Política

En medio de la pelea por el bono de fin de año, los intendentes piden más recursos y los gremios, reapertura de paritarias

Axel Kicillof paritaria con estatales bonaerenses
Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires

El fin de año llega con una demanda de recursos desde varios frentes para la administración de Axel Kicillof. A la negociación en curso del Fondo de Infraestructura y Seguridad que reclaman los intendentes de Juntos por $82 mil millones (el gobierno ofreció $50 mil millones), se suman ahora los pedidos de los gremios de la administración pública para terminar la paritaria 2022 y de municipios que también requieren transferencia para pagar aguinaldos y bonos de fin de año a los trabajadores municipales.

“Apelamos a que se convoque a las organizaciones sindicales a una nueva negociación salarial con el objeto de garantizar que los salarios de los estatales terminen al cierre del año por encima del proceso inflacionario, objetivo éste que acordamos al inicio del año entre el gobierno provincial y nuestra organización sindical”, detalla parte de la nota que desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), enviaron esta semana. El gremio que comanda Oscar de Isasi busca que el salario se mantenga por encima de la inflación, que para el mes de octubre fue, según el INDEC, del 6,3% y de un 88% en los últimos doce meses. Las proyecciones estiman que a fin de año el índice inflacionario estará cerca del 100%.

Axel Kicillof paritaria con estatales bonaerenses
Roberto Baradel y Oscar de Isasi

Los últimos incrementos salariales que acordaron la provincia de Buenos Aires con los gremios dieron un 90% de incremento interanual. El anuncio, realizado el 17 de octubre, definió dos nuevas subas salariales -en octubre y en noviembre- de 8 puntos porcentuales cada una, agregando un incremento de 4 puntos en diciembre, mes en el que también se reabrirá la instancia de negociación. Es lo que están pidiendo los gremios. Con los nuevos incrementos el piso salarial interanual será de un 90%.

En el medio también está en discusión un bono de fin de año. Sin embargo, lo primordial para las centrales gremiales es llegar a la reapertura paritaria y discutir desde allí mejoras salariales que sean incorporadas formal y de manera constante, más que un bono por única vez.

Este viernes, el gobernador compartió un acto con el ministro de Economía, Sergio Massa, en el que hubo un fuerte respaldo al programa Precios Justos. Allí volvió a pronunciarse sobre la recomposición salarial y el impacto de la inflación. “En la provincia de Buenos Aires se sufre muy fuerte un proceso inflacionario, sea acompañado o no por aumentos salariales; obviamente ha habido una etapa del gobierno pasado donde había aumentos sin ninguna posibilidad de poder recuperarlos a través del crecimiento del salario; esa es la peor de las inflaciones. La inflación puede ser muy baja o muy alta, pero lo importante al final del día, más allá de estabilizar y ordenar, es qué vínculo tiene eso con los ingresos. La inflación más alta si tiene una evolución de ingresos, obviamente es una situación indeseable pero es mucho mejor que lo que ocurrió durante la época pasada donde se perdieron 20 puntos de esos 25 del salario real, sin guerra, sin pandemia, simplemente por aplicación de generar rentabilidades desmedidas en determinados sectores”, planteó el gobernador.

Te puede interesar: En un acto con tono político, intendentes del PJ y Kicillof respaldaron el programa Precios Justos de Sergio Massa

Esta semana el ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, dijo en declaraciones a Radio Provincia que el área de Economía que encabeza el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, “está en ese proceso donde se evalúa y analiza -las mejoras salariales- y nosotros lo que estamos haciendo es analizando y configurando las mesas técnicas donde se discute con cada sector de los trabajadores”. Esta semana podría haber novedades sobre una convocatoria.

Axel Kicillof paritaria con estatales bonaerenses
El ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa

El ministro de Trabajo de Kicillof -que proviene de la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines- explicó que aún “no hay nada resuelto”, en relación al bono, pero que “sabemos muy bien que el pueblo trabajador no llega a fin de mes”. “Cualquier situación como bono, suma fija, paritaria. Cualquier situación que sea para mejorar, bienvenido sea. Hay que hacer todos los esfuerzos necesarios. Está muy fuerte lo del bono y ojalá que se concrete, ojalá que nuestro Estado pueda dar cumplimiento a eso para que se mejore la situación salarial”, marcó.

Quiénes vienen planteando los bonos de fin de año, también en línea con el pedido de Cristina Kirchner, de incluir una fija salarial, son los intendentes de la provincia de Buenos Aires. El que hizo “saltar la banca”, fue el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco, que esta semana anunció el pago de un bono de $100.000 en tres cuotas: $40.000 en diciembre, $30.000 en enero y $30.000 en febrero, para luego en marzo retomar las paritarias anuales.

El monto que desembolsará el intendente leal a Cristina Kirchner, hasta ahora es el más alto en este concepto que han anunciado los jefes comunales. En otros distritos también ya se avanzó en el pago de bonos pero lejos de los $100 mil que pagará Ensenada. La más cercana hasta el momento es Mayra Mendoza, de Quilmes, que semanas atrás había anunciado una mejora salarial y un bono de $50 mil. Es uno de los temas que la liga de intendentes venía planteando tanto al gobernador como al presidente Alberto Fernández. En Juntos también hubo anuncios de bonos. En La Plata, Julio Garro, otorgará un aumento del 15% y un bono de $40 mil a pagar en tres cuotas: $15 mil en diciembre, $15 en enero y $10 mil en febrero, que se abonarán los días 15 de cada mes.

El pedido por más fondos para engrosar las arcas municipales subyace también en la discusión del presupuesto bonaerense. En la última reunión que mantuvo la comitiva provincial de Juntos que integran los intendentes Miguel Fernández (UCR), Julio Garro (PRO) y los legisladores Christian Gribaudo, Alex Cámpbell, Adrián Urreli por el PRO, sumados a Maxi Abad y Agustín Maspoli por la UCR, le plantearon al Jefe de Gabinete, Martín Insaurralde y al ministro de Hacienda bonaerense, transferencias mediante Aportes del Tesoro Provincial (ATP), por $4.800 millones para el pago de sueldos y aguinaldos. “Contestaron que no iba a haber problemas en ese punto para los municipios que lo necesiten”, le dijo a Infobae uno de los negociadores de la oposición.

Días atrás, el gobierno bonaerense adelantó la transferencia de fondos para el arreglo de escuelas a través de los consejos escolares que tendrá impacto en los 135 municipios. En lugar de realizarlo en el mes de febrero, se definió que los $4 mil millones se dividan en una partidaria ordinaria de $600 millones y otra extraordinaria de $3.400 millones para trabajos de reacondicionamiento de cubiertas de techos y canaletas; reparaciones eléctricas y de sanitarios; mantenimiento de instalaciones de gas; adquisición de calefactores; pintura, reemplazo de vidrios y arreglo de aberturas.

Seguir leyendo:

En un acto con tono político, intendentes del PJ y Kicillof respaldaron el programa Precios Justos de Sergio Massa

En medio de denuncias cruzadas, la Cámara de Diputados corre riesgo de quedar paralizada hasta marzo

La economía del próximo verano: cómo espera el Gobierno que evolucionen las principales variables macro

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba