Deportes

Estaba preso y le incautaron 270 mil dólares, pero donó 50 mil pesos y quedó libre: Caverna Godoy, el barra de River que amenaza con volver

Héctor "Caverna" Godoy
Héctor "Caverna" Godoy

El 23 de noviembre de 2018, un día antes de la definición finalmente frustrada por la Copa Libertadores entre River y Boca en el estadio Monumental, la Justicia allanó la casa de Héctor Guillermo Godoy, alias Caverna, el líder de Los Borrachos del Tablón. Además de sacarle casi 300 carnets de miembros de la barra y otras vituallas, se llevaron entre pesos, dólares, coronas danesas, reales, pesos mexicanos y guaraníes una cifra que medida en billetes estadounidenses daba por entonces 270.000 dólares teniendo en cuenta el cambio blue de aquel momento. Esa suma pasándola a dinero actual son más de 90 millones de pesos. En aquel momento se le abrieron a Caverna Godoy dos causas judiciales, una por lavado de activos que sigue tramitando en la Justicia Nacional y otra por reventa de entradas en la Justicia porteña. En ambas, sin prisión preventiva. Pero en abril del año pasado se le abrió otro proceso que sí lo dejó detenido cuando encabezó una caravana de 254 barras intentando ingresar al Monumental para un partido contra Argentinos Juniors.

Ese día le imputaron ser jefe de asociación ilícita más el delito de desobediencia por violar la prohibición judicial de concurrencia a los estadios. Pues bien, esa causa acaba de cerrarse y no le deja antecedentes: Caverna arregló el 30 de diciembre de 2022 con la Justicia un pago de 50.000 pesos al Hospital Garraham en concepto de reparación integral del daño y quedó en libertad (desde el 22/4/22 estaba cumpliendo prisión domiciliaria). Para la suma requisada en su hogar parece una cifra irrisoria, más si se tiene en cuenta que en la causa por lavado de dinero se le adjudican dos autos, una casa y 13 viajes al exterior en menos de cinco años siendo que no tiene trabajo registrado desde 2011 y que en su indagatoria dio como medio de vida ser changarín. Un changarín muy bien remunerado. Y, como si fuera poco, ya empezó a moverse para armar otra vez su grupo e intentar ganar la tribuna de River, que en el Monumental está libre de poder barra, pero en Copa Argentina y Libertadores sí se ve la presencia Borracha con sus rivales internos que tienen como referente al Pato Ariel en las tribunas.

El cierre de la causa de Caverna por ese exiguo monto llamó poderosamente la atención, pero en la Justicia porteña dan su explicación. Según fuentes de la fiscalía especializada en Eventos Masivos no lograron en la investigación tener pruebas concretas para acusarlo de ser jefe de una asociación ilícita, por lo que sólo quedaba en pie la desobediencia y entendieron que los nueve meses que llevaba preso Godoy eran castigo más que suficiente para un delito cuya pena máxima es de un año y que habitualmente no se castiga con encierro. Por lo que aceptaron la propuesta del abogado histórico de ese sector de la barra, Diego Valente, y el caso quedó cerrado. Con una ventaja para Godoy: la figura utilizada que está contemplada en el artículo 59 del Código Penal establece que se extingue la acción, por lo cual no le quedan antecedentes. Y éste es un tema no menor para Caverna que aún tiene tres causas en trámite.

De hecho la figura más habitual para cerrar causas es la de la probation, pero el ex jefe de la barra de River no podía acceder a ella porque ya tiene concedida en primera instancia una medida de este tipo en la Justicia Porteña. La probation la acordó con el fiscal Norberto Brotto en la causa por reventa de entradas de 2018, pero aún no se hizo efectiva porque Caverna quiere que le devuelvan la plata y Brotto se negó y ahora el reclamo está siendo analizado en la Cámara. ¿En qué se basa para pedir que le reintegren el dinero? En que todos los dólares encontrados en su hogar eran de otro barra, Gustavo el Tachero Luzzi, que los habría obtenido de la venta de una propiedad y se los había dado para que se los cuidara. El fiscal lo miró como Messi al jugador holandés Weghorst cuando le dijo la famosa frase de “andá pa’ allá” y ahora deberá resolver el superior. Eso sí, cuando falle la Cámara y la cumpla, tampoco le quedarán registrados antecedentes penales.

Parte de Los Borrachos del Tablón, comandada por Caverna Godoy
Parte de Los Borrachos del Tablón, comandada por Caverna Godoy

Buen abogado o buena suerte, lo cierto es que Caverna Godoy sólo tiene ahora dos causas abiertas. Una como partícipe de administración fraudulenta bajo la gestión de Daniel Alberto Passarella en el club, donde se lo acusa de manejar la reventa de 1500 tickets por partido, causa iniciada en 2012 y que más de diez años después no tiene fecha de juicio y la causa por lavado de dinero por lo hallado en su casa en el allanamiento previo a la final de la Libertadores. Pero no parecen preocuparlo porque quiere volver. Quizá se ampara en su supuesta buena estrella.

Caverna ingresó a la tribuna a fines de la década del 90, cuando comenzaba a armarse el conocido grupo de “Los Yogures”, tal como despectivamente los llamaban a los barras con físico de patovicas que se entrenaban en el gimnasio del club y eran conducidos por Adrián Rousseau y Alan Schlenker, facción que tomó el control del Monumental en 2002, y Godoy fue uno de los siete Borrachos elegidos por la Comisión Directiva para ponerlos como empleados de planta permanente de la institución con sueldos siderales, que habría sido la forma de blanquear los ingresos que obtenían por los negocios de la cancha.

Pero en 2007 estalló la interna entre Rousseau y Schlenker en la famosa batalla de los quinchos y Godoy quedó del lado del primero, por lo que fue raleado de la tribuna ganada por la banda de Palermo. Pero tras el crimen de Gonzalo Acro producido ese mismo año, aquella facción terminó tras las rejas y Godoy volvió ya como líder de Los Borrachos junto a Martín Araujo, cargo que le duró hasta noviembre de 2018 y que después intentó mantener con altibajos hasta abril de 2022, cuando cayó preso. Ahora está en libertad. Y a sus íntimos le asegura que va por todo de nuevo. Veremos si lo logra este barra que saltó de changarín a millonario y cerró una causa pagando apenas 50.000 pesos.

Seguir leyendo:

Mientras cumple prisión perpetua, Alan Schlenker, ex líder de la barra de River, sacó el vino de Los Borrachos del Tablón

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba