Política

Javier Milei: “Cristina Kirchner renunció a ser candidata porque no tiene los votos para ganar”

El diputado libertario Javier Milei aseguró que la vicepresidenta Cristina Kirchner anunció que no competirá en las próximas elecciones porque “no tiene los votos para ganar”, elogió a los jueces que la condenaron en la causa Vialidad y trazó un sombrío pronóstico sobre la economía.

En una entrevista con Infobae, el precandidato presidencial por La Libertad Avanza advirtió que existen riesgos de que se repita el fenómeno “que se vayan todos” que se registró en el ocaso de la Convertibilidad, a fines de 2001, porque “los políticos le dan la espalda a la sociedad y sólo se preocupan por “negociar cargos, plata y corruptelas”.

“Estamos conjugando la suma de todos los males y por lo tanto estamos ante la posibilidad de que ocurra una crisis económica que va a ser la peor de la historia”, afirmó, después de recibir un doctorado honoris causa en el instituto universitario Eseade. Y al referirse a la condena a seis años de prisión por maniobras ilícitas con la obra pública de Santa Cruz, Milei afirmó: “En la cárcel, todos los reos dicen que son inocentes”.

En lo vinculado a propuestas electorales, insistió con que habría que convertir Aerolíneas Argentina “en una suerte de cooperativa”, planteó que debería re privatizarse YPF y no descartó el regreso del sistema de jubilación privada: “Hay que reformar el sistema previsional. Se podría convocar a una consulta popular para que defina si hay que volver a las AFJP”.

– En los últimos días planteaste que la economía argentina se está acercando a una crisis que puede ser la peor de la historia. ¿Qué implica y, sobre todo, cuándo se puede dar eso no?

El cuándo es imposible saberlo. El tiempo es del Creador y no hay forma de saberlo. Respecto a la situación de la economía argentina está todo dado para la peor crisis de la historia. ¿Por qué? Porque tenemos indicadores sociales peores que en el 2001, tenemos un desequilibrio monetario que es el doble del que teníamos en la previa del Rodrigazo, y hoy la dinámica del balance del Banco Central, en lo que se refiere a la relación Leliqs -pasivos remunerados en términos de base monetaria, o sea pasivos no remunerados- hoy estamos en los niveles del último trimestre de 1988, es decir la previa de la hiperinflación.

– Es un escenario muy complicado.

Estamos conjugando la suma de todos los males y por lo tanto de que ocurra una crisis que va a ser la peor de la historia. Para que te des una idea, tenemos un desequilibrio peor que el que teníamos en la previa del Rodrigazo, que implicó multiplicar por 6 la tasa de inflación y por 5 la cantidad de pobres. Multiplicar por 6 hoy la inflación te llevaría a niveles del 600%, de mínima. Y multiplicar por 5 la cantidad de pobres es imposible porque estás partiendo de 40%. Es decir, no te dan los números.

¿Y cómo se resuelve eso en la vida real, ese techo del 100%? Con una brutal crisis social.

– ¿Ahora esto es inexorable o se puede hacer algo para que eso no pase?

Se puede hacer algo. Tenemos una propuesta muy concreta, un programa de reformas estructurales de primera, segunda y tercera generación. La primera generación implica una fuerte reforma del Estado, que implica una fuerte reducción del gasto público, una reducción de impuestos. Y no sólo eso, sino desregular y además avanzar hacia la reforma financiera y monetaria que a la postre termine con el Banco Central.

– Ante este escenario tan dramático ¿llegamos a las elecciones, a agosto y octubre?

Cuando mirás la historia e identificás cuál es el problema estructural de la Argentina no tenés problemas para hacer el diagnóstico y hacia dónde tenés que ir. Lo único que cambia son las velocidades. Si vos tenés que resolver, por ejemplo, la eliminación del Banco Central en el medio una hiperinflación es muy rápido. Si lo tenés que hacer sin una hiperinflación, demanda dos años y medio.

Entrevista-a-Javier-Milei
Al recibir el doctorado honoris causa, Milei presentó una ponencia sobre los "fallos de mercado". (foto Alejandro Beltrame)

– ¿Esa hiperinflación está más cerca o más lejos de producirse?

Es cada vez más probable. Si la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario generado por un exceso de oferta, porque cae la demanda o porque pasan las dos cosas, tenés un problema con la emisión monetaria pasada, por los rezagos de la política monetaria.

Los desastres hechos durante los últimos dos años, aún cuando hoy frenes la emisión monetaria, van a hacer que sigas teniendo inflación. Hay un problema con la emisión monetaria presente -con todo lo que es la emisión para financiar de déficit fiscal- y tenés un problema con toda la emisión monetaria futura, que tiene que ver con las Leliq.

Hoy tenés 2,2 veces en Leliq que de base monetaria. Y además tenés una tasa de interés del 107%: quiere decir que en un año, al menos, se va a estar duplicando la cantidad de Leliq, con lo cual te vas a una relación de cuatro a uno, peor que la que tenías en la híper.

Además te queda el déficit fiscal por financiar en el mercado doméstico, que va a terminar siendo Leliq, con lo cual vas a ir a una relación cinco a uno. Si a vos se te llega a caer la demanda de dinero, eso va a generar una mega crisis que va a terminar en una híper.

– Vinculando esto a la cuestión política, Jaime Durán Barba dijo que la clase política no es consciente de que se puede volver a un “que se vayan todos”. ¿Creés eso es posible? ¿Te puede arrastrar esa crisis también a vos?

Creo que están dadas todas las condiciones para que haya un “que se vayan todos”, porque básicamente los políticos viven de espalda a la realidad. Están todo el día mirando el negocio chiquito de ellos, negociando cargos, plata, corruptelas, todo el tiempo y viven de espaldas a la realidad.

Y en mi caso, justamente es todo lo contrario a eso. Yo justamente soy un outsider y lo que vengo a hacer es romper con el statu quo, donde es una situación donde los únicos que progresan en Argentina son los políticos. Ya de base le devuelvo a la gente lo que se me paga como dieta.

Cristina Kirchner anunció que no será candidata a nada en las próximas elecciones y desafió que "la metan presa".
Cristina Kirchner anunció que no será candidata a nada en las próximas elecciones y desafió que "la metan presa". (AGUSTIN MARCARIAN/)

– Te pido una reflexión sobre la condena a Cristina Kirchner. ¿Creés como dijo ella que es víctima de lawfare o de una mafia judicial?

A mí me parece una muy buena señal que se haya condenado a una persona cuando aún está en el poder. Eso habla muy bien del coraje de estos hombres que llevaron a cabo este juicio. Se han cargado a sus hombros la República y, de hecho, al fiscal Diego Luciani se conoció hoy que fue agredido por alguien muy cercano a Cristina Fernández de Kirchner, como Artemio López y su mujer.

A mí me parece que los jueces han hecho un excelente trabajo. La democracia se sostiene justamente sobre la idea de la República y defender la República es que la Justicia sea independiente. Me parece una excelente noticia, aunque después las cuestiones técnicas, no las sé.

Cuando vas a la cárcel, todos los reos dicen que son inocentes.

– ¿Y Cristina dice lo mismo?

El fallo, la condena, está.

– Ahora que Cristina dijo que no va a ser candidata ¿Puede agravarse o se va a reducir la grieta? ¿Qué reflexión te merece este anuncio que hizo? ¿Le creés?

Vamos por partes: en realidad es un falso renunciamiento. No es que ella renuncia a las candidaturas porque no quiere. En realidad, ella renuncia porque no puede. Hoy Cristina tiene una imagen negativa del 75%. por lo tanto tiene un techo electoral muy bajo.

Si bien es la persona que más votos tiene en el Frente de Todos, con cualquiera que vaya a una elección, si lograra pasar a segunda vuelta, pierde. No es que renuncia por un desprendimiento. No renuncia a nada porque no tiene nada. Tiene un montón de votos, pero no tiene votos para ganar, y de hecho, cuando ganó el Frente de Todos en la última elección (presidencial) tuvo que ver con un engendro electoral que ahora lo estamos pagando, que es un desastre.

Igual, hay una parte muy positiva: esto quiere decir que Cristina Fernández de Kirchner no vuelve, entonces no se puede amenazar más con el cuco. Esto es muy positivo, porque de cara a la próxima elección, en lugar de estar viendo a ver quién es más antikirchnerista, vamos a poder discutir libremente ideas, y no que estés tratando de estigmatizar a otros acusándolo de funcional al kirchnerismo.

– Si tuvieras que elegir el menos malo, entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio.

Es una falsa elección entre ellos dos, porque en realidad son cómplices. Fíjate como en el Congreso Juntos por el Cambio cada vez que se trata de guita los acompaña. Mirá el Presupuesto.

– Dejame que te reformule la pregunta ¿con quién te gustaría ir a un balotaje? ¿Con el kirchnerismo o con Juntos por el Cambio?

No me importa. Voy contra cualquiera. Contra cualquiera de los dos les ganó en el balotaje.

– Llegamos a fin de año y la Cámara de Diputados está casi paralizada, hay crisis y tensión en el Congreso, la Justicia, también en el Gobierno. ¿Qué está pasando en Argentina a nivel institucional?

Que el sistema está podrido y se está cayendo y los políticos no lo quieren ver. Esos mismos políticos me tratan a mí como un error. La casta política dice que nosotros, los liberales de La Libertad Avanza, somos un error. Los políticos no lo quieren ver, porque implicaría que se hagan cargo, que ellos son el problema y no la solución.

Por eso vinimos nosotros, para romper con el status quo y para quitarle el poder a los políticos para devolvérselo a la gente.

– Está planteándose como un problema grave de la economía el tema de las empresas públicas. Quiero preguntarte por Aerolíneas Argentinas, YPF y las jubilaciones. ¿Hay que volver a las AFJP?

Lo que tiene que ver con Aerolíneas yo dije que había que dársela a los empleados. La convertís en una suerte cooperativa y que se hagan cargo de las empresas los sindicatos, que las manejen, con una política de cielos abiertos y compitiendo. En el caso de YPF está claro que no funciona como debería funcionar, sino que fíjate todo el valor que perdió desde que se estatizó. La gestión es un desastre, por lo tanto habría que volver a privatizarla y habría que volver a profesionalizarla y sacar a estas alimañas, estos sátrapas, chupasangres que viven sacando guita de ahí en desmedro de todos los argentinos.

En el caso del sistema previsional, el sistema previsional está quebrado. Ahora el tema es que tenés que hacer la reforma del sistema previsional. Lo que consideramos es que la reforma del sistema previsional corresponde a las reformas de segunda generación. Primero tenés que hacer la reforma del Estado, bajar el gasto público, bajar los impuestos, desregular la economía, desregular el mercado laboral, abrir la economía, terminar de una vez por todas con la inflación.

Tenemos que generar mucho crecimiento, intensivo en trabajo, durante muchísimos años, con lo cual vas a tener mucha más gente trabajando porque va a aumentar la PEA (población económicamente activa) y vas a tener salarios reales más altos. En esa circunstancia, vas a poder sanear el sistema previsional y vas a poder hacer la reforma, que es una reforma de segunda generación, sin vulnerar los derechos de los actuales jubilados.

Entrevista a Javier Milei
Milei advirtió que se puede repetir un fenómeno como el "que se vayan todos" del 2001.

– ¿Pero eso implica un eventual regreso de las AFJP?

Podría ser el caso. Eso se puede someter a la consulta popular.

– ¿Someter el tema a una consulta popular volver o no a las AFJP?

Sí, claro, obvio. ¿Por qué fuimos al sistema de jubilación privada? Porque el Estado te había estafado. Una vez que se arregló y se recompuso el sistema ¿qué hicieron los políticos? Te volvieron a robar y las estatizaron.

Un año antes de ser estatizadas, se planteó una consulta popular sobre si querían que vuelva al Estado y la gran mayoría dijo que quería seguir en el sistema privado. Como a Kirchner eso no le gustó ¿al otro año qué hizo con Amado Boudou? Las estatizó y nos robaron esos fondos y nos destrozaron nuevamente las jubilaciones.

Lo que hay que hacer es reconocer el problema que tiene el sistema previsional y entender que es una reforma que tiene que ver con el largo plazo. Y para hacer esa reforma, es una reforma de segunda generación, no es ahora. Es una reforma después de haber hecho todas las que acabo de describir para que se pueda arreglar el sistema previsional sin vulnerar derechos la del final.

– ¿Quién va a ser tu candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires? ¿Tenés algún nombre?

Vamos a ponerlo en estos términos: decían que yo no podía construir estructura y ya tengo estructura en los 24 distritos. Las candidaturas se van a definir más sobre el año, que en el medio compitan y de ahí van a surgir los mejores.

Con toga y birrete

Entrevista-a-Javier-Milei
Milei presentó su ponencia después de un discurso del filósofo Alberto Benegas Lynch. (foto Alejandro Beltrame)

– Recibiste el doctorado honoris causa de parte del instituto universitario ESEADE. ¿Podrías resumir tu ponencia sobre los fallos de mercado?

El eje central fue mostrar que el análisis neoclásico tiene un error de origen y que los economistas nos hemos enamorado tanto de una estructura matemática, que cuando la realidad no coincide con el modelo, en lugar de querer modificar el modelo, lo llamamos “fallo de mercado”. Esa visión de considerar los fallos de mercado, da lugar a la intervención del Estado.

Cada vez que aparece una intervención del Estado, aparece el fallo del Estado, donde el resultado emergente es peor el que teníamos originalmente. Eso conduce a nuevas dosis de intervención, y entonces aún economistas que son liberales, terminan siendo funcionales al socialismo, porque terminan validando dosis de intervención cada vez mayores.

– Este “fallo de mercado” que describís desde la teoría ¿qué impacto concreto tiene en la economía del día a día? ¿Dónde lo podemos ver?

Es muy claro. Por ejemplo en toda la estrategia del foro de San Pablo, que tiene formas para impulsar la Unión Soviética latinoamericana. Lo hacen mediante la intervención de las empresas hasta asfixiarlas, para que se terminen entregando al Estado o el Estado las pueda expropiar por muy poco dinero. Básicamente eso se logra a partir de la regulación, que está sustentada en los supuestos “fallos de mercados”, cuando en realidad no existen. Mi concepto es que si vos crees que hay un fallo de mercado, lo primero que tenés que hacer es revisar que no esté el Estado y, si no está el Estado, hacé de vuelta en análisis, porque está mal.

– ¿La alta inflación y los problemas con el dólar pueden ser parte de esta lógica?

Sí, es parte también de esto, porque en el fondo, si hay algo que es bien socialista, es bien intervencionista, y que es una forma de expropiarle recursos al sector privado es justamente la política monetaria del Banco Central.

¿Qué es en el fondo la inflación? Es un impuesto no legislado. ¿Y qué es de hecho el control de capitales, el cepo al dólar? En el fondo es un mecanismo violento por el cual te obligan a demandar más dinero del que tendrías normalmente y eso aumenta la base imponible del impuesto inflacionario. Es una forma de estafarte.

Seguir leyendo

El peronismo empezó su duelo por Cristina Kirchner: entre la negación y el temor

¿Renunciamiento o rendición?: los mensajes cifrados de Cristina Kirchner tras su primera condena

Joaquín De la Torre recalienta la interna opositora bonaerense y apunta contra Diego Santilli

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba