Deportes

El homenaje del Atlético de Madrid a los argentinos campeones del mundo y la reacción de Griezmann con un llamativo nuevo look

*El homenaje a los campeones del mundo en el Wanda Metropolitano

Por la fecha 15 de la Liga de España, que marcó el reinicio de la actividad después de lo que significó el Mundial Qatar 2022, el Atlético de Madrid recibió al Elche con la misión de ganar para comenzar a enderezar el rumbo de un presente inestable, en el que está lejos del líder Barcelona y fuera de los puestos que otorgan la clasificación para la próxima Champions League.

Lo destacado no sucedió dentro de la cancha, ni cuando la pelota comenzó a girar por el Wanda Metropolitano. Es que después de la salida de los equipos, la presentación de las formaciones y el sorteo de los capitanes, la entidad capitalina le brindó un sentido homenaje a los finalistas de la última Copa del Mundo.

Con un llamativo look, Antoine Griezmann fue el primero en recibir el afectuoso cariño del público. El francés que quedó en las puertas de la gloria y no pudo repetir lo que había conseguido en la edición de Rusia 2018 fue titular en el Colchonero y por ello no lució la medalla de subcampeón. Pero lo destacado pasó por su cabellera, dado que el atacante rubio de ojos claros apareció con el pelo rosa furioso que acaparó la atención de los espectadores.

En cambio, los tres argentinos que habían tenido unos días más de licencia debido a los históricos festejos en Buenos Aires, se presentaron vestidos de civil con el brillo en el pecho de la presea que adquirieron en Medio Oriente. Con pantalones largos y camperas abrigadas, Rodrigo De Paul y Nahuel Molina se mostraron felices junto a Ángel Correa, quien permaneció en el banco de suplentes en el conjunto del Cholo Simeone.

Cabe recordar, que antes de arribar a Europa el ex Racing junto al Papu Gómez habían sido declarados Ciudadanos Ilustres de Avellaneda. En una ceremonia que se desarrolló en el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad bonaerense, los futbolistas estuvieron representados por sus madres, Mónica Ferrarotti (De Paul) y Mónica Villaverde (Alejandro Gómez), ya que ambos no pudieron asistir debido a su viaje a España para retomar la competencia.

La distinción destacó que tanto De Paul como Gómez “nunca se olvidaron de sus raíces y siguieron participando de la vida social de sus barrios y los clubes de los que surgieron”. El volante surgido de la Academia nació el 24 de mayo de 1994 en Sarandí y realizó sus estudios primarios y secundarios en el colegio Loreto; mientras que el atacante del Sevilla nació el 15 de febrero de 1988, realizó la primaria en la Escuela Número 1 de Avellaneda y la secundaria en el Instituto del Club Atlético Independiente; jugó al baby en Racing y luego pasó a Arsenal, donde llegó a la Primera División.

SEGUIR LEYENDO

“¿Qué mirá, bobo?”: un ajedrecista se presentó en un torneo con una camiseta con la frase de Messi y no le permitieron competir

Los detalles de la amistad de Scaloni y Aimar: del tuit premonitorio a la fórmula del éxito

Las perlitas de los entrenamientos de la selección argentina en Qatar: el penal que más practicó Messi y cómo impactó el arribo de Agüero

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba