, de 59 años, recibió una condena de 8 años de cárcel por cohecho como parte del caso “Sobornos 2012-2016″, una trama de financiación irregular del movimiento Alianza País, la coalición que encabezaba Rafael Correa, que surgió a partir de la revelación de un cuaderno escrito por Pamela Martínez, ex asesora del ex presidente. Esa prueba contenía información sobre presuntos aportes de varias empresas, entre ellas, la constructora Odebrecht. El ex presidente Correa fue la principal figura política condenada en esa causa, y al igual que ahora como Duarte, permanece como refugiado desde 2017 en la ciudad de Bruselas, en Bélgica.

Correa, quien siempre recalca que en esta causa que se denominó “Sobornos 2012-2016″ se aplicó en su contra una persecución política impulsada por el ex presidente Lenín Moreno. Por eso solicitó asilo en Bruselas, Bélgica, y se lo otorgaron en abril de este 2022, cuando Ecuador había solicitado su extradición para que cumpliera su condena. Está allí desde 2017 y al estar condenado no pudo participar de las elecciones de 2021, donde se consagró presidente Lasso.

Rafael Correa, ex presidente de Ecuador y prófugo asilado en Bélgica, y Gabriela Rivadeneira, ex asambleísta ecuatoriana, se reunieron en octubre de 2022 con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández. (Instituto IDEAL)
El ex presidente de Ecuador y Gabriela Rivadeneira, ex asambleísta de ese país, se reunieron en octubre de 2022 con Cristina Kirchner

Duarte, como otros miembros condenados del círculo cercano de Correa alega ser víctima de una persecución política encarada por el actual gobierno de Lenín Moreno, violó esta condición y se refugió en la embajada de Argentina en Quito, donde fue recibida “en carácter de huésped por razones humanitarias”.

El gobierno del presidente Guillermo Lasso -adversario del correísmo- considera que el juicio realizado por la Corte Nacional de Justicia “contó con todas las garantías procesales para los acusados”. Y según el mensaje que emitió la Cancillería ecuatoriana a cargo de Juan Carlos Holguin “el cohecho o soborno se halla tipificado en las convenciones de las Naciones Unidas e Interamericana contra la Corrupción”.

En octubre de este año, Correa visitó la Argentina y en compañía de la ex asambleísta de su país Gabriela Rivadeneira, se entrevistó con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su despacho del Senado, donde le pidió que intercediera para conseguir el asilo para la arquitecta Duarte Pesantes, que está casada en segundas nupcias con el cantante argentino Marcelo Pastore, con quien tienen un hijo en común de 11 años.

Seguir leyendo

El Gobierno concedió asilo diplomático a una ex ministra de Rafael Correa condenada por corrupción

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba