Política

La mayoría de los municipios opositores de Buenos Aires recibirán menos fondos de coparticipación provincial este año

Para avanzar en el listado, haga click en la flecha de la derecha. Los municipios están en orden alfabético

En paralelo al recalentamiento del debate sobre los fondos coparticipables de la Nación a las provincias, luego del fallo de la Corte Suprema en favor de la Ciudad de Buenos Aires, en la Provincia de Buenos Aires hubo una discusión con mucha menos visibilidad pública, sobre los recursos que el gobierno provincial le coparticipa a los municipios. Se basa en el Coeficiente Único de Distribución (CUD), un indicador clave que se actualiza todos los años según distintos parámetros, y que se usa para definir el reparto de fondos que el gobernador Axel Kicillof le gira a las 135 intendencias bonaerenses en el principal distrito electoral del país.

El gobierno bonaerense envía en forma automática a los municipios solo el 16,14% de sus ingresos tributarios coparticipables (unos $5,2 billones). Se trata de una partida anual estimada para este año en $840.000 millones, según datos provistos por el Ministerio de Hacienda bonaerense a Infobae. La cifra es una base ya que se estima que subirá por el aumento de la recaudación debido a la inflación. Pero como el 100% de la “torta” a repartir es la misma, lo que ganan algunos distritos por la coparticipación según el CUD fijado para para este año siempre es en detrimento de otros.

Además de la coparticipación a los 135 municipios, del CUD depende también el reparto de otros recursos, como los $45.500 millones del programa Municipios a la obra (ex Fondo de Infraestructura Municipal, FIM), y $11.000 millones del Fondo de Seguridad. Ambos se reparten 50% por CUD y 50% por el índice de ingresos de los distritos.

Del análisis realizado por Infobae del CUD asignado a cada municipio en 2023, surge que son mayoría los distritos opositores que sufrieron una baja en este coeficiente. De los 58 cuyos intendentes pertenecen a Juntos por el Cambio, 43 registraron un recorte en los recursos que recibirán respecto del 2022, lo que equivale al 74% de los municipios conducidos por la principal fuerza opositora. Lo mismo sucede con los distritos en manos de intendentes vecinalistas: los cuatro que hay en el interior de la Provincia tendrán una merma en los fondos de coparticipación.

Elegir arriba la pestaña a visualizar

En cambio, solo el 52% de las intendencias manejadas por el Frente de Todos sufrirán un recorte. “Hay acuerdos con los amigos para subírselos y a otros se los bajaron, por la cara del intendente. No es transparente”, se queja un jefe comunal del oficialismo del Conurbano que no está en la mejor sintonía con el gobernador bonaerense ni La Cámpora.

Desde el gobierno a cargo de Kicillof rechazaron que exista discrecionalidad en la determinación del coeficiente para 2023. “El CUD se construye en base a una serie de índices que son informados por los municipios. No elige el gobierno provincial a quién sí o a quién no”, señalaron. “Habría que preguntarles a los municipios qué informaron que bajó, para saber por qué sus índices han descendido”, agregaron fuentes de la Gobernación.

En medio de los reclamos por este coeficiente y la negociación de los fondos para los municipios, la oposición terminó acompañando la aprobación del Presupuesto enviado por Kicillof en diciembre pasado, y exigió la publicación del CUD para 2023. Hacienda recién lo hizo en los primeros días de enero y ahí muchos intendentes se encontraron con una reducción en el coeficiente, y por ende en los fondos coparticipables que recibirán este año.

“A los de la oposición los caminaron. Le aprobaron todo a Kicillof en diciembre y, recién en enero, Hacienda hizo público el reparto por CUD. Le prometieron recursos extras por ATP (Aportes del Tesoro Provincial) pero no llegan a compensar la baja que sufrieron”, agregó un jefe comunal enrolado en el oficialismo.

Cómo se conforma el CUD

Esos $840.000 millones que el gobierno de Kicillof enviará a las municipios por la coparticipación secundaria, se distribuirán según el CUD conformado en función de tres grandes componentes: el 58% entre todos los municipios, según un régimen general que contempla la población (62%), la superficie del distrito (15%), y su capacidad de recaudación tributaria per cápita (15%) para compensar a los distritos con menos ingresos. Otro 37% del CUD se asigna según la cantidad de establecimientos oficiales para la atención de la salud, con o sin internación. Y el restante 5% del coeficiente, se reparte entre los distritos brindan servicios sociales transferidos (excepto salud).

Coparticipación Provincia de Buenos Aires
Como se compone el coeficiente con el que se coparticipan los ingresos tributarios de la Provincia

Salud y población

Pero si bien algunos de estos indicadores son objetivos – como la superficie o la población-, varios intendentes del oficialismo y la oposición advirtieron que hay algunos que pueden ser “dibujados”, como el componente referido a la salud. Un 37% del CUD se conforma a partir de la cantidad de camas en instituciones de salud oficiales en el Municipio, lo que hace que su peso en el número final sea alto.

“Históricamente, el CUD baja o sube muy poco. Pero como es un coeficiente polinómico, tienen muchas variables, algunas de las cuales se pueden tocar. Los municipios pueden inflar las camas ocupadas o las prestaciones brindadas, por ejemplo. Debería darse una discusión seria y transparente. Diez camas más o menos son millones de pesos, que si van a un municipio, no van a otro”, admitió un intendente del oficialismo que pidió no ser identificado.

Desde la oposición, Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, advirtió que “así como está compuesto hoy, no promueve la atención primaria que es la que deben priorizar los municipios. En cambio, pone el incentivo en la cantidad de camas de mayor complejidad, alentando que se dibuje su número para aumentar el porcentaje que reciben por el CUD. Hay una suerte de competencia entre municipios por informar más camas hospitalarias o prestaciones, que muchas veces no son tales”.

Otro componente con mucha incidencia en la conformación del CUD es la población, que suele perjudicar a los distritos del interior de la Provincia que no crecen tanto en habitantes como los del Conurbano. Esa migración hacia el Gran Buenos Aires se refleja en el CUD de los distritos que lo componen, en detrimento de los municipios del resto del territorio provincial.

Por otro lado, los datos que se toman son los del último Censo del 2010, que ya quedó muy desactualizado. Se esperaba que para calcular el CUD del 2023 estuvieran los datos del nuevo Censo que se hizo el año pasado, pero los resultados que debe difundir el INDEC vienen demorados.

“Nos preocupa que se sigan usando los datos del Censo 2010, pese a los años transcurridos. Por el retraso en conocer los datos del Censo 2022, el CUD para 2023 se sigue basando en ese dato de población viejo. Y por ejemplo, La Matanza por la población que arrojó en ese momento, mueve mucho el amperímetro y pesa mucho dentro del Régimen general. Como se trata de misma cantidad de plata a repartir, lo que se lleva de más un municipio, se le resta a otros. La Matanza viene recibiendo todos estos años muchos recursos en base al Censo 2010, y hay sospechas de que podría haber inflado sus números. Por eso presentamos el año pasado una denuncia ante la Justicia”, le dijo a Infobae Valenzuela, intendente del PRO, que sufrió una reducción del 2,32% en el CUD para 223. De 22 municipios de esa fuerza política,18 bajaron y solo 4 subieron.

Los municipios están en orden descendente por % del CUD asignado. Usar la flecha para avanzar en la lista

Los ganadores

El ranking de los más beneficiados en la variación para este año lo encabeza el municipio de Alberti, con una suba del 22,73% interanual. Es una localidad del centro-norte de la Provincia de poco más de 10.000 habitantes, según el Censo 2010, conducida por Germán Lago, del Frente de Todos.

Le sigue Escobar, el distrito del Gran Buenos Aires al que más se le incrementó el CUD para este año, en base a los indicadores del 2022, con una suba del 16,59%. Su intendente en uso de licencia por ocupar actualmente el cargo de secretario del Conocimiento de la Nación, es Ariel Sujarchuk, también del oficialismo.

Ante la consulta de Infobae, Sujarchuk señaló: “Escobar subió en el CUD por el crecimiento habitacional, un fenómeno que se da en toda la zona norte del Conurbano, y por la inversión en el sistema sanitario y el educativo. Tenemos dos hospitales nuevos y subimos de categoría en cuanto a la complejidad de las prestaciones sanitarias, pasamos de la 4 a la 6 (la más alta es la 8). Por otro lado, registramos bien los datos y entonces nos da más alto porque se computan todas las prestaciones que brindamos. La pandemia obligó a la carga online de las camas disponibles y ocupadas, y eso nos favoreció”.

Según precisó, el CUD de Escobar venía creciendo desde que asumió como intendente hace 7 años. “El salto se nota más ahora porque no hay tope en la suba como el que se fijó en 2022, ni congelamiento del coeficiente como en 2021, por ser el año siguiente al de la pandemia”, agregó el funcionario.

Del Conurbano bonaerense, el otro municipio del top 10 de los beneficiados que registra un aumento significativo en este coeficiente es San Martín. Su jefe comunal, también de licencia, es Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas de Alberto Fernández desde el comienzo de su gestión, quien dejó en su lugar a Fernando Moreira. Katopodis es uno de los ministros que, si bien está alineado con el Presidente, tiene diálogo con La Cámpora y no descuidó la relación con los intendentes ni con la gobernación bonaerense.

“En nuestro caso, hubo una fuerte caída en el servicio de prestaciones de las prepagas que migraron al sistema de salud público de San Martín, que es muy potente a nivel local, y soportó el traspaso. No todos los municipios tienen hospitales municipales en su territorio, o fortalecieron su sistema de salud. Nosotros tenemos 27 centros de salud municipales, un hospital de mediana complejidad y dos de baja complejidad, y un sistema propio de atención de emergencia desde los años ‘90. Por otro lado, funciona muy bien el nivel de registración de las prestaciones brindada por los centros de salud, que es la llave del CUD ya que en base a esa información se hace el cálculo. Antes era una declaración jurada que hacían los municipios. Ahora se informan en red y las prestaciones son auditadas por el Ministerio de Salud de la Provincia”, aseguraron fuentes de ese Municipio a Infobae.

Entre los 10 distritos bonaerenses que subieron su CUD para este año, hay solo tres de Juntos: General Viamonte, Pellegrini y Pinamar.

Del AMBA, otros municipios beneficiados con un aumento del CUD son Lomas de Zamora (4,30%), Tigre (2,51%), Ensenada (1,49%), La Matanza (0,99%), Malvinas Argentinas (0,98%), Moreno (0,86%), Avellaneda (0,79%), Pilar (0,45%) y José C.Paz (0,29%). Excepto Tigre, conducido por el ex massista Julio Zamora; Moreno, por Mariel Fernández, del Movimiento Evita; y José C. Paz, por el devenido en albertista Mario Ishii, todos están alineados con el kirchnerismo. Los únicos dos distritos opositores que subieron su coeficiente son La Plata (0,84%) y San Miguel (2,62%).

La suba del CUD para Lomas de Zamora despertó algunas suspicacias entre intendentes del propio oficialismo, ya que su intendente en uso de licencia es Martín Insaurralde, hoy jefe de Gabinete del gobierno bonaerense. “Es imposible que haya tenido el doble de prestaciones médicas en solo un año. Lo mismo para San Vicente, que es un municipio amigo de Insaurralde y tuvo una recomposición de 5 puntos. El tema es que si uno sube, otro baja porque la torta es la misma”, se quejó un jefe comunal peronista perjudicado.

Los perdedores

Entre los municipio del AMBA que perdieron con el CUD para este año, figuran algunos de los principales distritos en manos del Juntos por el Cambio como San Isidro (-3,59%), Tres de Febrero (-2,32%), Lanús (-1,78%), o Vicente López (-1,07%). El tema de la baja en este coeficiente fue tema de charla en el chat de los intendentes opositores de la Provincia esta semana que pasó, según pudo saber Infobae, ya que hay municipios más chicos que dependen más de ese aporte.

Una de las pejudicadas, Soledad Martínez, intendenta de Vicente López, le dijo a este medio que “los argumentos para una nueva baja en el CUD por parte de la provincia, son muy flojos como todo en la gestión de Kicillof”. Y agregó: “En nuestro caso es el segundo año consecutivo. El índice no es claro, y no parece casualidad que todos los municipios de Juntos bajan, y los del FdT suben. En algún momento habrá que discutir esto. En Vicente López la salud la da el municipio, con un sistema de calidad muy superior al provincial, y en el que no discriminamos a los vecinos por su municipio de origen”.

Pero también sufrieron un recorte en el CUD varios municipios del oficialismo, como Merlo, Zárate, Campana, Marcos Paz y Exaltación de la Cruz, todos con 5% menos; Ezeiza (-4,24%), Hurlingham (-4,15%), Esteban Echeverría (-4,11%), Berazategui (-1,26%), Ituzaingó (-1,14%), Morón (-1,02%), Quilmes (-1,00%), y Florencio Varela (-0,63%). Varios de sus intendentes, consultados por Infobae, manifestaron su enojo por esta situación, ya que aseguraron que sus parámetros no variaron.

Es el caso de Fernando Gray, de Esteban Echeverría: “Tengo los mismo indicadores de siempre, y sin embargo, tuvimos una baja. Voy a hacer una presentación formal al gobernador y a Hacienda. Nunca nos había pasado antes, excepto en la gestión de (María Eugenia) Vidal”, le adelantó a Infobae.

En la misma línea, fuentes del Municipio de Merlo informaron que están llevando adelante “un proceso de revisión general” del CUD asignado. “Nos llama mucho la atención la baja en este coeficiente, porque nuestros indicadores de gestión siguen siendo los mismos, no hubo baja en las prestaciones de camas y consultas médicas que siguen siendo las mismas”.

En medio de la negociación entre el oficialismo y la oposición de Juntos durante la votación del Presupuesto bonaerense 2023 en diciembre, se incluyó un tope del 5% en el recorte al CUD que puede sufrir un municipio de un año al otro. Los fondos adicionales que requieran, “serán cubiertos por todos los municipios que presenten incrementos en el CUD, de manera proporcional”, según figura en el texto promulgado.

En total, son 33 los distritos que sufrieron un recorte del 5% como tope, 17 de los cuales son de Juntos y uno de un partido vecinal.

Desde San Martín advirtieron a Infobae que, si no se hubiera fijado un tope del 5% en el recorte, a ese distrito “le hubiera correspondido quizás más, un 7%. Los municipios que registran bien terminan subsidiando a los que tienen sistemas pocos eficientes”.

Desde uno de los municipios oficialistas que sufrió ese recorte del 5%, afirmaron que la baja el CUD que sufrieron “sorprendió” y que “su conformación debería ser más transparente, con controles por oposición y seguimiento de indicadores trimestrales o semestrales, para evitar sorpresas”.

En la misma línea, pero desde la oposición, Valenzuela reclamó que el gobierno de la Provincia debería “corroborar y transparentar cómo se calcula el CUD para cada Municipio. “Si le baja a un Municipio de año a año, tiene que quedar claro el motivo, y que no haya discrecionalidad”. En ese sentido, informó que le hicieron una propuesta al Gobernador de crear una Comisión Bicameral de Auditoría del CUD conformada por todas las fuerzas políticas. “Es importante que quede claro cómo se conforma. Creemos también que hay que sacar al indicador de Salud del CUD, porque influye mucho en su cálculo y permite dibujos, según lo que informa cada Municipio”.

Procesamiento de datos y visualizaciones: Daniela Czibener

Infografía: Andrés Snitcovsky

Seguir leyendo:

La Legislatura bonaerense aprobó el Presupuesto 2023 y la Ley Impositiva

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba