Política

La Cámpora y el intendente Zabaleta profundizan el fuego cruzado en Hurlingham por la obra de un hospital

Hospital PAMI en Hurlingham
El proyecto del Hospital de PAMI en Hurlingham, nuevo foco de conflicto entre La Cámpora y el intendente Juanchi Zabaleta

La fractura expuesta entre La Cámpora y el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, se traslado al plano de la gestión más llana. Después de la andanada de despidos y renuncias de funcionarios en el gabinete municipal, el conflicto escaló en torno a la continuidad de una de las obras más importantes que se ejecutan en el distrito; la construcción del Hospital Diagnóstico y Tratamiento Integral de PAMI.

A pocas horas de echar a cuatro funcionarios que simpatizaban con el kirchnerismo, Zabaleta envió una carta a la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, en la que manifestó su preocupación por el posible freno de la obra del centro de salud destinado a los jubilados y reclamó una “mesa de trabajo conjunta”.

Ante el pedido formal de precisiones, Martín Rodríguez, el número 2 en el PAMI, le contestó a Zabaleta con otra misiva muy crítica en la que garantiza la finalización del hospital en el plazo previsto para mayo de 2023. “Fuimos nosotros los que diseñamos el proyecto del nuevo Hospital, los que estudiamos su viabilidad y otorgamos el financiamiento para llevarlo adelante. Nuestro compromiso con la construcción de ese hospital es indudable”, subraya en el texto el funcionario.

La obra en cuestión se inició con Damián Selci, el ex intendente y concejal de La Cámpora que estuvo a cargo del municipio cuando “Juanchi” -en uso de licencia- asumió como ministro de Desarrollo Social. Tras esa experiencia, Zabaleta volvió a la comuna en octubre y negoció el traspaso con la agrupación de Máximo Kirchner. Pero con el estallido de la interna, el fuego cruzado de los últimos días y el aluvión de los 11 funcionarios que renunciaron “en solidaridad” con los desplazados colocó a distintos aspectos de la gestión en zona de incertidumbre. Y Zabaleta hizo pública su preocupación en torno al proyecto.

Te puede interesar: Se agudiza la interna entre Zabaleta y La Cámpora en Hurlingham con una masiva renuncia de funcionarios

maximo kirchner juan zabaleta martin insaurralde
El intendente Juan Zabaleta ocupa el centro en un acto junto al diputado Máximo Kirchner y el jefe de gabinete de ministros bonaerense, Martín Insaurralde (Crédito: Prensa PBA)

En La Cámpora estaban extrañados por el reclamo de Zabaleta sobre el hospital de PAMI. Al igual que con los “despidos” en el gabinete, no hubo una comunicación previa en el planteo.

Para Selci y los suyos, la obra es una apuesta que está íntimamente ligada a sus 14 meses de gestión. De hecho, el proyecto tiene el sello de Luana Volnovich y Martín Rodríguez, el subdirector ejecutivo de PAMI y principal referente de La Cámpora en Hurlingham. De cara a las elecciones y a las PASO de 2023, el proyecto es un capital político. “No hay modo de sospechar que quisieramos interrumpirlo”, aseguran desde el kirchnerismo.

Te puede interesar: Se agudiza la interna entre Zabaleta y La Cámpora en Hurlingham con una masiva renuncia de funcionarios

Cerca de Selci aseguran que el avance del proyecto nunca tuvo problemas cuando estaba bajo control del arquitecto Facundo Cadavid, uno de los secretarios simpatizantes de La Cámpora. El profesional estaba en el área de Obras Públicas y fue removido en remplazo por un funcionario de la confianza del intendente Zabaleta. Así, las dudas comenzaron con el recambio de gabinete.

El concejal Damián Selci, de La Campora, en la presentación del proyecto del centro de salud
El concejal Damián Selci, de La Campora, en la presentación del proyecto del centro de salud

La construcción del centro de salud depende del financiamiento de PAMI, pero la etapa de implementación está a cargo de Hurlingham. En medio de ese tironeo y los reproches cruzados, Martín Rodríguez ofreció en la carta dirigida a Zavaleta “la alternativa de que el municipio ceda al PAMI la ejecución de la obra” con la intención de “despejar cualquier versión sobre afectaciones y demoras”. Según el número 2 de Volnovich, el traspaso de esa responsabilidad se realizó en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó, el de Esteban Echeverría y el de Escobar.

El tono del texto insinúa a que Juanchi Zabaleta tendrá que afrontar el costo político ante posibles demoras. Y pide premura tanto en la respuesta de precisiones como para designación del funcionario técnico municipal que seguirá la supervisión de la obra.

“El PAMI puede garantizar el cumplimiento de estos plazos. Si usted, en cambio, desea continuar con la ejecución municipal de una obra que tiene financiamiento del PAMI, tendrá que cumplir los tiempos previstos y deberá asumir la responsabilidad por cualquier demora que pudiera suscitarse. Los fondos del organismo llegarán a las cuentas municipales con absoluta regularidad”, subraya Rodríguez en su carta. “Queda a criterio suyo si prefiere mantener la ejecución municipal o cederla al PAMI. Sólo le pido que responda a la brevedad, porque en temas de salud lo más grave de todo es perder tiempo”, agrega.

Hospital PAMI en Hurlingham
El nuevo hospital de PAMI ofrecerá un servicio de alta complejidad y contará con 2300 metros cuadrados

La carta de Martín Rodríguez, con fecha al 12 de enero, llegó el viernes a última hora ante Zabaleta, indicaron desde el equipo del intendente a Infobae. Y anticiparon que el municipio mantendrá la ejecución de la edificación del centro de salud ante el ofrecimiento del PAMI. “Lo importante para el intendente es que se construya el hospital. Es muy importante para los adultos mayores de la zona que se termine en tiempo y forma”, señalaron en off desde el municipio.

El proyecto de PAMI se origina en un déficit real en la atención de salud de los afiliados de Hurlingham, el único punto de acuerdo entre Zabaleta, Selci y las autoridades de PAMI. Hasta principios de 2020, los beneficiarios de la obra social se atendían por convenio en la Clínica Sagrado Corazón, una institución que registraba uno de los puntajes más bajos en calidad de la atención de la provincia de Buenos Aires. Siempre funcionó mal y era conocida con el mote tragicómico de “camino al cielo”.

En caso de no haber contratiempos, el nuevo edificio que se edifica en las calles O’Brien y Guardia Vieja, en el barrio de Villa Alemania, contará con 2300 metros cuadrados. Tendrá 8 consultorios externos, 24 puestos de internación adultos y una aparatología sofisticada con quirófano, dos shock rooms y equipos de resonancia magnética nuclear, tomografía, ecografía y mamografía.

Para La Cámpora, el nuevo hospital es un eje que le permite diferenciarse de la gestión de Zabaleta. El intendente, en tanto, confía para la campaña electoral que se avecina en la gestión y el poder territorial que logró consolidar con el tiempo.

El álgido intercambio público y epistolar entre funcionarios de La Cámpora y el jefe comunal -que se politiza hasta en detalles técnicos que podrían ser aclarados apenas con respuestas administrativas- son sintomáticos de la ausencia de diálogo político y el estado de conflicto de la interna del Frente de Todos en Hurlingham que, de no modificarse, se encamina a tener un correlato electoral en las primarias con una disputa abierta.

Seguir leyendo:

Massa y Kicillof se reunieron en Mar del Plata: el gobernador bonaerense volvió a apuntar contra la Corte y Larreta por la Coparticipación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba